Los Signos Zodiacales

 

"Desde el Zodiaco, nosotros sabemos que la energía se manifiesta en una serie de fases que implican formas discernibles. Estas son vehículos- por no decir encarnaciones- de un proceso único, y por lo tanto, están intrínsecamente ligadas unas a otras. Por eso me interesa que seamos capaces de ver en el Zodiaco como un patrón energético global, y poder comprender cada uno de sus espacios -aquello que llamamos signos- como mutuamente implicados, como en todo mandala

El segundo punto relevante es poder tener presente en la conciencia que la matriz zodiacal es creadora -o si se quiere ser más cauto, significadora- de diferentes niveles de realidad. (....)

En este sentido, tenemos que hacer un esfuerzo en nuestra época, un tanto resistente a los viejos sistemas de correspondencias, para no reducir la astrología al mundo del psiquismo. Lo humano es solo un nivel particular de manifestación- o significación- astrológica.

El Zodiaco es un sistema vibratorio - por usar una metáfora energética-  en el cual cada una de sus zonas, como si fueran los trastes de una guitarra circular, vibra de una manera específica. Al vibrar, cada uno en su nota, materializa formas ligadas a esa cualidad particular. Dentro de estas, la forma humana y sus características psicológicas inherentes, el modo como toma conciencia el hombre, es solo un caso más. Cáncer, por ejemplo, es una matriz significadora -o proporción  creadora, según como queramos mirarlo, de cuevas, úteros, huevos, casas o personas maternales. Escorpio lo es para venenos, pantanos, excreciones, psiquiatras o todo tipo de curadores. Y asi....

Empequeñecer la astrología a lo humano, es, a mi juicio, una tendencia muy peligrosa que creo surge de querer eludir, en forma inconsciente, el misterio del entramado cósmico que la astrología nos propone. (....)

El Zodiaco es una estructura "sincrónica" y al mismo tiempo, secuencial. Sintéticamente, es una estructura implícita en su misma manifestación. Aparece secuencialmente, pero está implícita estructuralmente. En realidad, hay una secuencia lógica entre un signo y otro, pero al mismo tiempo, una coherencia sincronística. (....)

Dado un cierto comienzo, está implícita una cierta estructura, que será llenada progresiva y secuencialmente. Eventualmente, hasta podría no llenarse en su totalidad. Hacerlo es una cuestión de tiempo y condiciones. Este es un  concepto esencial en astrología: que algo pueda no llenarse en un tiempo dado, pero que está latente para hacerlo, si aparecen las condiciones de contexto..."

Extracto de Ascendentes en Astrología, de Eugenio Carutti

 

Louise Huber “ Los Doce Arquetipos”

En psicología, los arquetipos se definen como imágenes o modelos primordiales del inconsciente colectivo que determinan en gran medida el comportamiento humano. Estas imágenes primordiales también pueden considerarse como concentraciones de energías inconscientes con una estructura común. Los arquetipos producen efecto en los individuos que han desarrollado sensibilidad los mismos y que muestran una estructura similar. La astrología moderna reconoce que los elementos astrológicos, sobre todo los signos zodiacales y los planetas, también tienen carácter arquetípico. Se ha demostrado que personas con el Sol en el mismo signo, es decir, individuos que han nacido en el mismo mes, reaccionan de forma similar ante situaciones parecidas. La parte arquetípica del signo correspondiente muestra unas características similares. Jung describe los efectos arquetípicos del inconsciente colectivo de una manera que puede trasladarse a los doce signos zodiacales y también al contenido simbólico de las energías planetarias. Dice:

"El inconsciente colectivo es la realidad psíquica primordial la fuente de todas las motivaciones y formas originales humanas, y de los arquetipos de vida. No es una dimensión de impulsos e instintos sino un espacio de imágenes simbólicas. Es el reino de la fantasía creativa del espíritu, en donde el sentido de valor no está sujeto a la razón. El inconsciente, el consciente y el ámbito de lo supra personal forman un campo común de relaciones sociales y valores éticos en el que cualquier cosa que ocurra tiene influencia en todos los puntos del campo"

Según esto existe una sustancia o una energía única y homogénea que une a todos los seres vivos. La única forma de experimentar esto es introducirse con la conciencia en los más profundos niveles de nuestro ser y, para ello, la psicología astrológica y la meditación son de gran ayuda. Este modelo vivo y orgánico del mundo debe tenerse presente en cualquier tipo de reflexión sobre el ser humano y también en meditación. De este modo vamos de lo global al detalle, del todo a lo individual, de lo grande a lo pequeño, y no al contrario. En la naturaleza siempre vemos primero el bosque y después los árboles, primero el prado y después la hierba, en primer lugar el individuo en toda su apariencia y después las singularidades de su carácter. En psicología astrológica, al hacer la interpretación de un horóscopo, el todo o la unidad se considera más que la suma de las partes que el intelecto analítico tiende a separar. Por eso, el enfoque adecuado para la correcta comprensión de las relaciones astrológicas y espirituales es el que se basa en la percepción sensorial y sensitiva, y en la inmersión en la realidad vital.

Fragmento del libro "Los Signos del Zodiaco Reflexiones y Meditaciones por Louise Huber"

http://www.amazon.es/Los-Signos-Zodiaco-Bruno-uber/dp/8493279005

 

La siguiente descripción de los Signos del Zodiaco es una serie de notas que escribió Claudia Aguilar  Licenciada en Comunicación Social  Periodista y alumna de Astro-síntesis para el diario Primera Edición.

En la parte gráfica colaboró Marina Berraz Ibarra Diseñadora Gráfica y Publicista.

 

 

Como es arriba es abajo

Con la astrología se descubre la relación que hay entre las estrellas y el hombre, y la unidad que existe entre el cielo y la tierra, “como es arriba es abajo y como es adentro es afuera”. Esto tiene una correspondencia  simbólica con la carta natal, es un mapa que detalla cómo estaba el cielo en el momento de nacer una determinada persona. Significa “un momento particular del cosmos, del espacio y tiempo”.  

La astrología “es un lenguaje sagrado” sirve para indagar y dar un significado de cómo funciona esa relación del cosmos con nuestra vida, donde se trata de percibir la realidad de una forma diferente a la establecida culturalmente.

 Aries: El guerrero

Cada signo del zodiaco tiene una energía que se corresponde con una psicología, por ejemplo ARIES es la energía del nacimiento, es la explosión que genera el Big Bang dando origen a la Universo, es el fuego iniciático de la vida. Es el primer signo del zodiaco, el número 1, con ARIES se inicia el año nuevo astrológico 2016. 

Aries es un signo del elemento Fuego cuyo planeta regente es Marte, está simbolizado por la figura de un carnero. 

Como arquetipos arianos tenemos al Dios creador (da origen al Mundo) y también el guerrero (pelea, acciona y pone el cuerpo para defender una causa).

Una persona nacida bajo este sol puede ser psicológicamente  impulsivo, audaz, competitivo, instintivo, creativo, belicoso y siempre estará listo para la acción. 

También, algunos representantes de este signo son abre caminos, verdaderos pioneros y entusiastas en todas las actividades que desarrollan, independientes, auténticos guerreros de la vida.

 

¿Qué podemos hacer?

Durante el mes de Aries (21 de Marzo al 20 de Abril) es muy propicio para empezar actividades laborales, deportivas, sociales, culturales entre otras. Iniciar un romance muy esperado, viajar al lugar que siempre deseamos conocer, dar los primeros pasos y ejecutar el proyecto tan añorado o simplemente empezar las clases de pintura. 

En pocas palabras hay que ponerse en acción y en movimiento para concretar nuestros sueños.

Actividades relacionadas con Aries: natación, esgrima, boxeo, artes marciales,  bombero.

Objetos relacionados con Aries: espadas, cuchillos, dardos, tijeras, flechas.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/217615/como-es-arriba-es-abajo-.html

 

Tauro: Momento para conectarnos

Este es el momento para conectarnos con el disfrute de los sentidos y estar unidos con la madre naturaleza.

En Aries la energía es de pura acción, impulso y explosión; en cambio en Tauro es el momento donde se forma la materia, aquí la energía sufre un freno, paramos a contemplar el bello paisaje y observar al toro pastando. 

 

Lo energético de Tauro es lentitud, desaceleración, acumulación, densidad, materia prima, potencia, sustancia, nutrición y crecimiento, entre otras. Esto puede traducirse en la psicología de un taurino, en la necesidad de acumulación al punto de ser posesivo con sus bienes materiales (avaro) y con su pareja al extremo de ser celoso, no le gusta el cambio. También son personas perseverantes, resistentes, nunca renuncian a sus deseos y ambiciones; son verdaderos poseedores de valores espirituales y materiales (les gusta vivir bien, tener dinero y gozar de los placeres de la vida). 

 

Esta energía nos invita a conectarnos con el disfrute de los sentidos y estar unidos con la madre naturaleza, tanto el hombre como la mujer taurinos respetan todos los ciclos naturales de la vida.

 

Símbolo: El Toro

Tauro es el segundo signo del zodiaco, tiene como elemento a la  tierra y su planeta regente es Venus, que representa lo femenino. Al ser un signo de tierra los hace más concretos y prácticos al actuar, necesitan el contacto corporal (el abrazo) y son muy sensuales. Se representa con el dibujo simbólico del Toro, animal que es fuerte y poderoso.

 

Durante el mes de TAURO (22 de abril al 21 de Mayo) es el momento en qué se concreten o materialicen nuestras ideas o algún trabajo y podamos disfrutar de sus frutos. Buda nació en el mes de Tauro, su sabiduría  transmite “la  percepción de la belleza, el mantenimiento de la fé y la conservación de la bondad y de la luz son los elementos que constituyen la fuerza espiritual del Buda Iluminado, y por lo tanto, son también el objetivo a alcanzar por los nacidos bajo este sol”.

 

Órgano del cuerpo relacionado con Tauro: el cuello que nos indica que debemos aprender a inclinar nuestra cabeza, mirar en nuestro interior, permanecer tranquilos y estar agradecidos.

 

Actividades relacionadas con Tauro: banquero, masajista, chef, agricultor, monje budista, peluquera, cosmetóloga.

 

Objetos relacionados con Tauro: alcancía, heladera, sauna, artículos de belleza (cosméticos, perfumes), ollas y sartenes.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/218681/tauro-momento-para-conectarnos.html

 

Géminis: Símbolo del cambio, la mente en movimiento

En Géminis es el momento que se vuelve a abrir aquello que se fijó o materializó en tauro, es comenzar nuevamente la exploración que genera la apertura y diversificación, surgen otras posibilidades. Ahora todo se empieza a dividir y aparecen múltiples alternativas. Se manifiesta en la gente una sensación de dispersión, es ideal para iniciar nuevos cursos, proyectos, terapias y trabajos.

 

Géminis es el símbolo del cambio, la mente humana en movimiento  que constantemente adquiere conocimientos y los difunde velozmente a los demás. 

 

Los  periodistas o comunicadores realizan una tarea típicamente geminiana, porque al redactar un artículo deben investigar, estudiar, seleccionar, relacionar y finalmente unir toda la información obtenida para transmitirla al público. Este trabajo de indagación, vinculación y difusión de datos es bien geminiano.

 

Las personas nacidas bajo este sol se corresponden psicológicamente por ser muy mentales, se comunican con fluidez y poseen una alta dosis de curiosidad por varios temas. Algunos son muy charletas o chismosos, otros son buenos comerciantes (excelentes vendedores). 

 

El nativo de este signo se mantiene oscilando constantemente entre pares opuestos (unen y separan, arman y desarman); son versátiles, ingeniosos, curiosos, rápidos, cambiantes (tanto en el trabajo como en las parejas). Se aburren rápido, necesitan la acción para iniciar nuevas actividades que mantengan su interés. 

 

Durante el mes de Géminis experimentamos los cambios, movimientos y excesos de información (muchos chismes y malos entendidos); además aumentan los nacimientos múltiples y de hermanos gemelos. Los hermanos, son un tema central en Géminis “somos iguales pero diferentes”, entra en juego la dualidad.

Mercurio o Hermes el mensajero de los dioses

 

Mercurio es el planeta que rige Géminis como arquetipo mitológico Mercurio o Hermes era el mensajero de los dioses, el dios Zeus mandaba mensajes a los humanos con su cartero Hermes. Esto tiene que ver con el pensamiento, con la función de pensar y hablar, así observamos (casi siempre) que un geminiano no parará de contar historias.

 

Su elemento es el aire, la persona con este sol es muy mental, rápida, verbal, asocia ideas y vincula todo lo que está separado, su objetivo es unir las distintas informaciones.

 

Es el tercer signo del zodíaco, los nacidos entre 21 de mayo hasta el 22 de junio pertenecen a Géminis que se representa por dos cuencos, uno arriba y otro abajo, conectados por dos líneas verticales.

 

Géminis reconoce la diversidad en todas las posibilidades y sabe que nada de lo que ocurre puede ser solamente malo; cuanto más conocimiento se adquiere sobre un tema existe menos posibilidades de equivocarse y juzgar mal a los otros. 

 

En el cuerpo humano rige los órganos: pulmones y brazos. Todo lo que es movimiento, respiración (diástole y sístole) y que sea doble.

 

Actividades relacionadas a Géminis: publicista, periodista, locutor, vendedor, analista de sistemas.

 

Objetos relacionados a Géminis: celulares, computadoras, libros, juegos de mesas, televisores.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 http://www.primeraedicion.com.ar/nota/221278/geminis-simbolo-del-cambio-la-mente-en-movimiento.html

 

Cáncer es protección, nutrición, sentido de pertenencia

Anteriormente dijimos que Aries es la energía de la explosión (el Big Bang) y esto se desacelera en Tauro donde se materializa la forma y se empiezan a dar los primeros vínculos o relaciones;  mientras que en Géminis todo se expande y se diversifica.  

 

En el momento de Cáncer todo vuelve a estabilizarse, aparece nuevamente la forma que psicológicamente tiene que ver con la protección, con la nutrición, con la sensación de pertenencia y con la emocionalidad. Por eso los cancerianos son emocionales, estables, seguros y a veces introvertidos. Buscan echar raíces en un lugar determinado, son excelentes padres y amigos; lo relacionado con la familia es su prioridad.

 

Aparece la primera consciencia, donde hay un recorte (cosas que quedan afuera y otras adentro) para que nazca algo nuevo. Se condensa la energía, donde hay cerrar y sentir, definir y cuidar para que salga a la luz esa nueva forma.

 

A partir de Cáncer aparece lo humano propiamente dicho, la necesidad psíquica propia del ser humano de pertenencia al clan, surge lo emocional, el recuerdo, la nutrición, la necesidad de seguridad. El útero materno, la protección y la nutrición de una madre a sus hijos, el sentido de pertenecer a una determinada familia o el amor patria son actitudes cancerianas.

 

Una definición sensible y simple de lo canceriano  lo brindó Tamara Kunkel, abogada y alumna de Astro-síntesis: “para mí cáncer es la madre, pero también es el hijo, es el bebé con la teta, es el abrazo contenedor después de la caída. Es el guiso ensopado y bien picante, es el barrio con sus sonidos y sus olores. Son las frutas  que podes comer de los arboles de tu vereda, es una cama caliente con muchas frazadas y muñecos tejidos de lana. Son los amigos de la infancia que duran toda la vida y la familia que elegimos también representa cáncer. Es la tierra que hace crecer las plantas, es esa maravillosa conexión entre la naturaleza y quienes la habitamos. Cáncer es amor maternal es protección y cobijo, es vínculo familiar. Es amor al apellido y es el sentido de protección por pertenecer a esa familia”.

 

La Luna planeta regente de Cáncer. Representa lo femenino. Es el cuarto signo del zodiaco cuyo elemento es el agua, por eso está relacionado con la imaginación, con ir al pasado y con contactar con lo emocional. 

 

Se corresponde con la Casa 4 (escenario donde ocurren los hechos de la vida) que tiene que ver con la madre, el origen y la familia.

 

Su símbolo se representa por dos cuencos que forman un círculo abierto, a través del cual todo puede fluir. Estas dos fuerzas tienen que ver con el ciclo de la vida, inspiración y espiración, muerte y renacimiento.

 

Durante el mes de Cáncer “podemos aprender a dar protección y seguridad a otras personas, permitiendo que el amor se manifieste cuidando de alguien o de algo”.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/223275/cancer-es-proteccion-nutricion-sentido-de-pertenencia-.html 

 

Leo es identidad individual

En el LEO nace por primera vez la conciencia de sí mismo, aquí surge el EGO, la identidad individual. Es un momento mágico de autoconocimiento, donde me descubro a mí mismo a través de los otros, es un ida y vuelta,  una relación de feedback.

 

Lo leonino es todo lo que tenga que ver con la identidad y con el ego –yo soy yo- diferente a mi padre, madre o hermanos.

 

Desde el punto de vista energético, abstracto, LEO implica una irradiación fogosa desde el centro a la periferia, esta función de coherentizador la cumple el Sol (planeta regente de este signo) que tiene un movimiento irradiante y cálido desde el centro hacia afuera.

 

Esta energía llena de vitalidad, magnetismo y brillo se manifiesta en la  psicología de algunos leoninos a través de rasgos egocéntricos, narcisistas, egoístas y soberbios; mientras que otros representantes de este sol son: creativos, expresivos y grandes líderes.

 

En la carta natal donde está ubicado el signo LEO, allí voy a sobresalir por medio de una expresión artística y creativa, entre otras. Es el sitio donde me destaco por lo que hago o represento, me convierto en el centro de atención. Por ejemplo, puedo ser una talentosa actriz o una extraordinaria escritora; también ostentar ser la más bella con un título de reina por Miss Universo  o dirigir genialmente una orquesta. En todas estas labores la persona es reconocida como el mejor, por su talento o belleza, eso es LEO.

 

Leo es el quinto signo del zodiaco, rige desde el 23 de Julio hasta el 22 de Agosto. Su elemento es el fuego y su planeta regente es el SOL. Los arquetipos leoninos son: el rey, la reina y el héroe. Son personajes muy solares, representan el protagonismo en la historia y esa sensación de ser el centro la tenemos todos, es nuestro EGO, porque todos queremos ser reconocidos. “Lo leonino tiene el potencial de despertar la fibra más creativa, la fibra más generosa, entonces ahí se separa de la necesidad de reconocimiento, el feedback es natural”.

 

Parte del cuerpo asociada a Leo: el corazón

Actividades relacionadas con Leo: actor de teatro, director de orquesta, capitán de barco, presidente de la Nación, Miss Universo.

 

Objetos relacionados con Leo: trofeo, corona, bastón presidencial, medalla, diploma de honor.

 

Personajes leoninos: Napoleón, Carl Gustav Jung, Yves St Laurent, Coco Chanel, Madonna, Mick Jagger, Neil Armstrong, Jennifer Lopez.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 http://www.primeraedicion.com.ar/nota/225265/leo-es-identidad-individual.html

 

Virgo: Entrega y servicio

 La mirada sistémica de las cosas.

Virgo es la energía asociada a la rutina, al trabajo, al orden y a la repetición, es sentir que formamos parte de un gran sistema en el cual somos funcionales. 

 

Es una energía muy compleja que siempre está latente, la mente de los virginianos suele ser metódica y no cesa de funcionar, poseen un pensamiento laberíntico. 

 

Los nacidos bajo este sol suelen ver en forma de grilla, ordenan y encasillan, clasifican hasta lo más pequeño que será parte de algo mayor. Virgo tiene la mirada sistémica de las cosas.

 

En términos psicológicos, lo virginiano se empieza a manifestar como una gran capacidad de discriminación selectiva, prolijidad y practicidad. Para Virgo el menor detalle es fundamental, son conscientes que realizan un trabajo analítico, perfeccionista y crítico.

 

Otras cualidades del signo son el servicio y la humildad. Prestan sus servicios a la comunidad de forma humilde y a la vez conocen de lo importante de su tarea, sin por ello sentir la necesidad de ser el centro de atención. Logran hacer el uso correcto de sus energías y entienden su papel en la sociedad dejando su marca y legado.

 

Los nativos de Virgo suelen ser personas sanas, que saben la relación entre una buena nutrición y una buena salud.

 

En la espiral evolutiva de la energía virginiana: abajo tenemos los obsesivos, los detallistas, los hipondríacos, la gente que se auto posterga (resignados). En el nivel medio, están los críticos constructivos, los analistas y el servicio. En el nivel alto de la espiral tenemos la disposición de entrega a un orden superior, un ejemplo es la labor realizada por la Madre Teresa de Calcuta en el Mundo.

 

El arquetipo del signo es la Virgen

Virgo es el sexto signo del zodiaco, rige desde el 23 de agosto hasta el 22 de septiembre. El elemento es la TIERRA y su planeta regente es Mercurio que lo dota de condiciones mentales sobresalientes. 

 

En mitología griega, Mercurio es el comunicador, el mensajero de los dioses, que conecta lo dos mundos (la tierra y el cielo).

 

El símbolo de Virgo son tres arcos cerrados que ocultan y protegen al ser interno, con la intención de garantizar la seguridad de todo lo que crece en nuestro interior.

 

El arquetipo del signo es la Virgen significa el estado de pureza y de entrega al misterio. La humildad de María al servicio de Dios, su disposición amorosa al entregarse a lo desconocido llevando a Cristo en su vientre. Cristo llega al mundo gracias a la energía pura de Virgo.

 

Durante el mes de Virgo podemos activar y cultivar ese deseo de ayudar y servir a alguien que más lo necesite, esa será nuestra labor.

 

Órgano del cuerpo asociada a Virgo: los intestinos, todo lo discrimina y filtra.

 

Actividades relacionadas con Virgo: secretaria, ama de casa, tarotista, cabalista, bibliotecaria, relojero, contador público.

 

Objetos relacionados a Virgo: runas, grillas, cartas de tarot, laberinto.

 

Personajes Virginianos: Jorge Luis Borges, Jorge Lanata, Julio Cortázar, Paulo Coelho, Madre Teresa de Calcuta.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/227827/virgo-entrega-y-servicio.html

 

 

Libra: complementación, equilibrio, justicia, belleza y armonía

En Libra es el momento donde percibo por primera vez que hay algo opuesto a mí, surge la importancia de la complementación, el otro es constitutivo de mi ser “yo soy con el otro, el otro y yo somos iguales”.

 

Pasa a ser relevante la oscilación entre dos polos, los opuestos complementarios. El verdadero logo de Libra se corresponde con la filosofía china de los opuestos el Yin y Yang, en constante movimiento (hombre y mujer, día y noche).

 

En una situación de indecisión, libra siempre va a tender a equilibrar y armonizar. También a algunos librianos se los critican que por evitar conflictos y discusiones, caen en un angustioso estado de indecisión. Lo que deben aprender es a tomar las decisiones correctas y en forma autónoma. Esta es la tarea espiritual de libra.

 

Este signo está ubicado en la parte derecha del mándala zodiacal, en la zona del tú y, en consecuencia, tiene mucho que ver con el contacto y las relaciones humanas. “Sin un tú, o sea, sin un compañero, LIBRA no se siente feliz. Siempre está buscando al compañero perfecto y quiere encontrar un equilibrio verdaderamente armónico en las relaciones humanas, en el amor y en el matrimonio”.

 

LIBRA es energía de seducción y amor (búsqueda del otro que me complementa); para un representante de este signo  suelen ser importantes: la justicia, la verdad, la belleza, la estética, la armonía, el arte y el glamour.

 

Este signo en nivel superior de la espiral evolutiva se caracteriza por lograr acuerdos justos y equilibrados, como la labor de algunos diplomáticos nacidos bajo este sol, que negocian por la paz en el mundo. “Libra evolucionado es un juez justo y su imparcialidad está representada simbólicamente en la imagen de la justicia con los ojos vendados”.

 

El arquetipo del signo es la Geisha

Libra es el séptimo signo del zodiaco, rige desde el 23 de Septiembre al 21 de Octubre. Es cardinal abre una estación del año, en nuestro hemisferio coincide con el inicio de la primavera.

 

El arquetipo libriano es la Geisha, desde la visión oriental, es una mujer educada para encontrar el equilibrio en el otro (hombre), en distintos aspectos como ser lo cultural, artístico y sexual, con el único fin de complacer.

 

Libra tiene como elemento al aire, su planeta regente es VENUS que nos dice como una persona de abre al mundo, se complementa  y seduce al otro.

 

Es el único signo que está representado por un objeto y no un ser vivo, la balanza, instrumento de medición. Qué significa los dos extremos polarizados de la mente.

 

Durante el mes de libra debemos cultivar la paz, la armonía y el equilibrio interno cualidades necesarias para vincularnos sanamente con las demás personas.

 

Órgano del cuerpo relacionado a LIBRA: los riñones, la vejiga, sistema endocrino.

 

Actividades relacionadas con LIBRA: artista, peluquera, consultora de belleza, diseñador de modas, modelo, diplomático, bailarina.

 

Objetos LIBRIANOS: perfumes, cosméticos, revistas de modas, cuadros, flores, joyas.

 

Personajes LIBRIANOS: Jhonn Lennon, Mahatma Ghandi, Heiddegger, Nietzsche, Brigitte Bardot, Marcelo Mastroniani.

 

 

 Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/230414/libra-complementacion-equilibrio-justicia-belleza-y-armonia.html

 

Escorpio: es tiempo de encuentro con la sombra y de transformación

Durante el mes de Libra se vibró la energía de la complementación, los polos opuestos que se atraen mutuamente. En el momento de ESCORPIO este encuentro de individualidades es tan intenso que provoca la fusión de ambos polos. En la fase escorpiana se reconoce  todo lo negado o tabú en nuestra vida: la muerte, la destrucción, la sexualidad, la manipulación, el control y el goce por el poder, entre otros temas. Es donde nos enfrentamos a la propia sombra, cuestiones que no queremos ver, lo que reprimimos y ocultamos.

 

Existe un goce por el poder total, en destruir o manipular, el escorpiano ve justamente lo que uno quiere ocultar, como decimos actualmente “te saca la ficha” y se siente bien al decir al otro lo que ve, por más feo y doloroso que resulte ser (mete el dedo en la llaga y escarba para que duela). Le gusta el conflicto. 

 

En la espiral evolutiva de Escorpio: en el nivel inferior, encontramos a los adictos a la cocaína que es una droga escorpiana que te da sensación de poder y omnipotencia (yo todo lo puedo); pero  por el otro lado te destruye. Este sector, también, vemos a los psicópatas y sexópatas. Es decir, la autodestrucción, la crueldad y conflictividad corresponden a los niveles bajos de esta energía de pura intensidad. 

 

En el nivel medio, se destacan las personas  que son estrategas y consiguen un cambio en sus vidas o contexto social, saben manejar el arte de la manipulación. Es la etapa donde actúan como agentes transformación. Escorpio ascendiendo a lo más alto, encontramos a los curadores, son aquellos que luego de pasar por etapas de mucho dolor y sufrimiento (destrucción y muerte), se recuperan de ese estado (renacen) y se transforman en sanadores de otros individuos. 

 

Por ejemplo, si una mujer en su niñez fue víctima de abuso, sufre una gran herida que le llevará  toda la vida sanar. Puede lograr calmar ese dolor, al convertirse en una terapeuta que acompaña y ayuda a otras víctimas en su sufrimiento y rehabilitación. Una profesión escorpiana es la del médico oncólogo, que convive con gente que sufre dolor y se muere, a muchos logra salvarlos extirpándoles (destruye) un tumor maligno para que se sanen y continúen vivos. 

 

Son especialistas que aprenden y se preparan para soportar estas situaciones límites. Los nacidos bajo este sol, entonces, poseen las cualidades de convivir  y renacer del dolor, curar y transformar sus vidas y la de los demás.

 

PLUTÓN, Dios del Inframundo, rige ESCORPIO. Escorpio es el octavo signo del zodiaco, es de modalidad fija y su elemento es el agua. Está regido por el planeta Plutón, que en la mitología Griega, es Hades el Dios del Inframundo (morada de los muertos). 

 

Este  signo está representado por el escorpión, la serpiente, el dragón y el ave fénix (ave fabulosa semejante a un águila, era única en su especie, moría quemándose y renacía de sus propias cenizas); todos estas especies simbolizan la transformación profunda y fuerza latente de la vida y la muerte. 

 

Durante este mes, no es casual que se celebre el día de los muertos y la noche brujas, festividades que nos recuerda venerar las fuerzas ocultas de la naturaleza, el poder oscuro femenino que opera detrás de todo inicio.

 

En el ciclo escorpiano son momentos aptos para soltar o dejar morir lo que ya no sirve en nuestras vidas, para dar paso a lo nuevo, son tiempos de transmutar y sanar. Órgano del cuerpo que rige escorpio: el aparato reproductor. Profesiones escorpianas: médico oncólogo, psiquiatra, sexólogo, minero, excavador. 

Personajes famosos escorpianos: Pablo Picasso, Hillary Clinton, Bill Gates, Martin Scorsese, Calvin Klein, Jodie Foster, Leonardo Di Caprio, Charly García, Diego Maradona, Pelé, Ricardo Fort.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 

http://www.primeraedicion.com.ar/nota/233017/escorpio-es-tiempo-de-encuentro-con-la-sombra-y-de-transformacion.html

 

SAGITARIO: Síntesis entre el espíritu, la mente y el cuerpo.

 

Se terminó el ciclo intenso y doloroso de Escorpio, y comenzó la fase sagitariana del contacto con la energía vital. Es el momento donde se adquiere - la sabiduría- después de haber pasado lo peor (destrucción y muerte) y lograr sobrevivir; nos volvemos más optimistas y confiamos que hay algo que nos guía para estar mejor. 


El símbolo de Sagitario es el centauro -mitad hombre y mitad caballo- que apunta con su flecha a una determinada dirección. La parte humana tiene que ver con la consciencia y la mente, mientras que la parte animal es corporal, orgánica y vital. El otro nivel del signo tiene que ver con la flecha que simboliza los ideales del hombre, que guían su vida. Por eso, Sagitario es la síntesis entre el sentido (espíritu), la mente (lo humano) y el cuerpo (lo animal).


Las palabras típicamente sagitarianas son: búsqueda de sentido, significado, síntesis, confianza, abundancia y expansión de consciencia.
Algunos sagitarianos son extremadamente optimistas, siempre encuentran el lado positivo a todo, y muchas veces terminan negando la realidad que viven. Psicológicamente son muy idealistas, todo tiene un sentido positivo en sus vidas, frases que los identifican son: “siempre que llovió paro” y “no hay mal que por bien no venga”. La experiencia y la comprensión, son otras cualidades de los representantes de este sol.

 

En la espiral evolutiva de Sagitario, encontramos en el nivel inferior, a los fanáticos que imponen su verdad o forma de gobierno a otros por medio de la fuerza o violencia. En el mundo actualmente podemos ver cómo actúan los fundamentalistas islámicos del grupo terrorista ISIS. Otro ejemplo, consiste en como algunos líderes religiosos imparten su dogma -como única verdad- frente a otras creencias, son intolerantes ante la libertad de credos.

 

En el nivel medio, están los experimentados maestros que guían y enseñan sus filosofías de vida, transmiten apasionadamente su sabiduría. Son idealistas, aventureros (recorren el mundo) y optimistas con la capacidad de entusiasmar a otros. Por ejemplo: un gran teólogo, sociólogo o filósofo, entre otros.


Mientras que el nivel superior de la espiral, se hallan los grandes líderes sagitarianos que logran integrar o hacer síntesis de sus saberes. Donde “Sagitario el maestro/sanador/amante de la humanidad, se ha convertido en el visionario y el profeta. Sagitario eleva a otros y les motiva a seguir su sendero y el plan”. Desde mi punto de vista, el Papa Francisco es un digno representante de esta categoría.


Sagitario es el noveno signo del zodiaco, rige desde el 23 de Noviembre al 21 de Diciembre, cuyo elemento es el fuego. Su planeta regente es Júpiter que tiene como función expandir la consciencia, ordenar lo vital, efectuar síntesis y lograr una visión holística de las cosas.

 

Se corresponde con la Casa 9 que es el ámbito de las creencias, la religión, la ideología, la vocación, los estudios superiores, los viajes largos y la búsqueda de  sentido.


Durante este mes debemos hacer el esfuerzo para liberarnos de los estrechos marcos que limitan nuestra vida y expandir nuestra mente a niveles espirituales superiores. El objetivo es obtener una visión amplia de los hechos para alcanzar la libertad individual.

 

Órgano del cuerpo que rige Sagitario: caderas, muslos, articulaciones, hueso sacro, cóccix y el hígado.

 

Profesiones sagitarianas: filósofo, antropólogo, arqueólogo, gurú o maestro, sacerdote.

 

Personajes conocidos sagitarianos: Bruce Lee, Katie Holmes, Scarlett Johansson, Tina Turner, Silvio Rodríguez, Julieta Venegas, Diego Rivera, Woody Allen, Steven Spielberg, Nostradamus, Mark Twain, El Papa Francisco y Osho.

 

 Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 

 

 

 

CAPRICORNIO Es estructura, límite, mandato, autosuficiencia, experiencia

 

Capricornio es la energía de la culminación y materialización de los objetivos personales propuestos. Significa llegar al momento máximo del ciclo donde se concretan nuestras metas. 

 

Es un tiempo de cierre donde hacemos un balance de lo vivido durante los 365 días del año, además, de reunirnos en familia para festejar la Navidad y el inicio de una nueva etapa. En el hemisferio Sur, coincide con el solsticio de verano.

 

“El signo de Capricornio se encuentra en la posición más alta del zodíaco. Representa el punto máximo del desarrollo del ser humano y las metas espirituales más elevadas que éste puede alcanzar. También simboliza el estadio final de un proceso de desarrollo y el principio de un nuevo período”, según Louis Huber en los Signos del Zodíaco.

 

Las palabras para Capricornio son: límite, logro, meta, mandato, ley, hábito, estructura. Es una ley y las órdenes que están inscriptas en el ADN, es una estructura básica.

 

Un representante de este sol, psicológicamente sabe y lo toma como parte de su naturaleza, el esfuerzo que se debe realizar para obtener los objetivos propuestos. Esta energía no sólo significa llegar a la cima de la montaña, sino también  el trabajo, la tenacidad y el tiempo que implica ascender a la cumbre, muchas veces en soledad en pos de lograr la meta.  

 

Otras características del signo son: el tiempo,  la experiencia y la autosuficiencia. El capricorniano es autosuficiente (se la banca sólo), aparece la instancia del Superyó, la figura del padre como un registro externo e interno que me pone límites, me estructura y me sostiene. 

 

Para Tamara Kunkel -abogada, estudiante de astrología y una capricorniana de ley- sostiene que “todos piensan que Capricornio es la cima de la montaña, su vista impoluta y la satisfacción de haber llegado a la meta. Sin embargo como buena capricorniana con sol, luna y mercurio en este signo, el llegar a la meta es parte de la tarea, pero no es en sí la esencia. Capricornio no es si no tiene una meta que cumplir, un trabajo a realizar, una tarea metódica y rutinaria que hacer para lograr el objetivo, sin importar tanto, durante el trayecto que la meta se cumpla”.

 

En la espiral evolutiva del signo, en la base o nivel inferior están las personas rígidas, autoritarias, frías y sobre adaptadas. En el nivel medio, encontramos a los capricornianos que son autosuficientes y a la vez puede ayudar o sostener a otros.

 

En el nivel superior, vemos al anciano que adquirió conocimiento a través de su experiencia (arquetipo del viejo sabio), que por sus años vividos posee la autoridad y puede distinguir entre lo esencial y lo superficial. Otro ejemplo: un juez que en ejercicio de sus facultades juzgue correctamente a otros.

 

Capricornio es el décimo signo del zodíaco, rige desde el 22 de diciembre al 20 de enero, su elemento es la tierra. Saturno es su planeta regente que tiene que ver con el fin y el límite. El símbolo es una Cabra con cola de pez (representado por el Dios Amalteia) que contiene todas las voces de la humanidad. Es sinónimo de tenacidad y sabiduría profunda.

 

Capricornio se corresponde con la Casa 10 que es ámbito de la vida profesional, el estatus social (cómo me ven los demás), la autoridad, las metas, la figura paterna, las responsabilidades.

 

Durante el mes de la Cabra, debemos reflexionar y repensarnos, dejar morir viejas actitudes y patrones de conducta para dar inicio a otra mirada. El objetivo es tomar lo nuevo que transformará nuestra estructura.

 

Órganos del cuerpo que rige Capricornio: huesos, esqueleto, rodillas, dentadura, piel.

 

Profesiones capricornianas: juez, militar, científico, ingeniero, administrador de empresas.

 

Personajes famosos de Capricornio: Isaac Newton, Louis Pasteur, Stephen Hawking y Louis Braille, Kahlil Gibran, J.R. Tolkien, Edgar Allan Poe, Anthony Hopkins, Denzel Washington, Nicolas Cage, Robert Duvall.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 http://www.primeraedicion.com.ar/nota/237873/es-estructura-limite-mandato-autosuficiencia-experiencia-.html

 

ACUARIO Es energía grupal y creativa que fluye con libertad

 

El momento de Acuario sucede imprevistamente - es una energía sin forma- no  tiene proceso, es rápida y discontinúa.

 

La palabra en inglés INSIGHT define lo acuariano, cuya traducción es “recién me doy cuenta de algo y lo puedo ver” (se me cayó la ficha).

 

En Acuario surge la conciencia de red, es una energía grupal y creativa que fluye con libertad. Es un acto de rebeldía al statu quo capricorniano (la estructura).

 

Representa la conciencia de grupo, el sentido de pertenencia a la humanidad en búsqueda del respeto y la buena convivencia. Se vibra el amor desapegado e impersonal, aparece el amor por la vida, la tierra y demás seres del planeta.

 

Este signo zodiacal rige los impulsos eléctricos y los medios de comunicación por aire como ser: telégrafo, teléfono, celulares, radio, televisión, internet, satélites, la cibernética, computación y todo tipo de procesamiento de datos y medios electrónicos. También se considera a los viajes espaciales, los viajes astrales y a la telepatía regidos por este sol.

 

Muchos grandes científicos, inventores y reformadores sociales con mentes brillantes son acuarianos. Generalmente actúan libremente, son revolucionarios y muy originales en sus ideas, tienen una visión amplia de los temas que interesan a la sociedad. A veces,  les cuesta el mundo emocional y suelen ser desapegados de sus familias. Otras cualidades son carismáticos, excelentes a la hora de transmitir sus conocimientos y les gusta trabajar en progreso de la comunidad.

 

Galileo Galilei fue un acuariano que se destacó con sus descubrimientos en astronomía, matemática y física. Fue un científico revolucionario en su tiempo y se enfrentó a la iglesia católica, actualmente es considerado el padre de la astronomía moderna, padre de la física moderna y padre de la ciencia.

 

La contribución de Acuario es voluntaria y proviene de una motivación interior. El valor y la identidad del individuo no se pierden, así demuestra cómo se sobrevive a las desdichas. Es a través del uso de la libre voluntad individual donde Acuario hace la transición de la conciencia personal a la grupal.

 

El espíritu de Acuario dentro de cada uno de nosotros tiene un profundo e innato deseo de formar parte de la comunidad, la conciencia de servir y pertenecer al grupo es esencial.

 

Acuario es el undécimo signo del zodiaco, cuyo sol permanecerá desde el 19 de enero hasta el 18 de febrero de 2017. Pertenece al elemento aire.

 

El símbolo que lo representa son dos líneas onduladas superpuestas, donde el mundo interior y el mundo exterior se unen.

 

Su planeta regente es Urano, para los griegos es el Dios del cielo y los movimientos celestes. En la carta natal donde está Urano indica el lugar donde está la libertad, la originalidad, lo más revolucionario y singular de una persona.

 

Uno de los arquetipos acuarianos es “el loco”, es el individuo que está más allá de lo racional, el incomprendido. Por ejemplo, muchos inventores, científicos y creadores muchas veces son catalogados como locos o excéntricos -porque están adelantados a su tiempo- y el resto de la sociedad no logra comprender el sentido de sus mensajes.

 

En la carta natal se corresponde con la casa 11, es el contexto de los grupos, redes sociales, los amigos conectados con un fin social (ONG, grupos ecologistas y otros).

 

Lo que nos enseña ACUARIO es que “la revolución empieza dentro de uno mismo y es conseguida cuando el Alma de cada individuo brilla para que todos los vean”. Esta energía es la que nos ayuda a acceder al poder de grupo, en beneficio de la humanidad.

 

Órganos del cuerpo que rige Acuario: tobillos, pantorrillas,  sistema circulatorio, conexiones cerebrales y neuronales.  

 

Profesiones acuarianas: inventor, ecologista, astronauta, astrólogo.

 

Personajes famosos acuarianos: Charles Darwin, Galileo Galilei, Tomás Edison, Julio Verne, Virginia Woolf,  Abraham Lincoln, Gene Hackman , John Travolta, Bridget Fonda, Bob Marley, Carlos Tevez, 

Susana Giménez y Valeria Mazza.

 

 Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 http://www.primeraedicion.com.ar/nota/239239/es-energia-grupal-y-creativa-que-fluye-con-libertad.html

 

 

PISCIS Es la vibración del amor universal

 

Es el momento que tiene que ver con la totalización, en Piscis algo se termina o completa. Lo que se inició en Aries y llegó a su máximo en Capricornio, en Piscis se diluye y vuele a su origen. Es decir, Piscis es el último signo y a su vez es el primero; por un lado representa la muerte del ego, la aspiración espiritual del ser humano y el deseo de la unión (todos somos uno) y por el otro, es el caos primigenio sin bordes, solo hay simbiosis de donde surge toda nueva manifestación.

 

Piscis es el mundo del inconsciente, no existe la forma  -es una vibración- tiene que ver con lo emocional donde se produce la empatía con los otros. El pisciano es hipersensible, siente todo lo que le sucede a las personas que están a su alrededor, se identifica con sus sentimientos de alegría o dolor (lo que le pasa al otro también lo vive en su ser). Algunos buscan el camino espiritual o el trabajo social y otros tienen habilidades artísticas -la pintura, la poesía, la música, la escritura- a través de las cuales expresan sus sentimientos. 

 

Otras palabras para Piscis son:  la resonancia y la compasión, un ejemplo es Cristo -el hijo de Dios Todopoderoso- que ama a todos por igual, es el arquetipo pisciano que resuena con la humanidad en general por medio del –Amor Universal-. Cristo es vibración de amor, la energía crística es Piscis.

 

Las terapias alternativas, como el uso de las flores de Bach, el Reiki, la homeopatía y la meditación, entre otras; ayudan a sanar el cuerpo y la mente de las personas, también están regidas por este signo.

 

Todas las actividades que permitan al hombre evadirse de la realidad, por ejemplo, ver la televisión por varias horas, ir al cine y todo lo que comprenda el mundo de las imágenes y los símbolos -la fotografía y la publicidad-  son cuestiones típicamente piscianas. Soñar, imaginar o vivir un hechizo por algún tiempo son experiencias de este sol.

 

Otro arquetipo pisciano es el Chamán que posee las facultades de comunicarse con los espíritus (viaja a otros niveles de la realidad) y de sanar a su gente. 

 

El autismo, también se corresponde con Piscis, es un trastorno psicológico que se caracteriza cuando una persona vive sumergida en su mundo.

 

Algunos nativos de este sol pueden sufrir alergias, porque son tan sensibles que reaccionan a algunas situaciones del medio ambiente donde viven.

 

Piscis es el doceavo signo del zodiaco y su sol rige desde el 19 de Febrero hasta el 21 de Marzo. Su elemento es el agua. Su símbolo está formado por dos peces o dos cuencos unidos por un cordón. Un cuenco representa el alma y el otro la personalidad del ser humano, conectados por el hilo de la vida.

 

Su planeta regente es Neptuno, en la mitología romana es el Dios de los Mares que gobierna las aguas. En la carta natal su ubicación nos muestra dónde podemos estar confundidos, ilusionados o idealizando algo a alguien, entre otras cuestiones.

 

Se corresponde con la Casa 12, ámbito del inconsciente colectivo, la energía al servicio de los demás y la vocación profunda. 

 

“En el mes de Piscis, podemos experimentar y aprender que en el mundo no hay ninguna seguridad absoluta (algo que Virgo siempre busca) y que la seguridad se encuentra en la inseguridad”. Ya que siempre todos los sucesos fluyen en forma permanente.

 

Órganos del cuerpo regidos por Piscis: los pies, los ganglios y vasos linfáticos.

 

Profesiones piscianas: músico, dibujante, cineasta, místico, tarotista, psicólogo.

 

Personajes famosos del signo: Frederic Chopin, Victor Hugo, Miguel Angel, Botticelli, Albert Einstein, Anais Nin, Edgar Cayce, Roberto Assagioli, Gabriel García Marquez, Astor Piazzolla, José de San Martín, Fito Paez y Ciro Pertusi.

 

Colabora: Claudia Aguilar

Licenciada en Comunicación Social y Periodista. Estudiante del 3er año de la Carrera de Astro-Síntesis del Centro Astrológico de Misiones. 376- 154334171

Foto: Collage de Marina Berraz Ibarra y aportes de alumnas del Grupo Aries. 

Fuente: Textos de Astro-Síntesis de Alejandro Luna y Adriana Sánchez. Editorial Astro-Síntesis.

 http://www.primeraedicion.com.ar/nota/240579/es-la-vibracion-del-amor-universal.html

 

 

 

 Sintesis de Signos Zodiacales por Alan Oken del "Soul-Centered Astrology"

Fuente: http://www.alanoken.com/

 ARIES

 

 El proceso de despertar es un progreso natural del despliegue humano. Tal como Aries demuestra, cada uno tiene que aprender a sobrevivir en lo que a menudo percibimos como un mundo hostil y lleno de amenazas. Tal vez todos reconozcamos las características del Aries adormecido dentro de nosotros mismos. Esto son características humanas completamente naturales. El objetivo de la vida humana es la de crecer, evolucionar, despertar y madurar hacia la encarnación despierta de cada uno de los doce signos del zodiaco


ARIES ADORMECIDO

El Carnero adormecido puede actuar de forma muy egoísta, antisocial y "animal". Su ego necesita librar batallas y clamar victorias sobre fuerzas adversarias. Es por esta mentalidad del "yo" contra el "resto" por la que puede, y a menudo así lo hace, crear conflictos donde no los hay.

El Carnero inconsciente se ahoga tras una falsa identidad que sofoca la expresión de su verdadero ser. Encarcelado por su propio sentido limitado del ser, se convierte en el peón de un alma frustrada, la cual busca de forma constante crear los problemas necesarios para intentar hacerle despertar. La auto-aseveración a menudo es demasiado negativa y destructiva. El Carnero adormecido intenta imponer su voluntad sobre su entorno y controlar a otros. Sus acciones y comunicaciones son maniobras defensivas e intentos de lanzar el primer ataque motivados por su miedo a ser atacado. La necesidad de controlar se expresa a través de un comportamiento pasivo-agresivo o a través de la manipulación indirecta de situaciones.

El Aries adormecido también puede ser tímido, torpe y reacio a exponerse al mundo. Algunas experiencias durante su niñez pueden haberle programado para hacerle sentir vulnerable a ataques y al control de figuras con autoridad y de su entorno. Si es así, intenta protegerse para que su vulnerabilidad no sea descubierta. Sospecha de todo y le falta auto-confianza. Intenta levantar poderosas barreras, que le protejan de los duros impactos de la vida.


El Carnero adormecido puede crear una salida crónicamente enfermiza para así poder retirarse del ruedo de la vida. No ha desarrollado formas seguras y efectivas para interactuar con el mundo. Tiene poca fe en sí mismo porque se identifica con su máscara en vez de su Alma. El Carnero adormecido tiene la tendencia de separarse tanto del flujo del mundo exterior como del flujo de su ser interior. Como consecuencia, el Carnero adormecido permanece varado en una pequeña isla de tormento mental, el cual le previene de sintonizar con su propósito e identidad más profundos.

El Aries adormecido es inconsciente de sí mismo y del impacto que tiene en su entorno. Es guiado por su necesidad instintiva de proteger y defenderse. Ingenuo y poco consciente, su actitud de "yo primero" es subjetiva y tiene poca dirección. Su interacción con el mundo es interpretada en términos de conflictos, victorias y pérdidas. Le gusta confrontar y tiene un fuerte sentido de territorialidad. Su identidad es "yo soy mis impulsos". La forma de actuar del Aries poco evolucionado es agresiva, cabezota e impulsiva.
Su deseo de dominar y su necesidad de ser aceptado y reconocido motivan sus acciones y definen su interacciones con otros.

"La supervivencia del más fuerte" – Aries a lo mejor tiene que librar esta batalla hasta que quede exhausto. Pero en algún momento dado se verá confrontado con alguna o una serie de experiencias que provocan la cantidad suficiente de dolor como para animarle a expandir su conciencia hacia una exploración más profunda de quién es en realidad y cuál es la razón por la que está aquí.

ARIES QUE ESTA DESPERTANDO

El Aries que está despertando empieza a liberar sus tensiones internas aprendiendo a cómo actuar de forma directa y a desarrollar formas sencillas de remover obstáculos. El Aries que está despertando conoce sus límites físicos y es menos dado a llevar las cosas a extremos y a estar obsesionado con la gratificación inmediata. Aprende a cómo mantener la batería cargada usando una motivación apropiada para dirigir sus energías hacia objetivos más significativos. A medida que relaja sus defensas internas, empieza a adquirir más confianza en sí mismo y a sentirse más a gusto siendo quien es.

Las acciones y comunicaciones del Carnero que está despertando son de una mayor concentración y dirigidos con mayor conciencia. Es menos dado a provocar peleas e incidentes y empieza a usar su energía para luchar a favor de causas que apoyan no sólo su bienestar sino que también el bienestar de otros. Su ira y enfado moralista se hacen menos incontrolables y instintivos y se están más dirigidos hacia un propósito consciente y constructivo.
El Aries que está despertando aprende a controlar mejor sus energías. En vez de pelear a ciegas, es capaz de crear un plan de acción. En vez de querer conquistar cualquier oposición, el Carnero empieza a usar su energía agresiva como un vehículo para alcanzar el equilibrio en situaciones de conflicto y poca armonía. "En vez de pelear como una respuesta instintiva a una infracción de territorio, Aries ahora se ve a sí mismo como un instrumento para corregir injusticias y, en caso de ser necesario, como un instrumento de sacrificio para algún ideal superior."

En su función de "el carnero del sacrificio", Aries se ve como un noble instrumento para alcanzar la armonía a través del conflicto.

ARIES DESPIERTO

El Aries despierto es un intermediario divino. A través de sus acciones y comunicaciones inspira a otros, inspira coraje y pone las cosas en marcha. La presencia del Aries despierto inspira a otros a ser ellos mismos sin ningún tipo de miedos.

El Aries despierto sintetizó y continúa sintetizando todas las experiencias de su vida. Es conscientemente responsable de sus propias acciones y el uso apropiado de su voluntad. De hecho es capaz de alinear su voluntad con la Voluntad Divina. El Aries despierto inspira conciencia espiritual a todas sus comunicaciones y provoca y estimula esta conciencia en otros. Encarna el fuego del impulso divino. Su voluntad tiene el poder de transformar la energía inferior y sus expresiones superiores. Su mente intuitiva ahora se ha convertido en un arma para transformar el mundo.

Símbolo de la individuación, el yo.

Con la entrada del Sol (la luz de la conciencia) en Aries tiene comienzo el nuevo ciclo zodiacal, pasamos del caos oceánico primigenio de Piscis a la primera manifestación creativa en el signo de Aries. El equinoccio de primavera marca el momento en el que el sol cruza el ecuador de sur a norte y por lo tanto el inicio de la primavera y el inicio de los tiempos de calor en el hemisferio norte. Es momento de brotes y flores por todos lados, la nieve ya derretida comienza a formar riachuelos y arroyos que humedecen la tierra al tiempo que el sol la calienta y la vida y el movimiento comienzan a surgir, es tiempo de viento, calor y algunas lluvias aisladas que promueven el movimiento hacia la vida una vez más, la energía creativa y el gozo se sienten en el aire.

Aries es el primer signo del zodíaco y por lo tanto simboliza la energía primaria, energía creativa pura y cruda, la energía vital. La imagen es la de un carnero salvaje encabritado que surge del mar. Esta imagen del carnero aparece originalmente en Egipto y es asociada con el dios Amun “el oculto” que reside en todas las cosas. Es una deidad del poder fálico, representa el espíritu creativo original, generador del universo manifiesto. Más tarde este símbolo reaparece en la mitología griega como el Vellocino de Oro y toda la aventura de Jasón y los argonautas, el mito de héroe, mito que representa la búsqueda de identidad propia, el desarrollo de todo ser en busca de individualidad y autonomía, que implica el dejar las raíces y la seguridad del hogar del padre, para pasar pruebas personales de maduración y enfrentamiento con el mundo, con la realidad y nuestra fantasía hasta llegar a la confrontación con uno mismo para desarrollar finalmente las cualidades propias, individuales y espirituales de todo ser humano, proceso y mito profundamente relacionado con el signo de Aries y de especial importancia para los nacidos bajo este signo.

Aries marca el inicio de toda manifestación, representa la infancia y la identidad, y simboliza el yo. A menudo se ha relacionado a los nativos de este signo con impetuosidad, fortaleza física, impulsividad y brusquedad lo que en algunos casos es cierto. Los nativos de Aries son gente de personalidad fuerte, se notan, hablan fuerte, gesticulan mucho, son líderes natos, son aventureros, les gustan las cosas nuevas. Les encanta iniciar proyectos, pero les es difícil la consistencia por lo que a menudo parecen como inestables o poco comprometidos, aunque cuando logran apasionarse con algo son profundamente entregados. Para ellos es importante sentirse apasionados y hacer cosas que les impliquen sumergirse intensamente en ellas. Les gusta imaginar aventuras y proyectos y estar totalmente inmersos en el momento presente.

Frecuentemente se les ve como agresivos, bruscos o egoístas pero en realidad son gente con mucha energía vital que hace las cosas de manera contundente e impulsiva, pero en el fondo la mayoría de sus actos surge de una profunda inocencia, tienen cierto aire infantil, tanto en su visión da la vida como en sus respuestas a veces berrinchudas. Tienen una mente brillante y visionaria, son los grandes creadores e innovadores del zodíaco, les es importante la honestidad y es por esto que a veces pueden ser demasiado francos y herir susceptibilidades. Son personas centradas en si mismas, les es difícil ver la vida desde ninguna otra perspectiva que no sea la suya, necesitan vivirlo todo en carne propia para asimilarlo, característica que comparte con los otros dos signos de fuego. De entre los nacidos bajo este signo encontramos grandes, aventureros, deportistas, innovadores, actores y pensadores como: Marcel Marceau, Erich Fromm, Wilhem Reich, Joseph Camphbell, J.S. Bach, Omar Shariff y Leonardo DaVinchi .

Aries es uno de los signos relacionados con el elemento fuego que en astrología se asocia con la búsqueda y el desarrollo de posibilidades futuras y con el desarrollo de la personalidad, la identidad y la autoexpresión. Los tres signos de fuego son Aries, Leo y Sagitario. En Aries estas posibilidades futuras surgen a partir del actuar, el liderazgo, la necesidad de vencer nuevos retos y la conquista y es por eso que los Aries son impulsivos y directos. En Leo se desarrolla la capacidad creativa como medio de autoexpresión, representa el potencial expresivo de la personalidad, que surge en todo lo que hacemos y que al mismo tiempo nos refleja quienes somos y es por esto que los Leo son dramáticos, contundentes y originales y en Sagitario representa la parte de nosotros que busca expresión a un nivel más amplio, social y filosófico, Sagitario busca innovar las ideas filosóficas que sustentan el desarrollo de la personalidad. Y es por eso que los Sagitario son buscadores y filosóficos.

Siendo que Aries es el mito del héroe a menudo los nacidos bajo este signo son personas que han tenido un historia en la cual la batalla por ser ellos mismos ha sido ardua, encontramos historias de padres severos o restrictivos que han bloqueado la expresión creativa del individuo lo cual lo llevará en su vida a pelear fuertemente por su individualidad. Son rebeldes, generalmente líderes o personas que trabajan por su cuenta, les es difícil el tema de la autoridad y siempre tienen la batalla interna entre dejar a su familia para poder ser ellos o pelear fuertemente dentro de ella para lograr su autoexpresión y a menudo esta batalla que parece por destino, es con el padre, o con figuras de autoridad, quienes aparecen como obstáculo y al mismo tiempo como medio de crecimiento personal para ellos.

NACIMIENTO DE LA IDENTIDAD ESPIRITUAL

Aries es el agente individualizador del zodiaco. Simboliza darnos cuenta internamente de que cada uno somos distintos del resto de la humanidad, con potenciales y retos únicos. Es también aquí que surge la ilusión del ego o la conciencia aparente de que estamos separados del todo, de que somos “alguien”. Es la emanación de la conciencia propia, que surge del inconsciente colectivo, representado por Piscis, el último de los signos. Representa también la conciencia del nacimiento de la identidad espiritual y la de poseer atributos divinos. A nivel superior es el valor moral, la integración personal para sostenernos en lo recto, es la cualidad del discípulo aspirante que le permite enfrentar al enemigo en sí mismo y sobreponerse a él regenerando su vida, trabajando por lo que cree y haciendo lo que ama, es el valor como un canal de expresión del amor. Cada uno de nosotros salimos a la vida y experimentamos diferentes circunstancias de nuestro camino particular, conforme nos hacemos conscientes de que esta fuerza vital está manifiesta en nosotros y a su vez surge de nosotros. La conciencia de nosotros mismos y de la humanidad se expande llevándonos al principio básico de que somos creados y creadores.

Lo que cada uno de nosotros experimentamos y aprendemos de la vida, lo que seamos capaces de crear, las pasiones que despertemos, los eventos que construyamos, el nivel de conciencia espiritual y personal que logremos, o lo que sea que experimentemos y los resultados de nuestra interacción en este plano de manifestación, es llevado al océano del inconsciente colectivo, del cual surgen todas las posibilidades futuras, el potencial para entender la vida y la conciencia de que todos somos uno. Es ésta la razón por la cual Piscis, como último signo, es tan consciente y vulnerable a los sentimientos de otros, porque lleva en sí la experiencia colectiva de la humanidad. El hombre crece a través de la conciencia de sí mismo, la cual es lograda a través de su experiencia en la Tierra, que le lleva al despertar del alma para sí misma, como un arroyo, separado del gran océano durmiente y eventualmente al regreso y a la conciencia del océano mismo.

 

TAURO

 Símbolo de la manifestación, el cuerpo.


Tauro es el signo que representa la energía más lenta del zodíaco, la más estable, se encarga de dar forma, es el símbolo de la Tierra, fértil y contenedora. Encargada del cuidado de la vida en su manifestación terrestre, es el apego, la necesidad de seguridad, de recursos y materia, y del tradicionalismo. Es la energía de la madre que nos lleva a pertenecer, a no arriesgarnos y quedarnos con lo que tenemos seguro y en su parte más extrema al estancamiento.


Con la entrada del Sol en Tauro, en la naturaleza el ímpetu ariano comienza a descender para dar lugar a la estabilidad y calma del signo de Tauro. El período de transición a la primavera ya terminó, estamos de lleno en ella ahora en una fase de consolidación de esta energía de inicio. Las flores están en pleno esplendor, los días son claramente más largos, la energía es de crecimiento estable y paulatino, empiezan las lluvias esporádicas todavía con días de calor y el ambiente y la energía creativa comienzan a condensarse y a hacerse más lentos.


Tauro es el signo que representa la energía más lenta del zodíaco, la más estable, se encarga de dar forma y substancia a la energía y vitalidad generada por Aries, es el símbolo de la Tierra. Así como Aries es la energía creativa masculina del cielo y su símbolo es el carnero que representa también el falo, Tauro es la energía receptiva y contenedora de la tierra, su símbolo es el toro, representa la fuerza estable y nutricia, la matriz. Ambos signos son la primera manifestación de la polaridad necesaria para la creación.


Este signo es representado en el mito de Teseo y el Minotauro, en donde Teseo tiene que entrar a un laberinto para buscar y dar muerte al Minotauro, tarea nada fácil que implica para él, el confrontar la parte bestial de su origen divino. Para lograr la peligrosa tarea, Ariadna – hija del Rey Minos – le da un hilo, símbolo del amor y la sabiduría del corazón para que después del enfrentamiento con la bestia, encuentre el camino de regreso y logre salir del laberinto. Lo que finalmente nos dice este mito respecto a Tauro es la batalla que los nacidos bajo este signo llevan a cabo entre el instinto de sobrevivencia y su rendición a lo divino, que en su parte más extrema surge como avaricia y que es una de las partes oscuras del signo. Ya en otros signos hemos hablado de la batalla entre la parte animal y la humana o divina, en este caso la batalla esta entre la seguridad material, la necesidad de asegurar nuestra permanencia a través de nuestros bienes y posesiones y el peligro de quedar atrapados en esto sin buscar un fin o sentido mayor a nuestra existencia. Batalla que se gana cuando somos capaces de escuchar el llamado de nuestro corazón y soltar todo aquello que aunque nos ha dado seguridad, ahora nos detiene en el siguiente paso de nuestra búsqueda.

A nivel primordial, la energía de Tauro, se encarga de todos los elementos necesarios para el cuidado de la vida en su manifestación terrestre, cuando no confiamos en ella aparece en nosotros como apego, necesidad de seguridad, de recursos y materia, es la energía de la madre que nos lleva a pertenecer, a no arriesgarnos y quedarnos con lo que tenemos seguro y en su parte más extrema al estancamiento. Es también la energía de conservación y constancia que logra que todas las cosas se manifiesten de forma material. Pero por supuesto que esto no es todo respecto al signo, hay que recordar que el signo de Tauro es regido por Venus – Afrodita - diosa enigmática y fascinante, portadora de fortuna y belleza. Afrodita es una diosa cuyo simbolismo se ha tergiversado desde su origen, tradicionalmente se le denomina la diosa del amor, pero nuestra concepción romántica del amor tiene poco que ver con la naturaleza de Venus que es más una diosa de la sensualidad, la atracción, la seducción y el placer, que del amor.


Si hacemos memoria Venus surge, cuando los genitales del recién castrado Urano, caen al mar y se mezclan con la espuma, por lo tanto podemos decir que a pesar de ser una deidad femenina, es una diosa que surge de un principio masculino puro y por lo tanto representa el principio femenino activo. A Venus no le interesaba el amor eterno, por el contrario le gustaba el placer y la conquista, era profundamente desapegada y en aras de su placer personal, pasaba por encima de los sentimientos de cualquiera que se topara en su camino, que además seguramente quedaba seducido por sus encantos.


Así entonces este balance entre consolidación, seguridad y prosperidad del toro, se combina con la sensualidad y belleza de Afrodita para dar lugar a uno de los signos más serenos, estables y sensuales del zodíaco.
Sí, Tauro es un signo que da a sus nativos un porte galante, son generalmente gente calmada que gusta de los placeres de la vida, como el buen comer, el buen vestir, la buena música, son niños y adultos que necesitan ser tocados ¡mucho!. Son personas a las que les gusta disfrutar de cada momento, a menudo considerados lentos por otros, se toman siempre su tiempo para hacer las cosas y disfrutar de lo que hacen, no todos son lentos pero siempre tiene un ritmo propio para llevar a cabo sus actividades y aunque no se dan cuenta a menudo imponen a otros sus maneras, ya que como signo de tierra creen que nadie sabe mejor que ellos como llevar a cabo algo, lo han practicado tantas veces…


Por otro lado saben muy bien aguardar el momento adecuado para actuar, son cautelosos, amables, tenaces a veces hasta la terquedad, y aunque en general no son irascibles y tienden a ser conciliadores y aguantadores, les es difícil poner límites y cuando se enojan lo hacen con mucha fuerza, de manera contundente. Es uno de los signos que más necesita trabajar el desapego y aprender a rendirse a su ser superior para buscar metas más elevadas ya que son ambiciosos, lo cual les permite tarde o temprano lograr lo que se proponen, a veces a nivel de recursos y bienes materiales, en lo cual pueden ser insaciables y a veces en el mejor de los casos al perseguir metas más elevadas. Para ellos es muy importante lo que es suyo, no toleran la invasión o la transgresión de su espacio o posesiones y en algunas ocasiones consideran a otros como parte de sus posesiones, la lealtad y la fidelidad son principios muy importantes para ellos, generalmente tardan en entregar su corazón pero cuando lo hacen lo hacen para siempre ya que son de principios y valores arraigado

Tauro, Me tengo a mi mismo y deseo la luz

Cada signo y de hecho cada individuo pasa a través de varias fases de desarrollo en su viaje terrestre. Aquí discutiremos estas fases en términos de conciencia adormecida, conciencia que está despertando e individuo despierto.

EL TORO ADORMECIDO
El miedo a la pobreza es un tema común para el Toro adormecido. El miedo es tan profundo que incluso cuando el Toro tiene éxito en acumular gran riqueza, a menudo no es capaz de disfrutar de lo que tiene. Si este miedo a que le falte algo persiste, no habrá cantidad de dinero en este mundo que le hagan sentirse seguro.


El Toro puede tener una niñez físicamente confortable, pero si le es negada una sensación de valor personal y valores interiores, puede ser que se venda a sí mismo a cambio de confirmaciones externas de
seguridad, no porque los necesite, pero porque no se valora a sí mismo. De nuevo son los criterios externos, no los valores internos, los que gobierna la psique del Toro adormecido.


El tema común es un estado psicológico lleno de miedo, acompañado por la ambivalencia de querer y necesitar algo, pero concentrarse en el objeto equivocado. La lección básica que debe aprender es la de cambiar su dependencia en valores externos a depender de valores internos. La llamada al despertar del Toro a menudo involucra situaciones que le obligan a examinar que cosas son más importantes para él, y cómo es que cambios en su estructura de valores le ayudarán a alcanzar lo que realmente quiere.


Otra manifestación del Toro adormecido es una intolerancia de su propia humanidad y la de otros. Se niega a si mismo los placeres de la vida, y critica el egoísmo de otros. Critica a otros en vez de confrontar sus propios problemas. El caso clásico de proyección inconsciente nos proporciona un ejemplo de que odiamos en otros lo que no estamos dispuestos a afrontar conscientemente en nosotros mismos. De hecho es el duro juicio de nosotros mismos y la falta de amor por uno mismo lo que lleva nuestros peores miedos profundamente en nuestro inconsciente. El resultado es la proyección, no podemos ver a otros y a las situaciones tal cual son. En vez de ello, nuestra interpretación de su comportamiento es un reflejo de nuestras cualidades negativas.


Dado que es controlado por sus deseos emocionales inconscientes, el Tauro adormecido puede ser tanto compulsivo como predatorio.
El Toro adormecido está atado a lo terrestre. Está consumado por su ansia a adquirir cosas bonitas y tener experiencias que le proporcionen placer físico. Su deseo instintivo de poseer objetos físicos y provocar sensaciones emocionales está motivado por cabezona determinación a obtener lo que quiere. Su voluntad es usada para obtener "la buena vida", placeres sensuales y sexuales. Tauro es magnético por naturaleza. El Tauro adormecido es controlado por el magnetismo de la materia.

EL TORO QUE ESTÁ DESPERTANDO
Tauro debe sumergirse en la materia para así aprender todas las lecciones inherentes a la realidad física. Debe hacerse consciente de la dualidad presente entre el espíritu y la materia antes de poder aprender a discriminar en el mundo físico. Debe examinar su estructura de valores y averiguar qué cosa le dará la seguridad que ansía. Como si escarbara la Tierra en busca de gemas y minerales, Tauro debe escarbar profundamente para acceder los recursos escondidos en su propia psique. Debe examinar sus valores personales y alinearlos con su núcleo interior y eliminar aquellos que son producto de acondicionamiento social y traumas de la infancia. El Toro debe aprender a no depender del mundo material para su seguridad interna. Debe liberarse de las ataduras e inseguridades causados por apegos físicos, que pueden ser tanto a dinero, posesiones, situaciones o relaciones.

El Toro debe librarse de actitudes auto-saboteadoras, como hacerse la víctima y pensamientos de culpa. Para el Toro, la libertad y la seguridad nacen en la auto-valoración, la auto-apreciación, la autonomía, la auto-dependencia y la expresión creativa de sus singulares, y a menudo artísticos, talentos.
Tauro aprende que debe deshacerse de vergüenza y culpabilidad. La rendición total al placer físico sin restricciones es algo necesario para liberar la energía atrapada en su cuerpo.


Los valores de Tauro determinan la dirección de su voluntad. El desafío primordial del Tauro que está despertando es la de redirigir su naturaleza de deseo hacia valores que le lleven hacia una verdadera satisfacción, seguridad y felicidad. El Toro aprende a través de la experiencia directa. Es puede parecer ser cierto para todos los seres humanos. A pesar de ello, he podido observar como algunos Piscis son capaces de "aprender del pasado" y obtener lecciones de las experiencias de otros, así evitando tener que repetir los mismos errores. Es el dolor y el sufrimiento que los deseos de Tauro le han causado lo que le motiva a redirigir su energía de deseo. El Toro que está despertando debe encontrar formas más gratificantes y menos destructivas para nutrirse a sí mismo y expresarse libremente. A medida que dirige su energía hacia dentro, su potencial artístico y creativo es revelado. A medida que el Toro aprende a dirigir su energía sexual hacia arriba hacia el chakra de la garganta, el uso acertado del habla y una forma apropiada de vivir llevan al uso apropiado de la Voluntad.


Tauro debe aprender cómo reconciliar y de hecho conectar y alinear sus mundos externos e internos. Para Tauro no hay curandero ni maestro más sabio que la misma Naturaleza.
Cada signo debe aprender a reconciliar aparentes oposiciones de forma armoniosa y constructiva. Para Tauro la dualidad aparente es entre la riqueza física y la espiritualidad. El cuerpo debe ser honrado y usado como vehículo para la expresión superior del alma. Su cuerpo físico debe ser cuidado para facilitar el uso con maestría por la mente y las emociones para servir su propósito interior. La persistencia de Tauro es requerida para alcanzar el centro del laberinto donde podemos encontrar el incuestionable núcleo de valor del Ser.

EL TORO DESPIERTO
Liberado de las cadenas del deseo y el apego a la materia, el Toro despierto es libre para disfrutar totalmente de la belleza de la vida en el Planeta Tierra y la riqueza de la experiencia humana. La base de Tauro pueden ser las siguientes: "Tengo lo que yo quiero", "Me tengo a mi mismo", "Deseo la Luz". De hecho el Toro despierto es un verdadero curandero y brujo blanco, el cual es capaz de espiritualizar la materia infundiéndola de Luz.
El Toro despierto ha sobrepasado una de las pruebas humanas más difíciles. Ha alcanzado el estado de conciencia donde la mente gobierna la materia. Su voluntad controla sus deseos. La visión de su Alma sobre la realidad espiritual es despertada y vista a través del Ojo del Toro, el cual ve sólo Luz. Desde el Ojo del Toro irradia un haz de Luz, con apunta con claridad hacia el camino a una forma de vida artística y espiritual. Su presencia espiritual inspira, y su expresión de la Voluntad Divina lidera. Su expresión artística de la vida libera, eleva y transforma a todo y todos con los que se relaciona.


El Toro ha emergido con las fuerzas de la Naturaleza para convertirse en la encarnación Terrestre de la Madre Divina. En su forma de Madre Terrestre enseña y alimenta a todos sus hijos. En su forma de Diosa Terrestre de tanto el Amor como la Luz bendice a todos.

 

 GEMINIS

Símbolo del cambio, la mente.


El Sol entra en el signo de Géminis, una vez más salimos de la concentración y fuerza de la tierra de Tauro para pasar al dinamismo y volatilidad del aire de Géminis. Así como Tauro es la energía más lenta del zodíaco, Géminis es la más volátil, rápida y cambiante. Entramos en días de calor, de lluvias, vientos fuertes, y también días frescos o nublados, es el mes más cambiante de todos, en un mismo día podemos tener hasta tres estados climáticos. Es la última etapa de diseminación de la primavera antes de entrar en el período de maduración del verano.


A nivel humano es tiempo de movimiento, prisas y tráfico, de exceso de información, de chismes y malentendidos y se dice que es el mes del año en el que más sube el porcentaje de nacimientos múltiples o de gemelos, muchos de los nacidos bajo este signo tienen hermanos gemelos.
Géminis regido por Mercurio, el dios alado y mensajero de los dioses, representa y opera sobre la mente cambiante y su dualidad. A nivel mental tanto nuestros sistemas simbólicos y conceptuales como nuestra percepción se basan en el principio de polaridad. Nuestro mapa de la realidad se construye a partir de nuestra percepción de polos opuestos de un mismo principio, arriba - abajo, bueno - malo, suave - áspero, yo - tu, etc. Es este el código que normalmente utilizamos para descifrar lo que percibimos como realidad. Así, mentalmente creemos en la ilusión de que vivimos en un mundo dual cuando en realidad, a un nivel más profundo estos pares de opuestos hablan de la unidad que los contiene, es esto a lo que en la tradición Indhú se le llama “maya”.


La función de Mercurio- mensajero de los dioses – es la de unir aquello que aparentemente está separado, pero que se toca a partir de códigos comunes, es por esto que rige también sobre la comunicación y que se asocia con todas las formas de transportación y movimiento.


Géminis representa la fase de desarrollo en la cual formamos nuestros mapas o códigos mentales, para tener una idea y concepción propia del mundo que nos rodea y es también gracias a esta energía que podemos compartir experiencias. Representan el aspecto de la conciencia que crea la relación entre sujeto y objeto. El niño comienza a hablar (función Mercurial) hasta el momento en que existe la conciencia de que él es un ser separado del resto, en particular de su madre, también es durante esta época, o un poco antes, que el niño aprende a caminar, que es otra función Mercurial. Al aprender a movernos en el ambiente estamos también aprendiendo a librar la distancia que nos separa de lo demás.


Por otro lado, los nativos de este signo - el más móvil del zodíaco-, tienen mentes que se mantienen oscilando constantemente entre estos pares de opuestos, haciéndolos; inquisitivos, versátiles, ingeniosos, curiosos, desapegados, cambiantes y rápidos. Son personas que se aburren fácilmente, asimilan demasiado rápido, necesitan movimiento y cosas nuevas, por lo mismo les cuesta trabajo comprometerse, aunque son capaces de compromiso cuando tienen libertad, sobretodo libertad de ser cambiantes. Son vistos por muchos como inconstantes o superficiales, pero es precisamente esto que caracteriza la riqueza de su naturaleza, que les da movilidad, haciéndolos vitales y ocurrentes, a menudo tienen mirada inquisitiva y brillante que resalta de lejos.


Hay principalmente dos tipos de Géminis que representan dos tipos de ejercicio mental: Uno es el comunicativo en el que hay excelentes conversadores, siempre con la última noticia o chisme, de mente rápida y ocurrente que les hace ser simpáticos, volátiles y difíciles de atrapar. El otro es el pensador: Este es un tipo un poco más introvertido y calmado, generalmente polifacético, saben sobre muchos temas y se dedican a varias actividades, les gusta leer o escuchar música, les gusta innovar sobre todo en materia de pensamiento y moda.


En general los Géminis tienen una manera propia de vestir pero les gusta estar a la moda, son independientes, a veces autodidactas y siempre es fascinante conversar con ellos.


Géminis además rige sobre los medios de transporte particular y colectivo y sobre los medios de comunicación individual y masiva. Rige a escritores, investigadores, intelectuales, periodistas, comerciantes, choferes y todos aquellos que comunican o transportan algo. Entre sus nativos encontramos personajes como : Sir. Arthur Conan Doyle, la Reina Victoria, Bob Dylan , Pushkin, Y.B.Yeats, Gaugin, Escher y Jean Paul Sartre.

Contacto con la mente universal.
En su nivel más elevado, es en esta fase, representada por géminis, en donde el iniciado habiendo soltado el apego del resultado de sus acciones, necesita expandir la mente, reconocer que sus pensamientos no le pertenecen, que todos surgen de la mente universal y cada uno de nosotros decidimos en que frecuencia nos sintonizamos con ella. Al expandir su mente que ha estado limitada por sus creencias, preferencias e ideas fijas de si mismo y del universo que le rodea, logra tener una visión amplia y objetiva de la existencia. Esto se logra por medio de la meditación, técnica que nos ayuda a observar la naturaleza cambiante de la mente dándonos acceso a la mente elevada que nos permite escoger los pensamientos e ideas que pueden dirigir nuestro camino de vida y nuestra relación con el mundo.

 Geminis – Mi niño interior es mi alma gemela.

LOS GEMELOS ADORMECIDOS
El Géminis adormecido es consciente tan sólo de su personalidad, no de su alma. Su necesidad básica de momento y cambio es por ello sin dirección y sin propósito. Ansía estimulación externa, pero no comprende el por qué. No tiene ningún plan. No está conscientemente conectado con ninguna fuerza cohesiva ni dirigido hacia un objetivo que valga la pena. Su mente instintiva está al mando y su mente está fuera de su control consciente. Está ciegamente motivado por el deseo de experiencia y no sabe cómo ni por qué discriminar en sus opciones de vivir esas experiencias.


Su definición de relación consiste en cómo todo y todos se relación a ÉL. Habla y habla sin ningún sentido de intercambio entre él mismo y la persona con la que le está diciendo cosas, no hablando con ella.
Está interesado solamente en él mismo. Su relación con la dualidad es el generar conflicto en su mente y conflictos con otros. Su punto de vista sobre los opuestos es simplemente "yo contra los demás." No tiene un concepto todavía de que entre los opuestos puede haber armonía mutua, o que cualquier cosa que no sea dualidad es una opción. Esto recuerda a los equipos de debate del instituto y de la universidad. Partiendo de un punto de vista, con ganar y perder como las únicas posibilidades, acertado y equívoco como las únicas opciones, y discusión interminable sin ninguna resolución excepto un artificial y arbitrario "ganador."


El Géminis adormecido bloquea el flujo libre de información y la comunicación entre su mente y su entorno. Tiene miedo a lo desconocido, lo inexplorado y lo irracional. Demanda información que está demostrada, es empírica y por ello segura. Si no está científicamente medido, cómo podemos saber si es verdad – es una de los frases comunes de los Géminis no-iniciados.


El Géminis adormecido experimenta varios niveles y manifestaciones de frustración mental y problemas de comunicación. Estos problemas incluyen sentimientos de aislamiento, el miedo a ser humillado, preocupaciones sobre incapacidad mental, e inseguridades respecto a interacciones. Es dogmático porque tiene miedo de lo que ahora sabe y piensa que no tiene el entrenamiento o intelecto adecuados para averiguarlo.
El Géminis adormecido deja que su mente deambule a propósito. Toda información es de interés incluso si es inútil o falsa. A menudo es locuaz. Sus diatribas saltan de una opinión y tema al otro. Y no habla sobre lo que siente. De hecho no sabe cómo se siente y esto es la fuente de su inseguridad, frustración e inhabilidad para verdaderamente expresarse a sí mismo.

LOS GEMELOS QUE ESTÁN DESPERTANDO
Géminis eventualmente despierta a la posibilidad, de hecho la inevitabilidad, de la apropiada inter-relatividad entre aparentes opuestos. El Géminis que está despertando está preparado y ansioso para explorar la dinámica de las relaciones. Es consciente de otros. Busca entender la naturaleza de las interacciones y su mente busca conocimiento que tenga propósito, no simplemente una serie suelta de hechos. "Inteligencia se transforma de instintiva a creativa, y de subjetiva a objetiva." Está más abierto a escuchar a la opinión de otros y a compartir conocimiento en un verdadero dar y tomar, escuchar y ser escuchado.


A este nivel de conciencia, la dualidad se expresa a sí misma en la naturaleza de las relaciones de los gemelos. Las crisis de Géminis a menudo se forman debido a malentendidos en relaciones que tiene lugar por intenciones entremezcladas y comunicaciones poco claras.
Géminis constantemente intenta comprender cómo armonizarse a sí mismo con otros a distintos niveles de evolución. A menudo se mueve entre dos grupos de amigos – uno refleja sus deseos e impulsos instintivos de su ser inferior y el otro grupo refleja su agudeza mental y ser superior. La vacilación entre las fuerzas de luz y oscuridad de la sociedad es un tema común en la vida de Géminis, hasta que alcanza una integración de estos aspectos básicos dentro de él mismo.


La primera prioridad para el Géminis que está despertando es el desarrollo de una relación consigo mismo. Necesita callarse e interiorizar sus diálogos y dejar de intelectualizar sus sentimientos. Necesita usar su habilidad para analizar datos complejos para descifrar y desembrollar su agitación mental. El reorientar su atención hacia el interior puede resultar en discusiones consigo mismo. Esto no es ningún problema. La auto-investigación y auto-interrogación son necesarias para poder ser cándido y honesto consigo mismo.


Cuanto menos consciente sea Géminis, más difusa, desecha y malgastada será su energía. Cuanto más ancle su conciencia en su alma, más dirigirá sus intereses, energías y actividades y de hecho relaciones de forma útil.
El Géminis que está despertando se da cuenta de la importancia y valor del pensamiento cuidadoso, metódico y meticuloso. Su objetivo es usar su mente y descubrir la verdad. Usa su mente investigadora para entender misterios, para buscar las razones del por qué y para explorar las estructura que aportan significado.


El Géminis que está despertando da alta prioridad a la educación. A pesar de que la educación formal es importante para Géminis, la experiencia informal de la vida es igualmente importante. Géminis debe viajar, interactuar y explorar. Su conocimiento es adquirido a través de la experiencia directa, la observación personal y la vida misma. La educación de los libros no le basta a Géminis, que debe estar en el mundo viendo y participando en las actividades de la vida. La experiencia de primera mano forman la base de su proceso de crecimiento e individualización.

EL GÉMINIS DESPIERTO
El Géminis despierto reconoce que tiene dos seres – su personalidad y su alma. Ha alcanzado su objetivo de conocerse a sí mismo como su alma. Los aspectos limitados de su personalidad ya no le frenan. Su personalidad es guiada por la claridad y propósito de su alma. Los dos aspectos del ser trabajan juntos en armonía. El Géminis despierto es totalmente consciente de las implicaciones espirituales de sus actividades y dirige sus acciones para el servicio del más alto bien de la humanidad. En esta fase, su vida y su mente están dirigidas a alcanzar síntesis y armonía dentro de él mismo, con otros y en el mundo.


Cuando Géminis ha logrado conectar conscientemente las distintas partes de sí mismo, está preparado para ser un agente de cambio social y crear lazos entre gentes y grupos. Esto puede incluir el negociar la alineación de intereses conflictivos, el facilitar interacciones armoniosas en la dinámica de grupos y el usar sus habilidades diplomáticas, las cuales incluyen el tacto y una astuta mente, para traer paz y entendimiento mutuo. Géminis también puede usar su mente científica para inventar tecnologías que beneficien a la humanidad. Géminis nos enseña a ser tolerantes y a explorar la vida libremente. Nos enseña que hay muchos niveles de verdad – individual, circunstancial y universal – que co-existen y de hecho bailan juntos al mismo tiempo. Géminis lo integra todo a través del amor y el movimiento. Géminis nos enseña que somos más felices cuando dejamos de resistirnos a lo que hay y nos dejamos llevar por el viento.


Es a través del reconocimiento y aceptación de su propia mortalidad e inmortalidad que Géminis encuentra plenitud. El Géminis despierto nos enseña a todos a relajarnos y a disfrutar de la vida. Hey, somos perfectos e imperfectos al mismo tiempo. Hay bien y mal en el mundo. Algunas cosas son tal y como tú quieres que sean y otras no lo son. Y la vida sigue adelante. El Géminis despierto no enseña a celebrar la vida tal cual es. Y si no es tal y como nosotros pensamos como es, eso también está bien.
Géminis nos hace reír. Géminis nos recuerda el no tomarnos las cosas demasiado en serio. Géminis tiene una conexión directa con el humor cósmico. Géminis comprende que el otro que estaba buscando era su propio niño interior. Él y su alma gemela se sientan y se ríen de toda gana.

 

 CANCER

Símbolo de la pertenencia, las emociones.
Con la entrada del sol en Cáncer se da el solsticio de verano, momento en el que el sol está en su máxima declinación norte, es el día más largo del año. Día también en el que comienza a operar la energía de maduración en la naturaleza, ahora con las lluvias la tierra es nutrida por el agua que humedeciéndola, la convierte en tierra fértil y da sustento a todo aquello que ha nacido durante la primavera.


El signo de Cáncer como primer signo de Agua, simboliza: el origen, el fundamento, la madre y la familia, es el principio femenino, pasivo - agua - contenido por la tierra, que viene a nutrir la energía fértil masculina que fue depositada en la tierra.


El agua representa en nosotros el mundo emocional que alimenta la energía de nuestro cuerpo, la pasión y la emotividad que nos lleva a mantener y hacer más grande aquello que hemos comenzado. Representa la nutrición, a nivel físico, emocional, mental y espiritual, es la parte de nosotros encargada de crear ambientes y situaciones que nos den seguridad , confort y sentido de pertenencia, la parte de nosotros que lidia con la vida familiar y del hogar, los primeros lazos afectivos en el proceso de desarrollo de la personalidad. 

El sentimiento de pertenecer a “algo” más vasto, nuestra familia, la familia humana y finalmente la conciencia de la tierra.
Su regente es la Luna, la madre universal que rige sobre las emociones, los partos, el nacimiento y la maternidad. Su energía es de naturaleza cambiante representada en las fases del ciclo lunar, su vehículo son los fluidos y las emociones. Es el mundo emocional, el instinto que está regido por los mismos principios que la madre naturaleza y se encarga de nuestra sobrevivencia. La energía representada por este signo es una energía de pertenencia y conservación, es la energía que representa el papel de la madre en la familia, la de garantizar que todas las necesidades básicas sean cubiertas y la de salvaguardar la sobrevivencia de los más pequeños o débiles.


Cáncer en el arquetipo humano es el signo más sensible y vulnerable del zodíaco, son gente que necesita mucha seguridad, sobre todo a nivel emocional, tienen una gran necesidad de aquello que les es familiar, confortable y seguro y es por esto que tienden a guardar cosas con las cuales se identifican, que les recuerdan vínculos y son coleccionistas. Les atrae el pasado ya que les da sentido de continuidad.

Para los nacidos bajo este signo es muy importante sentirse aceptados, necesitan saber que pertenecen, temen al rechazo y al ridículo y son muy vulnerables a la opinión que tienen los demás de ellos y aunque reaccionan generalmente haciendo como que nada les duele o les importa, en general, esta es una defensa para no mostrar el profundo dolor que llevan dentro. Podemos entender la naturaleza de estos nativos observando la naturaleza del cangrejo, un ser que no es ni de agua ni de tierra que vive en medio de las dos. Así, son por un lado ambiciosos, buenos para las finanzas, los bienes raíces y excelentes proveedores, y por otro viven en el mundo de la fantasía el romanticismo y la imaginación, planteando constantemente situaciones imaginarias y preguntándose siempre ¿qué hubiera pasado si…?.Es importante para ellos darse tiempo para desarrollar ambas capacidades, para tener logros a nivel material y para divagar con la mente. Son nutridores por naturaleza, les encanta al igual que Piscis tercer signo de agua el cuidar de gente que los necesita, sobre todo niños, Cáncer es un signo niñero por naturaleza, y es el signo que más se relaciona a nivel de pareja entre sí. Son muy amigueros y generalmente tienen buenas relaciones en el campo en el que se desarrollan.

Los nacidos bajo la influencia de este signo son personas emocionalmente tenaces, sin embargo, su sensibilidad los hace temerosos, no les gusta la pelea directa más que cuando se ven realmente amenazados y entonces, son fieros, al igual que el cangrejo que cuando ya tomó algo con sus tenazas no lo suelta ni siquiera bajo el riesgo de perderlas en el intento. Así, generalmente consiguen lo que quieren simplemente presionando y aguantando hasta que el otro cede por cansancio, en este sentido podrían ser clasificados como manipuladores, pero no es que manipulen cómo estrategia o que lo tengan planeado, no son mentales!, hay que entender que siendo de naturaleza de agua, se mueve en el mundo de las emociones con una soltura instintiva y se deja llevar por sus reacciones, simplemente reaccionan así y a menudo realmente no les interesa entender razones, saben fluir con el mundo emocional.

Son excelentes, cocineros, decoradores, vendedores de bienes raíces, escritores e historiadores entre ellos se encuentran personajes como: San Juan de la Cruz, Enrique VIII, Herman Hesse, Franz Kafka, Louis Amstrong, Ringo Star, y Degass.

La puerta de entrada
La progresión de los signos del Zodíaco, a nivel del Alma representa el esquema de evolución del ser humano encarnado. En este proceso; Aries representa el impulso del alma de encarnar, el nacimiento de la semilla mental, la idea de un yo. Tauro solidifica este impulso dándole forma, con el deseo de ser. Géminis integra estos dos impulsos en el intercambio entre mente y emociones, y en la confrontación entre el ser y el mundo. Y finalmente Cáncer que puede ser visto como el lugar en el que se integran estas tres fases, y en donde se da realmente la encarnación en el plano material, en las ciencias ocultas se le llama a este signo “La puerta de entrada” y representa la fase de un ciclo en la que el alma se ancla en el cuerpo físico. Esta es la razón por la cual cáncer busca una casa, un lugar donde echar raíces, una plataforma en la cual basar sus futuras encarnaciones. Pareciera fácil pero la tarea de encarnar plenamente en el cuerpo no es una tarea nada fácil, mucho menos desde la profunda sensibilidad de este signo, en esta fase el iniciado, toma su existencia en el plano material como un reto de estar plenamente consciente de la experiencia de la existencia en este plano material.

Cáncer, en el santuario de mi alma

EL CANGREJO ADORMECIDO
El Cangrejo adormecido se preocupa por la auto-preservación. Las fuerzas magnéticas de la conciencia de masas engullen al Cangrejo inconsciente en un estado de ser indiferenciado. No tienen ningún sentido de sus fronteras ni de su individualidad. El Cáncer adormecido se identifica con su tribu y familia, los cuales la manejan sin saberlo, determinan su comportamiento, lo atan a una forma particular de expresión y perpetúan su karma.
Compulsivamente acumula y amasa posesiones "por si alguna vez le hagan falta." Sus emociones se balancean con las fases de la Luna y el clima emocional de sus entornos. Tiene dificultad para interpretar y manejar las impresiones psíquicas que le bombardean de forma constante. Su reacción natural es el esconderse y evitar toda interacción que sea ligeramente amenazante. De hecho, casi todo es percibido como una amenaza por el Cangrejo adormecido, quien es incapaz de diferenciar entre sus propias emociones y las circunstancias externas. La línea entre él mismo y los demás es muy borrosa. Silenciosamente lucha por aferrarse a sí mismo coleccionando objetos y obsesionándose por su próxima comida.

El Cangrejo adormecido se siente aislado y solitario. Se siente aprisionado en un caparazón de miedo. Sufre de la paradoja de estar tan conectado (enredado) con otros que no puede tener una conexión significativa (interactuar) con ellos.

El problema es que no hay un individuo definido al que conectar.
El Cáncer adormecido es sensible a cada palabra e indirecta. Le cuesta ser claro y conciso en sus comunicaciones. Su timidez hace que a otros les cueste percibir sus intenciones, lo cual puede llevar a malentendidos.

El Cangrejo adormecido puede perderse en un interminable remolino de emociones. Perdido en un mar de emociones, es incapaz de anclarse a sí mismo en suelo firme y se apega a fantasías para encontrar seguridad y forma. El Cangrejo adormecido también puede negar sus emociones y sensibilidad como una táctica de supervivencia. El problema es, por supuesto, es que la negación no elimina la energía emocional; la entierra bajo la superficie. Durante el proceso pierde contacto con sus poderes intuitivos. En vez de estar sintonizado con y respondiendo a los ritmos de la vida, se vuelve un malhumorado esclavo de sus ciclos emocionales. Se menea por la vida como una indefensa víctima de las cambiantes circunstancias.

El Cáncer adormecido a menudo se siente rechazado u abandonado y lucha por atraer la atención. Siempre se preocupa por ver satisfechas sus necesidades de supervivencia. A pesar de que se siente necesitado y desea que alguien lo rescate, también piensa que está solo y debe arreglárselas por cuenta propia.

Cáncer encarna la energía nutritiva. Es la madre que cura nuestras heridas, nos cuenta que todo saldrá bien y nos asegura que somos amados. Un problema común para el Cáncer inconsciente es que su necesidad de amor a menudo se ve sin satisfacer. A medida que dedica su tiempo a nutrir a otros, crea resentimiento y amargura escondidos, incluso ira, basado en su sensación de estar negado, sobrecargado y no lo suficientemente apreciado. Puede apagar sus emociones para evitar ser agotado por los necesitados intereses personales de otros.

La llamada al despertar para el Cáncer adormecido a menudo se manifiesta en forma de agotación y fatiga. Primero culpa alguien o algo fuera de él mismo de sus problemas. Pero al final se da cuenta de que compulsivamente ha dado demasiado de sí mismo. Ha intentado intercambiar cuidado por amor y aprobación. Su proceso de curación comienza cuando se da cuenta de que es él mismo el que debe amarse y nutrirse. Su camino a la vigorización personal tiene lugar cuando se hace responsable de liberarse a sí mismo de sus dramas y opresivos juegos mentales. Su libertad nace cuando decide crear una realidad amorosa dentro de sí mismo.

EL CANGREJO QUE ESTÁ DESPERTANDO

El Cangrejo que está despertando descubre que lo que realmente necesita es tiempo para nutrir y conocerse a sí mismo. Sencillamente necesita estar solo y aislarse de otros que distraen su energía hacia sus crisis personales y participación en actividades de grupo. Hace falta disciplina emocional para traer su energía y sus emociones de vuelta a él mismo. Dado que es parte de su naturaleza el cuidar de otros, debe retirarse en su caparazón. Debe controlar su compulsación de nutrir a otros y desarrollar su músculo de auto-nutrición.
El nutrirse a sí mismo incluye cuidar de su cuerpo, dormir lo suficiente, comer comida sana y detener su hábito de forzarse a sí mismo más allá de sus propios límites. El Cangrejo debe renovar su energía con actividades centradas en él mismo. Debe bajar su ritmo y volver al hogar de su propio centro interior y silencioso. Su objetivo es un renacimiento interior. Debe cultivar una sensación de seguridad, que provenga de paz interior, no de apegos emocionales externos. Para alcanzar esto mismo debe examinar sus problemas sin resolver de dependencia y sus inseguridades escondidas.

El crecimiento emocional es en lo que debe concentrarse el Cáncer que está despertando. Debe cultivar un sentido interno de seguridad antes de sentirse la suficientemente a salvo como para aventurarse en el mundo. Debe romper sus patrones de dependencia y cortar los hilos de sofocantes dinámicas familiares. Esto incluye hacerse consciente de secretos de familia y problemas de los que no se habla que continúan alimentando sus alborotos subconscientes y afectan su habilidad para confiar y sentirse a salvo. Debe romper con la nostalgia y el sentimentalismo y dejar de engañarse sobre lo perfecto que es todo. Debe establecer contacto con su profunda tristeza, la indefinida pesadez y la ira reprimida que han permanecido pesas inconscientes en su psique durante años.

El Cáncer que está despertando descubre que la emociones subjetivas no pueden ser expresadas verbalmente con facilidad y de que no puede separarse de lo que está sintiendo. Su proceso de interiorización le enseña que las emociones humanas son las expresiones inconscientes del Alma. Mientras esté en vida, llevará esta energía dentro de sí mismo. La necesidad de seguridad y protección y la necesidad instintiva de retirarse a un seguro santuario interior son mensajes de su Alma. La angustia de la insatisfacción le obligan a explorar niveles más profundos y más extensos del Ser.

Los problemas de seguridad son la base de la mayoría de los comportamientos auto-saboteadores de Cáncer. Los mecanismos de defensa y el construir un muro alrededor suyo no ayuda a transformar su miedo interior. El Cáncer que está despertando cae en la cuenta de que debe aceptar sus ansiedades y lo desconocido antes de poder encontrar la paz y la seguridad que ambiciona tanto. Cáncer nos enseña que la seguridad emocional requiere que lleguemos a comprender nuestros fantasmas, liberándonos de nuestros bloqueos y fijaciones que nos mantienen "en modos defensivos pero inmaduros de operación" que impiden que ejerzamos nuestra habilidad para tener intimidad con nosotros mismos y los demás.
La auto-nutrición lleva a Cáncer a crear una relación más íntima con su cuerpo y con la Madre Tierra. Enraizado en la Tierra y en su cuerpo se siente más seguro de forma natural. Conectado a la fuerza vital de su propio cuerpo y el Planeta, su vitalidad es reestablecida y sus poderes curativos se manifiestan.

El Cangrejo es asustadizo por naturaleza. La necesidad de establecer una separación puede exacerbar sus miedos. Sin embargo, a medida que encuentra su sendero y formas de expresión personales, su miedo disminuye. Es desde su nido personal desde donde puede elegir relaciones y situaciones que lo nutran y lo provean de apoyo. El Cangrejo que está despertando debe pasar de protegerse de toda influencia externa a aprender a cómo elegir y discriminar entre ellas. El Cangrejo que está despertando necesita establecer tanto sus barreras físicas como psíquicas. Se sigue sintiendo "en casa" tan sólo con sus amigos íntimos, con su propia "tribu" y con gente similar a él.

El proceso de despertar del Cangrejo no requiere que esté totalmente a solas. Su proceso de vigorización incluye cultivar su habilidad de discriminar, elegir y apropiadamente (sin proyectar manipulación o el estar necesitado) tender la mano a aquellos que dan sin compromiso. Debe establecer contacto con sus propios sentimientos para ser capaz de identificar qué relaciones llevarán a abandono y explotación y cuales son sinceras y afectuosas.


A medida que establecer sus barreras emocionales, también deja de interferir en el espacio emocional de otros y de enrollarse en relaciones donde se ve atrapado. A medida que se vuelve más independiente emocionalmente, se sentirá más seguro y confiado interactuando con otros. A medida que aprende a usar sus emociones como su guía interna, aprenderá a confiar en sí mismo para hacer las decisiones apropiadas. A medida que sintoniza más con su propia verdad y realidad, dejará de tomarse las circunstancias diarias e interacciones tan personalmente. A medida que su conflicto interior se calma, dejará de malgastar su tiempo intentando defenderse de "las actitudes conflictivas de otros."

El dominio de Cáncer es la comida y la nutrición. El Cangrejo adormecido tiene la tendencia de preocuparse por la comida y a comer o consumir demasiado. El Cáncer adormecido nunca se siente satisfecho, no importa cuánto coma o acumule. El Cangrejo que está despertando se da cuenta que su hambre simboliza una necesidad más profunda – una necesidad primordial de reconectar con su Alma y de ser nutrido por el Amor de su propia Alma. Continúa siendo un adicto a sus ansias y adicciones hasta que se vuelve un adicto a su propia auto-nutrición y amor por sí mismo.

El Cangrejo que está despertando debe anclar firmemente su personalidad en una estructura de ego fuerte e integrado. Para hacer esto debe hacerse consciente de que es una entidad separada. Debe explorar la vida en la Tierra y hacerse consciente de sus entornos. Debe desarrollar una relación consciente consigo mismo, con su cuerpo, su Alma y la Madre Tierra.

EL CANGREJO DESPIERTO

El Cangrejo despierto no tiene una relación ordinaria con los sentimientos. No responde de forma defensiva, reactiva o sentimental. Es intensamente consciente del Amor universal que impregna toda la vida. Tiene el deseo de experimentar este Amor como la fuerza motivadora de toda comunicación. Percibiendo el deseo de recibir y dar amor como el deseo primordial de todos los seres, deja de estar apegado a los juegos e historias de personalidad.
El Cangrejo despierto ha despersonalizado sus sentimientos. No está enrollado ya en patrones de venganza y juegos de poder de la vida ordinaria. Es invulnerable a las neurosis e historias emocionales de otros. Está desapegado de las historias y traumas que una vez fueron el centro de su realidad. Con serenidad y calma, permaneciendo en su propio centro, es sincero consigo mismo.

El Cangrejo despierto facilita la transición de una sociedad conflictiva a una sociedad donde podemos encontrar respaldo. Sabe que todo el mundo busca reconocimiento, apoyo y amor. Sabe que cuando dejemos de estar en conflicto con nosotros mismos, dejaremos de estar en guerra con otros. Una vez que el Cangrejo ha experimentado el amor él mismo, ayuda a otros a realizar la conexión con la Madre Divina.

El Cáncer despierto se siente en casa sin importar dónde esté porque se trae su hogar consigo mismo a donde quiera que vaya. Su hogar es el santuario de su propia Alma. Está dentro de él mismo y no puede ser violado por nadie. Su anclaje interno crea la base para que se pueda fundir con la expresión universal del Amor sin perderse. El Amor de la Madre florece en su propio corazón y el mundo, de hecho el universo, se convierte en su hogar. Accede a la compasión ilimitada de la Madre Divina y rebosa generosa energía nutritiva.
El Cáncer que ha despertado ha encontrado la Luz dentro de sí mismo y ha establecido su hogar en su propio corazón. Su Alma mora apasionada y pacíficamente en su propio cuerpo. Tiene una intensa conexión las fuerzas invisibles y el futuro. Lleva un plano de la vida dentro de su matriz y lo nutre hasta traerlo a la vida. Con cada respiro nuestra Madre Cangrejo declara, "ESTOY EN MI HOGAR."

LEO

Leo, seré yo mismo porque soy el uno 

EL LEO ADORMECIDO

El Leo adormecido demasiadas veces es auto-engrandecido y egoísta un niño narcisista y malcriado intentando comportarse como un adulto. La frustración experimentada durante la búsqueda de su propio centro interior a menudo es expresada como un egocentrismo compulsivo. Él piensa (y a un nivel incluso más profundo sabe) que él es Dios. Lo convierte en irritante al Leo inconsciente es el que a menudo es insensible al hecho de que cada ser humano es una creación de Dios.
El Leo adormecido es un presumido y un narcisista. Intenta dominar su entorno de forma compulsiva. A pesar de ello su falta de una fundación interna le previene de ser un líder efectivo y dedicar su natural habilidad para el liderazgo hacia la consecución de metas más nobles con un impacto duradero. Simplemente ansía atención y admiración e intenta conseguirlo con ostentosas posesiones materiales y un comportamiento llamativo.


El León adormecido se sobrevalora e infravalora al mismo tiempo. Está confundido sobre quién es y quién no es. Su sentido de la maestría es malgastado en ser un maestro de la proyección. Proyecta sus juicios negativos en otros, lo cual sólo sirve para envenenar sus relaciones. Busca afecto de una forma constante. A menudo atrae problemas en los asuntos del corazón porque sabotea el afecto verdadero por sus necesidades de validación y muestras externas de lealtad.

 

Las demandas que hace de los demás alimentan su amor propio. Las barreras entre el León durmiente y su propia auto-realización son las partes de él mismo donde el Sol interior no ilumina todavía. Su sentido de lo inadecuado a menudo origina una falta de reconocimiento por otros, pero puede ser permanentemente remediado por el reconocimiento propio. Sus sentimientos de inferioridad pueden originar la envidia y el resentimiento, los cuales a su vez alimentan su experiencia de rechazo y alienación. Los problemas básicos de Leo se derivan de su "inhabilidad para quererse a sí mismo, reconocer su propia valía y encontrar su propio centro interior, el cual puede dar a su vida estabilidad y propósito."
Tras la callosa apariencia del León adormecido hay una desesperada necesidad de sentirse importante, de ser admirados y alcanzar reconocimiento. Utiliza su habilidad para alcanzar la superioridad en demostraciones externas e intenta comprar popularidad deslumbrando a otros con su carisma. No obstante, su carisma auténtico y abundante sólo rezumará si abre su corazón a sí mismo, lo cual le llevará de forma natural al podio central.

EL LEO QUE SE ESTÁ DESPERTANDO
El Leo que se está despertando es consciente de que su necesidad desesperada de amor y reconocimiento no está produciendo los resultados esperados. Incluso puede que reconozca que es un pozo sin fondo para la atención y el afecto. Su inhabilidad para encontrar satisfacción le lleva a realizar que debe empezar su viaje interno para abrir su propio corazón. Ninguna otra cosa valdrá. El León que se está despertando quiere dejar su marca, pero es consciente de que hay maneras más fructíferas de hacerlo. Su proceso de despertamiento incluye el desarrollo de una apreciación de la dinámica de la auto-expresión creativa. Debe evolucionar de un uso instintivo y condicionado de su voluntad hacia un uso consciente de ella. Debe hacer consciente que es co-creador de su realidad. Para co-crear de una manera efectiva debe encontrar un propósito mayor y enfocar sus energías con continuidad y dedicación.
En el corazón del León pujan dos necesidades. La primera es EL DESEO DE ILUMINAR. En la profundidad del corazón del León está "la necesidad hacia el auto-conocimiento, auto-consciencia, y el desarrollo de un intelecto positivo, eléctricamente potente para que pueda enardecer las mentes de otros."
La segunda es EL DESEO DE GOBERNAR. A medida que Leo desarrolla auto-control y auto-maestría, sus impulsos dictatoriales son reemplazados por carisma y la habilidad mental para inspirar a grupos a expresar sus ardores creativos para alcanzar objetivos cohesivos y con propósito.
El camino del León es descubrir que su Alma y Voluntad Divina son los creadores. Debe alinear su personalidad con su Alma y su Voluntad Divina. Sus múltiples experiencias le enseñan una y otra vez que su ego limitado no es el creador esencial. Cada paso del camino es recordado que debe deshacerse de la idea de quién él piensa que es si quiere ocupar ese papel de liderazgo que tanto desea, dado que Leo es un sirviente de la Voluntad Divina. Para asimilar la esencia de esta realidad y apreciar la importancia de su tarea debe conectar con su Ser transcendente.
El proceso transcendente de Leo le ayuda a restablecer su relación con el colectivo. En vez de ser el Sol alrededor del cual el mundo entero, de hecho universo, gira, está destinado a ser el Sol, que gobierna a través de la inspiración y su presencia radiante.

EL LEÓN DESPIERTO
El León despierto se ha reconocido a sí mismo. Ya no depende de otros para validarse. El corazón abierto de Leo espontáneamente abre los corazones de otros que experimentan la alegría y vitalidad en su presencia. Cuando las puertas del corazón están abiertas, las esclusas del amor también se abren. El León consciente es un modelo a seguir de integridad, honestidad y pureza de espíritu.
El león despierto ya no necesita el reconocimiento de los demás. Él ES y disfruta siendo quién es y eso es suficiente para él. Su alegría proviene de su propio corazón. No necesita nada más para completarse a sí mismo porque él ha encontrado su propia integridad. El Leo despierto ha encontrado la joya escondida, el cáliz, en su propio corazón.
El León despierto encarna la lealtad y el honor. Es capaz de expresar amor infinito y devoción. No hay un amigo o compañero sentimental más devoto que el animal Real.
El despierto Rey León lleva una vida llena de propósito y auto-direccionada. Facilita la integración y la expresión de la voluntad colectiva. Es un sirviente consciente de la Voluntad Divina.
El León despierto ha descubierto el júbilo en su propio corazón. Se regocija en su propia inocencia como un niño de Dios. Espontáneamente facilita la apertura de los corazones de todas cuantos estén en su presencia. En la presencia de su radiante identidad propia, su carisma magnético, integridad personal y resplandeciente claridad, el mundo se enamora.

 VIRGO

La conciencia potencial de la energía del alma. El servicio.

Entramos en la fase final del verano, con el ingreso del Sol en el signo de Virgo, segundo signo de tierra y de cualidad mutable. En la naturaleza, la energía está en su máxima concentración, las flores están en pleno esplendor, los frutos comienzan a madurar, para ser cosechados o transmutados al regresar a la tierra la energía latente oculta en sus semillas. Es la mitad del año zodiacal, época en la cual los días y las noches duran lo mismo, hay un perfecto equilibrio y plena correspondencia, entre la fuerza creativa del cielo y la fuerza receptiva de la tierra, es la última fase luminosa y de crecimiento del año ya que pronto empezará a predominar la magia de la oscuridad, de lo latente y lo oculto.


Durante la primera mitad del año zodiacal que inicia con la primavera, la energía creativa que surge comienza a crecer hasta alcanzar la madurez, para entonces empezar a declinar regresando una vez más, a la madre tierra que le dio origen y que ahora retoma su energía transformada. Así los seis primeros signos, de Aries a Virgo, son los encargados del desarrollo personal y los otros seis, de Libra a Piscis son los encargados de desarrollar nuestra capacidad de relacionarnos con los otros, la sociedad y el mundo. Virgo entonces representa la última fase del desarrollo personal, es el signo en el que el ser humano sintetiza, discriminando y analizando todo lo aprendido en las etapas anteriores. Representa la parte de nosotros que busca hacer un esquema basado en experiencias del pasado, de lo que soy, lo que tengo, lo que puedo crear y una primera aproximación al mundo que me rodea antes de presentarme ante él, en el signo de Libra.


En la parte de nosotros simbolizada por Virgo aprendemos a vernos a través de nuestra interacción con el mundo real y los resultados concretos que logramos, independientemente de nuestro propósito inicial. A nivel popular se dice de Virgo que es perfeccionista, como signo de tierra es tal vez el más realista de los tres y nadie sabe mejor que ellos, que el mundo de lo real está lleno de leyes propias y circunstancias extraordinarias, que no tienen nada que ver con nuestra concepción idealizada de él y de lo que somos capaces de lograr, ya que en el mundo de lo concreto no siempre suceden las cosas como las habíamos imaginado.


Hay dos tipos de personas Virgo: los extrovertidos, que son personas para las cuales el orden en lo que les rodea es muy importante, clasifican, ordenan y acomodan todo por categorías; sus horarios, sus objetos, su ropa, sus hábitos y el mundo; y los introvertidos, estos se fijan menos en el orden externo pero mantienen orden y compostura sobre si mismos, especialmente sobre sus emociones y reacciones, buscando actuar “adecuadamente” . Ambos pueden ser obsesivos y críticos – a veces demasiado - consigo mismos y con los demás, ya que para ellos lo importante es ser eficientes y es por esto que a menudo son vistos por los demás como utilitarios. Muchos de los nacidos bajo este signo se obsesionan con el cuerpo y la salud y muchos otros con la psicología y la auto-ayuda, en realidad, son conscientes de la necesidad de prepararse en sí mismos antes de salir al mundo. Sin embargo, es verdad que les aterra lo impredecible o lo desconocido, es por esto siempre encuentran la manera de acomodar todo en patrones, rituales o esquemas lo cual los puede hacer algo rígidos en su manera de interactuar con el mundo, es importante para ellos aprender a confiar y soltar control ya que pueden ser extremadamente controladores y severos.

Disfrutan lidiando con cuestiones de logística y les encantan las herramientas y los instrumentos especializados, son muy trabajadores y prefieren hacerlo tras bambalinas, no les gusta mucho el protagonismo aunque siempre agradecen ser reconocidos por su trabajo. Son excelentes anfitriones y muy serviciales, les es importante ser útiles y a menudo confunden el ser necesitados con ser amados, les cuesta trabajo recibir ya que les gusta hacer las cosas por si mismos y esto surge de un profundo principio encerrado en el misterio del símbolo que los representa, la Virgen.


La palabra “virgen” es una palabra compleja, actualmente la relacionamos primordialmente con la castidad sexual, pero esto está muy lejos del significado original de la palabra. Antes de la cristianización de los símbolos en la época medieval, la palabra griega parthenos y la hebrea alma de las que surge la traducción bíblica de virgen, se utilizaba para nombrar a las mujeres que optaban por vivir para sí mismas, fuera de la vida familiar o matrimonial, independientemente de que fueran castas o no y se aplicaba también a madres solteras como significando una preñez “natural”. En Roma antigua las vírgenes vestales, eran la encarnación de la deidad (Vesta) y otorgaban sus favores divinos a hombres devotos, elevándolos a un estatus semi divino, en la mayoría de los casos eran cortesanas educadas en el arte del amor y el erotismo encargadas de iniciar a los guerreros ya que entonces el sexo era considerado el vehículo más inmediato a la divinidad, los llevaban a un proceso de la máxima exaltación del cuerpo, como el vehículo físico al éxtasis divino y como medio de iniciación a la hombría en la que por supuesto la pérdida de la virginidad era un paso crucial en la batalla por la búsqueda de la individualidad. En este sentido la virgen mítica, es el arquetipo de la mujer libre que está comprometida sobre todo con su ser interno y no con un hombre, su trabajo era hacerse a si mismas para entregarse a los demás. Por lo tanto la virginidad, representada por las doncellas, por la pureza de espíritu, la inocencia y la castidad, representa la energía vital no activada, latente, la no aceptación de la penetración y el cambio en la vida, es un estado, estático y latente que tiene que ser descubierto y activado para desarrollar su potencial. A nivel general es esto lo que hace Virgo, hacerse a sí mismo para entregar su habilidad y conocimiento al mundo.


Su regente es Mercurio, el dios alado y mensajero de los dioses, regente también de Géminis, pero la diferencia entre estos dos signos es que mientras a Géminis le gusta la información por el conocimiento mismo a Virgo le interesa la información en cuanto es útil para algo concreto. Por otro lado se dice que el verdadero regente de Virgo es un planeta que está por descubrirse, tal vez con cualidades que podrían asociarse al dios Vulcano o Hefaistos, fino artesano y herrero encargado de crear las armas, herramientas y emblemas de poder del Olimpo y esposo de la siempre infiel Afrodita.

La energía del alma.
En aquellos que buscan el desarrollo espiritual, es aquí en donde surge la conciencia de los dones personales, cada uno de nosotros tiene una función específica en el mundo, en nuestra sociedad y en nuestro círculo cercano y es en Virgo en donde surge la necesidad de encontrarla. En el iniciado esto surge como la emergencia de la conciencia del Alma, es aquí en donde hacemos consciente la idea de que todos tenemos una batalla personal, de que todos además de interactuar en nuestra vida cotidiana estamos en un camino de crecimiento y perfeccionamiento de nuestra naturaleza propia que genera finalmente el crecimiento y perfeccionamiento de la conciencia total de Gaia. Una vez que hemos terminado con el desarrollo personal en el proceso representado por los cinco primeros signos hasta Leo, es en Virgo en donde aparece la conciencia de que la Tierra es un lugar sagrado al igual que todo ser vivo que habita en ella y cada uno tiene una función fundamental, este principio constituye la base para una forma de relación y acción con respecto a nuestros congéneres y todas las criaturas vivas. Cuando somos capaces de reconocer nuestro lugar aparece entonces el reconocimiento de un orden impecable que permea toda la creación y que hace posible todo lo que tenemos y logramos. La conciencia de Virgo representa la necesidad básica de respetar y agradecer la función y trabajo de cada uno de los elementos - personas, animales, plantas y el mundo mineral – implicados en el proceso de recibir todo aquello que llega a nosotros, oportunidades, alimentos, personas queridas, retos, que sostienen nuestra existencia. En cada uno de los eventos que vivimos está implicado un orden y un largo proceso que involucra miles de eventos y seres que permiten su realización.

 Virgo, perfeccionando a la humanidad.

VIRGO ADORMECIDO

EL Virgo adormecido puede ser un hipocondríaco y usar sus frecuentes enfermedades para recibir atención. El Virgo adormecido puede que vaya de un médico a otro buscando una causa física de lo que es un reflejo de un desequilibrio interno. El clamor por la atención por supuesto es una táctica de distracción para evitar tomar responsabilidad por la situación que el mismo ha creado y un intento de cubrir la necesidad de una profunda labor interior.


El Virgo adormecido también puede estar obsesionado con estar saludable. A pesar de ello, expresa su comportamiento obsesivo, la negación es su fuerte. Su trabajo es una reflexión sobre su necesidad de supervivencia personal. Sus relaciones íntimas a menudo son elegidas para crear una falsa ilusión de realización emocional, es decir, para evitar su propia conexión interna con su ser.

El Virgo adormecido puede rodearse de desorden o ser compulsivamente ordenado. Si tiene una necesidad compulsiva de adquirir cosas, es un reflejo de un miedo al vacío, un miedo de no tener suficiente y un terror a los espacios vacíos. La necesidad exagerada de orden y rutina es alimentada por un miedo a lo desconocido y un miedo al cambio. De cualquier manera la externalización obsesiva de la ansiedad interior produce comportamientos compulsivos que reflejan una inestabilidad mental.


Virgo se aferra a la forma exterior porque es incapaz de acceder a sus emociones, controlar su mente y desarrollar una relación saludable con su cuerpo. El Virgo adormecido intenta sustituir la alineación interior por el orden exterior. Siempre está intentando realizar ajustes en su entorno exterior.


El Virgo adormecido constantemente está frustrado por su situación de trabajo y discute su utilidad para el grupo. A menudo está descontento y resentido porque se siente como si estuviera malgastando su vida con tareas monótonas y sin sentido. Se siente prisionero de las circunstancias, de las cuales se siente incapaz de escapar. El aburrimiento de la rutina sin sentido, a pesar de todo, sirve como una llamada para despertar y recordarle de que es capaz de cosas mucho mejores.


El Virgo adormecido a menudo elige quedarse en el mismo aburrido trabajo porque tiene miedo de enfrentarse a lo desconocido. Al mismo tiempo, resiente la servidumbre, está aburrido por la monotonía y frustrado por el anonimato de su posición. Se quejará y quejará sobre sus condiciones de trabajo, la ineptitud de sus superiores y sobre cómo está trabajando demasiado. En verdad está eligiendo seguridad y familiaridad por encima de iniciativa y cambio. Resumiendo, tiene miedo de irse. Su miedo nace de sus propias dudas sobre quién es, su valor y de manera ostentosa sobre su habilidad o calificaciones. ¿A dónde iría? En sus racionalizaciones recurre a extremos - mejor vivir con la irritante frustración que lanzarse a las profundidades de los peores escenarios imaginables como sería el desempleo y el quedarse sin hogar.
Esta confrontación es exactamente su desafío. Virgo necesita desarrollar una habilidad. Pero no una habilidad cualquiera. Virgo necesita identificar la habilidad que le permita cultivar y expresar sus obsequios. La elección acertada de habilidad y un entrenamiento exterior apropiado requiere una alineación interior consigo mismo y el propósito de su vida. La llave para salir de su propia prisión está dentro de el mismo.

VIRGO QUE ESTÁ DESPERTANDO
Enfermedad inexplicada, depresión, desempleo - las frustraciones son la llamada al despertar de Virgo. Sus cambios de humor e irritabilidad eventualmente le llevan a darse cuenta de que necesita comprender y desarrollar una relación con su propia psique, con su cuerpo y con su entorno. Debe investigar como su psique produce impacto en su cuerpo. Durante este proceso debe sintonizar su mente, emociones y cuerpo como un vehículo integrado para la expresión de su alma. Debe hacerse un instrumento de expresión y servicio divinos. La SÍNTESIS es su base. Debe integrarse dentro de el mismo para poder ofrecerse a la comunidad.
El despertamiento de Virgo empieza cuando aprende que sus desafíos son internos, no externos. Su camino espiritual empieza cuando el acepta que su curación es un proceso interno. Su camino incluye la exploración detallada de su cuerpo y la intrincada relación con su psique total. Su camino también debe incluir una detallada investigación sobre cómo integrarse en su comunidad. La psique de Virgo debe ser entrenada para ser el puente entre su cuerpo y el mundo. Debe entrenar su cuerpo para facilitar su alineación interior. Es la integración de su cuerpo, mente y emociones lo que le prepararán para servir el propósito más álgido del colectivo.


El Virgo que está despertando descubre que se siente enterrado por los dolores del mundo dado que él es demasiado responsivo a las necesidades de los demás. Se hace sensible al hecho de que su naturaleza maternal absorbe negatividad de otros, la cual inconscientemente transforma en alguna forma de crisis existencial personal. Virgo debe aprender a ser responsivo a, pero no energéticamente responsable de, los dolores y forcejeos de otros. La compasión que está fuera de lugar lleva a la depresión, ansiedad y un sentido de impotencia e inefectividad. Virgo debe aprender a dirigir su compasión a una acción dirigida y dejar el resultado en manos de un poder superior.


El Virgo que está despertando debe aprender a diferenciar entre lo que es necesario y lo que es desorden innecesario. Debe aprender a discriminar tanto mental como físicamente. Debe reconocer que confunde su mente con pensamientos innecesarios y desordena su casa con una materialidad superficial para evitar su miedo a la introspección y confrontar la oscuridad subjetiva dentro de sí mismo. Su excesiva atención a los detalles externos es un muro protector que construye para esconder su ansiedad y que otros perciban su falta de perfección. La oscuridad subjetiva que teme es donde conectará con el poder cohesivo del Amor que el ansía. Lo que evita es donde encontrará la perfección y la serenidad que tanto busca. El despertar de Virgo requiere que vaya más despacio, que esté en silencio, que medite y que se relaje.


Inicialmente el Virgo que está despertando es un crítico perfeccionista. Obsesivamente intenta purgarse de objetos y circunstancias innecesarias. Discriminatoriamente busca la mejor síntesis y solución para sus problemas y los de otros.


El Virgo que está despertando aprende a no sabotearse a sí mismo. Cambia de resignarse a aceptar el desafío de encajar las piezas del puzzle de la vida de una forma satisfactoria para él. Aprende de sus errores, en vez de verse abrumado por ellos. Acepta que su trabajo demanda y lleva su atención a proveer un excelente servicio. Su cambio de actitud, no sólo le ayuda a sobrevivir, sino que le ayuda a reclamar su poder y libera su habilidad para manejar todo lo que suceda con serenidad y fuerza interior.


La base del Virgo que está despertando es el Servicio. El quiere entender su papel en la sociedad y desear encontrar su lugar, donde puede dejar una marca y un legado.

VIRGO DESPIERTO
El Virgo despierto ha obtenido éxito en usar su cuerpo para alcanzar la integración interior de su mente, sus emociones y su intuición. El Virgo despierto es maestro de los cinco tattvas - tierra (cuerpo), aire(mente), agua (emociones), fuego(intuición) y espacio(espíritu). La materia, madre y forma son uno sólo en Virgo. A través de las lecciones del mundo material, Virgo manifiesta Luz a partir de forma. El Virgo despierto demuestra que materia y espíritu no son "sino una línea continua de expresión cósmica." Virgo comprende esta verdad a través de la atención y la conciencia alcanzados a través de la reflexión interior, la meditación, el yoga físico y el karma yoga.


El Virgo despierto está en paz fluyendo entre plenitud y vacío. Tiene un fuerte sentido de sí mismo. Está dispuesto y es capaz de acceder a niveles profundos de recursos mentales, emocionales y físico y sintetizarlos con su participación activa en el mundo. El Virgo despierto ha logrado fundir los tres mundo de la personalidad - mental, emocional y física - y los ha sintetizado en un Ser coherente que puede servir con verdadera humildad y gracia. Lleva su vida como un acto de devoción a la humanidad.
El abrigamiento y cuidado que ofrece es un reflejo del puro amor al que ha tenido acceso en el centro de su ser. Él ha descubierto que su pureza interior es el embrión de su Alma. La curación que comparte con el mundo es una expresión natural de su radiancia y presencia magnética. Su personalidad infundida por su alma ahora encarna la ley de la atracción. El atrae a sí mismo las situaciones donde mejor puede servir, y sirve con un regocijo desapegado y devoción.

 

LIBRA

La conciencia del Alma, la confrontación del Yo.


El 21 de septiembre se da el equinoccio de otoño, día en que la noche y el día son exactamente iguales en duración, en este día el Sol cruza el ecuador celeste de norte a sur, e inicia su recorrido por el signo de Libra, después de un breve período de igualdad entre luz y obscuridad, los días se harán más cortos y la temperatura comenzará a bajar. Estamos en la mitad del ciclo zodiacal, las fuerzas femeninas, oscuras, comienzan a crecer iniciando así la alquimia del otoño, que termina en el solsticio de invierno el 22 de diciembre, la noche más larga del año, entonces será la noche quien domine. Así el ingreso del Sol a Libra muestra el fin del ciclo de crecimiento y el inicio de la fase de recuperación de energía que fue desplegada en la primera mitad del año para el crecimiento de todo en la naturaleza. Conforme entramos al otoño los arboles comienzan a perder hojas. La tierra tendrá pronto la oportunidad de descansar y nutrirse durante el sueño de invierno. En nosotros también la energía empieza a concentrarse y es momento de comenzar a regresar nuestra atención hacia el crecimiento interno. Conforme progresa la estación, tendremos la oportunidad comenzar a revisar, cosechar y centrarnos más en nosotros y nuestro mundo interno, tarea que termina durante el invierno. Puede ser un buen momento para interiorizar, perfeccionar una forma de arte, aprender una técnica o continuar nuestros estudios.

Desde la visión astrológica la manifestación de todo lo que existe en este plano surge de los cuatro elementos en combinación y movimiento constante:
el Fuego, que representa la energía vital; la Tierra, símbolo de la materia; el Aire, que representa el intelecto y los procesos mentales; y el Agua, símbolo del mundo emocional. Libra representa al Aire en su manifestación de inicio (cardinal), es el único de los doce signos representado por un objeto inanimado, su símbolo es La Balanza, representa los dos extremos polarizados de la mente, ya que la polaridad absoluta solamente se da a nivel mental y no existe en el mundo de lo manifiesto en donde todo se muestra en tonos intermedios.

 

La naturaleza de Libra en su estado más elevado, está representado por Isis, la diosa de la justicia, es el estado de objetividad absoluta que está gobernada por las cualidades más profundas de la mente. Desde aquí, la visión de Libra, es imparcial y totalmente desapegada de lo material y por lo tanto fría. Está únicamente involucrada con la armonía de las ideas, tarea, muy importante y nada fácil ya que es fundamental recordar que antes de que las cosas puedan aparecer en su forma física, tiene que ser concebidas en el nivel de la mente. En Esta capacidad mental elevada de Isis, surge de la inocencia representada en la idea del Paraíso Original, en donde no había dualidad y por lo tanto no existía el egoísmo ya que no había ni yo y tú, ni mío o tuyo, ahí y el dualismo estaba contenido dentro de la unidad divina y el equilibrio perfecto. Entonces la humanidad - Eva - desafiando a la totalidad, decide tomar una fruta del árbol del conocimiento y al morder la manzana, cede a la tentación de afirmarse a sí misma, afirmando el ego y la separación y entra en el juego de la existencia material. Así nos separamos del paraíso, se pierde la inocencia y la pureza de visión se ve distorsionada por consideraciones personales. Desde aquí el hombre parte de su interpretación de la vida, como si estuviera separado del resto, de la totalidad y la verdad absolutas. El tomar la manzana, entonces, significa la caída del hombre de la gracia divina a las opiniones subjetivas del mundo.


Libra muestra en nosotros, la batalla que se da entre la búsqueda de re-unión con la Divinidad, y el manejo del deseo personal en la esfera material. Así, en esta fase del proceso evolutivo Libra enseña al hombre como balancear ambas necesidades dentro de sí.
Es en la segunda mitad del ciclo zodiacal que comienza con Libra, en la cual se llevará a cabo la confrontación del Yo y el aprendizaje del individuo para moverse y manejar el mundo que le rodea. Es el signo que representa la polarización del individuo, todo aquello que por no aceptar en nosotros tendemos a proyectar en los demás ya sea rechazándolo o admirándolo en otros y en el mundo que creamos, simboliza las relaciones de uno a uno; relaciones de pareja, de amigos cercanos, de los que nos atraen y también de los enemigos abiertos, aquellas personas que nos confrontan de manera clara y abierta y los que nos caen mal.


Contrario a lo que muchos piensan los nacidos bajo este signo no son precisamente equilibrados, ni serenos, aunque les gusta aparentar que lo son, más bien se la viven de una idea a la opuesta, para saber por cual definirse, ¡son los más indecisos del zodíaco!, y les toma mucho tiempo de análisis el poder comprometerse con algo. Es importante para ellos conceptualizar sus experiencias, les gusta crear modelos y después intentar construirlos; la relación perfecta, la carrera perfecta, la familia perfecta, etc. les gusta que su mundo esté en orden. Para ellos es muy importante la justicia, lo equitativo, la armonía y la estética. En general son personas agraciadas, atractivas y con excelentes habilidades sociales. Quisieran evitar el conflicto y la confrontación, les es importante la sensación de armonía y paz en todo lo que hacen, lo que puede llevarlos a ser fanáticos o extremistas en su búsqueda del mundo ideal. Viven en una especie de inocencia idealista y se sienten profundamente frustrados con las limitaciones humanas y la imperfección del mundo físico, es el signo más “civilizado” del zodíaco.


Los libra son personas que necesitan de otros para verse a sí mismos, tienen muchos amigos, son sociables y siempre se comportan “bien”, son conciliadores y amables, les gusta hacer sentir bien a los demás, prefiere decir nosotros que yo, les gusta hacer las cosas con alguien e involucrar a cuantos les sea posible en sus propuestas, para ellos es muy importante la relación de pareja, a veces son histriónicos, son conversadores, disfrutan un buen debate y les es difícil estar en silencio o solos. Es bajo los rayos de este signo que nacieron personas como : Heiddegger, Gershwin, Marcello Mastroniani, Brigitte Bardot, Gandhi, Jonh Lennon y Nietzsche.

El alma.
Libra muestra en nosotros, la batalla que se da entre la búsqueda de re-unión con la Divinidad, y el manejo del deseo personal en la esfera material. Así, en esta fase del proceso evolutivo Libra enseña al hombre como balancear ambas necesidades dentro de si. Representa el primer atisbo de la conciencia del Alma, es el punto en donde el ser ya formado, comienza a tomar conciencia del Alma a través del desapego y la necesidad de transmutar el deseo personal de los bienes materiales por el deseo de participación en el desarrollo personal y el orden universal. Es en esta fase que el iniciado prepara la rendición del yo - que se llevará a cabo en Escorpio - , que debe ser un yo bien formado y fuerte ya que ningún yo débil puede realmente rendirse al orden superior, pues no es capaz de discriminar entre el deseo personal y la voluntad del corazón.

Libra, equilibrando la luz del corazón

El proceso evolutivo de libra

EL LIBRA ADORMECIDO:
El Libra guiado por la personalidad o "adormecido" busca relaciones por el simple hecho de tenerlas, (está obsesionado con) relaciones porque las "necesita" para encontrar equilibrio dentro de él mismo. En los niveles inferiores de conciencia, Libra busca a alguien que puede satisfacer necesidades que no puede satisfacer él mismo. Co-dependencia es el arquetipo del Libra poco evolucionado. Tiene conciencia de los otros únicamente como vehículos de respuesta para la expresión personal, le es muy importante recibir respuesta de sus actos Ya que vive en la respuesta instintiva de acción reacción
Eventualmente, los dramas, traumas, soledad y la sensación de estar necesitado, creados por relaciones poco exitosas, sirven para obtener la atención de Libra. Estas disfunciones son usadas para hacer que Libra despierte y se haga conciente de los siguientes hechos de la Escuela Tierra:

1. Sea lo que sea lo que está buscando, debe encontrarlo dentro de él mismo.
2. Sea lo que sea lo que le falta al otro, es un reflejo de lo que le falta a él mismo.
3. Sea lo que sea lo que quiere recibir de otro, primero debe dárselo a él mismo.

La búsqueda superficial de la pareja perfecta que "deshaga las imperfecciones y lo convierta en íntegro", tarde o temprano saca a relucir suficiente discrepancias para hacer que Libra se dé cuenta que esta fantasía es una cruel ilusión. Relaciones dependientes, egocéntricas nunca funcionan como las recetas de los libros de cuento.

EL LIBRA QUE ESTA DESPERTANDO
A medida que Libra empieza a despertarse, aprende que lo que proyectamos, nos es reflejado de vuelta en nuestras relaciones. También realiza a regañadientes que las batallas exteriores son un reflejo de nuestras batallas interiores. Lo que piensa que ha sacrificado o dado demasiado a menudo está motivado por lo que quería recibir de vuelta. Estas son amargas lecciones, pero generalmente son muy efectivas para impulsar a un Libra más humilde hacia la siguiente fase de la evolución de su Alma.


El Libra que está despertando se hace más consciente de la verdadera dinámica de las relaciones. Adquiere la habilidad para separarse a sí mismo de otros. Empieza a ser capaz de diferenciar entre los propios patrones subjetivos e instintivos de reacción y los de los demás. Aprende a reconocerse a sí mismo y a otros como a seres independientes, cada uno con su propio juego de necesidades y deseos. La separación energética de él mismo de otros, le permite a Libra poner y ponerse, límites seguros y definibles.


La necesidad del "adormecido" de usar a otros y de ser victorioso, de amar por la necesidad de sentirse apasionado, o llenar el deseo personal, es sustituida por la necesidad de una compenetración equilibrada, de armonía en las relaciones humanas, y la búsqueda de compañeros sentimentales que complementen, pero no sustituyan el sendero de cada cual hacia la integridad.


En esta fase de despertar, Libra gradualmente se hace más consciente de la tensión que se produce cuando su vida no está en armonía. Para crear armonía, cultiva el juego limpio, busca maneras de equilibrar intereses conflictivos e intenta ayudar que todo el mundo vea sus necesidades satisfechas. Libra ya no se siente dejado de lado o usado cuando aprende a incluir sus propias necesidades y ser en la ecuación del "todos nosotros".
En la fase adormecida, el conflicto básico es entre uno mismo y los demás.

En la fase de despertar de la evolución del alma, el conflicto es entre "el mundo de la personalidad y las visiones del Alma." Libra se hace consciente de las oposiciones y la necesidad de trabajar con fuerzas polarizadas de tal forma que logre crear armonía.
Desde este lugar su necesidad de armonía lo lleva a extenderse hacia el arte, los negocios o la política así como a dominios más filosóficos.

El Libra Despierto
La tarea de Libra no consiste en dejar de lado a la personalidad a favor del Alma. La tarea de Libra es la de balancear e integrar todos los aspectos del Ser. Cuando la personalidad y el Alma están alineados armoniosamente, el Libra despierto se convierte en un sirviente activo y consciente de la humanidad. En su cualidad de la personificación de la Ley de las Buenas Relaciones, el Libra guiado por el Alma encuentra los puntos en común y la visión compartida que une fuerzas y personas, aparentemente opuestas. Libra es más que el pacificador, su energía sirve la humanidad como la fuerza cohesiva que teje una síntesis de intereses en situaciones delicadas y volátiles. Fundiendo ideas y estructuras sociales para lograr nuevos arquetipos para el avance del Plan de evolución.


El Libra despierto es muy hábil para lidiar con el aparente caos de fuerzas opuestas, y para percibir el hilo común que las une. El Libra despierto es capaz de armonizar unos con otros de manera que la visión compartida del grupo predomine. Estos libra no son tanto innovadores sociales como factores cohesivos en el delicado mundo de las finanzas, política y diplomacia.
Libra alcanza sus objetivos usando de forma apropiada sus dones: la inteligencia de la mente neutral, la compasión del corazón y el uso apropiado de la voluntad al tomar decisiones que alinean la voluntad humana y la Voluntad Divina.

 

ESCORPIO

La rendición del ego, la entrega del Ser

Con la entrada del Sol en Escorpión, comienza a tomar fuerza la energía de transformación en la que crece todo aquello que no está a la luz, entramos a la alquimia del otoño, el movimiento se da en lo subterráneo, lo profundo, lo oscuro. Empieza el período en el que reina la noche, la energía regresa de nuevo a la profundidad de la tierra, los días son claramente más cortos, se comienza a sentir viento frío, los árboles empiezan a perder hojas que fertilizarán la tierra de la cual surgirá la vida renovada en el próximo ciclo. A nivel humano, comienza a sentirse la presencia de la noche, llevándonos al recogimiento, se presiente ya el fin de año y el invierno.


Escorpio es un signo que ha sido mal interpretado por aquellos que no comprenden la profundidad de su simbolismo. Escorpio rige sobre la muerte, el sexo y la riqueza oculta, temas socialmente envueltos en misterio y tabú vehículos de transformación profunda y que nos han sido vedados por los sistemas de creencias con los que hemos crecido. Escorpio es el signo de la rendición del ego, es el signo en el cual se puede dar la transcendencia y la conciencia de inmortalidad del alma, es a través de las experiencias simbolizadas por él, que el hombre puede entrar en contacto con su ser inmortal, el ser espiritual y un sentido trascendental de vida.
Todo encuentro, ya sea con una persona, un proyecto o actividad nos transforma, sin embargo al creer que somos inmutables que somos “alguien”, siempre el mismo, evitamos el darnos cuenta de esto ya que nos han enseñado a temer al cambio y la impermanencia, cuando en realidad vivimos en transformación constante a cada instante de nuestra existencia. Indudablemente cada experiencia nos modifica, es así como incorporamos conocimiento y conciencia, cuando nos dejamos tocar y modificar por los eventos con los que nos encontramos. Esta dinámica implica por otro lado, en cada uno de nosotros sacrificar o entregar alguna parte nuestra y al dejarnos sentir lo que “lo otro” transforma en nosotros, y de alguna manera morir al que éramos antes. Es en este proceso que nos encontramos con la invisible y transformadora energía de Hades - Plutón, dios del inframundo, regente y señor de Escorpio, quien obliga para entrar en sus terrenos, el llegar completamente desnudos y sin ninguna posesión terrena, es solo así; sin adornos, sin elementos que cubran nuestra naturaleza interna, que podemos entrar en la parte más profunda, inocente y cruda de la naturaleza humana, la más mágica de la cual surge toda creación.

La rendición del ego.
Escorpio rige sobre la sexualidad y el deseo, temas profundamente distorsionados en la historia de la humanidad. Hemos olvidado que lo que está detrás de nuestro deseo sexual, es la inmensa fuerza de vida que opera en toda la naturaleza, es el aliento de vida que paradójicamente no somos capaces de ver hasta el momento de la muerte, cuando ya no está en este plano, es esa misma energía la que nos anima, es la creación buscando renovarse a sí misma, es gracias a ella que todo en el universo existe y en nosotros se manifiesta como deseo y pasión, es el impulso creativo de la vida misma buscando nuevas formas de expresión y es solamente rindiéndonos a ella y venerándola, que logramos entender que podemos ser amados aún en nuestra parte más cruda, nuestra parte animal y se dice también que es ahí en lo más oscuro, en donde se encuentran los tesoros ocultos, en donde podemos tocar el éxtasis de pertenecer a algo mayor, en donde somos instrumento y vehículo de la creación divina y es así, que estamos hechos a imagen y semejanza de Dios, que somos copartícipes de su creación y que podemos generar vida. Así el acto sexual, en su sentido más elevado implica la rendición del ego individual y el reconocimiento de un poder destructivo y regenerativo en nosotros mismos, ya que cada creación implica también la destrucción de formas anteriores y finalmente la destrucción de sí misma. Es este el símbolo del Ave Fénix. Por milenios en occidente nos hemos mantenido desconectados de este principio fundamental, creando tabúes y negatividad alrededor de la sexualidad, nos hemos mantenido alejados de nuestra más profunda fuerza, la fuerza creativa, es por esto que en las culturas orientales el sexo ha sido venerado como el camino más inmediato a la totalidad espiritual, es precisamente a través de la culpa y el temor que nos han separado del mayor acto de amor y comunión del cual somos capaces los seres humanos.


Escorpio rige la fuerza creadora latente de la madre tierra, misma que se aloja en el vientre femenino y es por esto que es tarea de las mujeres, el recuperar el ritual que nos lleva a la profundidad sexual a la que los hombres, no tienen acceso en sí mismos. No es nuevo el escuchar la profunda insatisfacción sexual de las mujeres, origen de tanta neurosis y violencia, no hay que olvidar que Marte, el dios de la guerra es el antiguo regente de Escorpión, cuando hay insatisfacción sexual se genera mucho enojo, es de ahí de donde surgen las guerras. Pero de la misma manera, hemos perdido como mujeres, la tarea ancestral de enseñar a los hombres el arte erótico, no podemos olvidar que han sido siempre sacerdotisas, geishas y amantes las que han iniciado a los hombres en un arte en el cual en realidad ellos no tienen la capacidad de profundidad necesaria para alcanzar el estado de éxtasis espiritual al que conduce el sexo vivido desde el Tantra o el camino del Tao sexual, ha sido también por medio de la represión de la sexualidad femenina que nos han alejado del contacto espiritual y curativo que nos brinda la sexualidad.


Escorpio, como signo de Agua, es uno de los encargados del desarrollo emocional en el ser humano, es aquí donde confrontamos los sentimientos profundos; el deseo, el instinto, los celos, la envidia, el miedo y la necesidad de control, sentimientos que pertenecen a la naturaleza humana y residen en todos nosotros, pero aquellos nacido bajo este signo tienen una perspicaz manera de percibir en sí mismos y en los demás estos sentimientos que el resto de la gente preferiríamos ignorar y a menudo su simple presencia nos confronta con esa parte oscura en nosotros.


Escorpio es un signo malentendido y temido, sin duda el más estigmatizado. A los nacidos bajo sus rayos les gusta jugar el papel de enigmáticos y misteriosos, mostrando seriedad y reserva mientras escudriñan el entorno para familiarizarse con él. Tienen mentes penetrantes, son estrategas y es verdad que ven más allá de lo ordinario, pero en la mayoría de los casos esta es una cualidad más bien difícil de manejar para ellos ya que a menudo tienen que vivir en dos realidades distintas; la de sus sentimientos y percepciones, muy atinadas por cierto y la del mundo ordinario.


Tienen una gran sensibilidad y por eso tienden a ser reservados y solitarios, aunque en realidad, detrás de esa aparente coraza hay una inmensa fragilidad emocional que busca contactos profundos y significativos, detrás de su aparente frialdad esconden un gran anhelo de contacto, intensidad y pasiones a menudo tormentosas. Tienden a comprometerse con todo lo que hacen y a menudo les cuesta trabajo entender que el resto de la gente no viva con la misma intensidad, sufriendo decepciones y desengaños. También, son empáticos y compasivos con el dolor ajeno pero son intolerantes ante la fragilidad y la flojera porque ellos entienden bien del dolor humano pero también están convencidos de que es ahí en donde está el crecimiento.


Escorpio como símbolo, es fascinante, lo encontramos representado por el escorpión, la serpiente o el dragón, todos símbolos de transformación profunda y fuerza latente, seres de sangre fría que representan el instinto y las funciones autónomas del cuerpo, la vida instintiva que va mas allá del control consciente de nuestra mente. Y es también símbolo de la muerte, pero sobretodo de la muerte del ego.
Esta época en la que el Sol ilumina este signo, es tiempo de transformación, comienza la preparación del cierre antes de fin de año, no es casual que sea ahora el festejo de día de muertos y la noche de brujas, festividades que nos recuerda venerar las fuerzas ocultas de la naturaleza, el poder oscuro femenino que opera detrás de todo nuevo inicio.

 Escorpio, renacido una y otra vez

EL SENDERO DE ESCORPIO

Cada signo astrológico tiene su singular camino evolutivo en la odisea desde la oscuridad hacia la Luz. El sendero de Escorpio desde la muerte hacia la inmortalidad es uno de los más intensivos porque Escorpio está decididamente cometido a redimir su ser inferior y encarnar su Ser Superior. Escorpio ha elegido librar la batalla y ganarla. El sendero de Escorpio consiste en alcanzar Armonía a través del Conflicto. El triunfo de Escorpio viene cuando es capaz de
integrar con éxito su Alma dentro de su personalidad y usa los poderes resultantes para el beneficio de la humanidad.

EL ESCORPION DORMIDO
El Escorpio adormecido usa su energía de forma egoísta y destructiva, en este estado, representa al ser inferior no redimido. El símbolo es el escorpión o la araña y el foco principal del impulso de vida es el egoísmo total. En este estado Escorpio esta tan imbuido en la oscuridad del inframundo que no puede experimentar su propia luz y vitalidad, y cree que debe tomar vida de otros. Usa su energía magnética en el plano astral (emocional) para seducir a otros hacia su telaraña y poder usar sus recursos para sus propios fines. Conoce perfectamente el arte de utilizar los recursos de otros. En su oscuridad, busca la destrucción de otros. Pero su danza de la muerte eventualmente termina siendo venenosa, llevándolo cada vez mas al inframundo autodestructivo, de celos, venganzas, envidias etc. Cuando ha creado suficiente dolor auto-inflingido, es obligado a despertarse o morir.

EL ESCORPIO DESPERTANDO
El despertamiento de Escorpio comienza cuando se da cuenta de que está obstaculizando su propio camino, esta fase esta simbolizad por el Águila que logra moverse entre el cielo y la tierra pudiendo así abrirse a la dualidad y comenzar su batalla interna. En este estado la naturaleza emocional de Escorpio es muy fuerte, el deseo, la ambición, la pasión y la conquista sexual reinan, sin embargo ahora busca exaltar la personalidad en vez de destruirla. Desde aquí también pueden convertirse en personas que buscan defender la fe y los ideales justos de manera apasionada, proyectando su juicio sobre las situaciones. Puede ser brusco, (como todos los Escorpio) para lograr sus metas y tenaz en la búsqueda de sus deseos, incluso cuando estos deseos sean por el bienestar de otros y no solo para si mismo, se vuelve controlador. La odisea espiritual de Escorpio empieza cuando se mira en el espejo y declara "Es mi ser subconsciente y ningún otro el que está impidiendo mi progreso”, en este lugar con la paciencia y el brillo interior del Águila, comienza a surgir en su apasionado corazón, reconoce la futilidad de las batallas generadas por el ego y se compromete a las pruebas y procesos que le llevarán a su propia redención y liberación. Finalmente da la bienvenida a los desafíos y libra las batallas que le unirán con la Verdad." El Escorpio que está despertando inicia sus pruebas y procesos por cuenta propia. Crea circunstancias donde es confrontado con ineludibles e inevitables desafíos. El propósito de sus desafíos es obligarle a sacrificar su ser inferior a favor de su Ser Superior, su ego a favor de su Alma. Los conflictos deben ser creados, batallas deben ser libradas y la oscuridad debe ser expuesta para que Escorpio pueda emerger triunfante en la luz de su propia conciencia.

EL ESCORPIO DESPIERTO
El Escorpio despierto se ha transformado a si mismo de Águila a Fénix. El discípulo surge de las cenizas de los deseos de la personalidad, irrumpiendo con su radiancia interna y poderes magnéticos y curativos para trabajar con otros por el bien común y un nuevo orden mundial. La unidad esencial del ser inferior y el ser superior se ha logrado. El ave fénix es la encarnación del ser que en la adversidad ha encontrado Amor, a través del conflicto inevitable, ha alcanzado la paz y la resurrección de la fuerza de vida, en un ser humano que en la batalla, ha reclamado su fuerza vital y conciencia superior. Ahora está preparado para llevar el aprendizaje que lo llevará a la iniciación, ya que solamente aquellos capaces de entrar en su propio infierno pueden logra la iniciación.

 
 SAGITARIO

 

Al entrar el Sol en el signo de Sagitario, el Centauro. Anuncia la última fase del otoño. Claramente los árboles comienzan a perder hojas, los colores de la naturaleza son dorados rojos y amarillos pálidos, la energía regresa de lleno a la tierra, que comienza su tiempo de descanso, el sol aunque es brillante ya no calienta y es por eso que a la sombra el viento se siente frío. Pronto el invierno comenzará a purificar con su quietud y silencio. Los días se acortan y las noches largas obligan el recogimiento, los aspectos religiosos y el contacto interno comienzan a tomar un lugar prominente en la vida cotidiana, el ánimo de fin de año es patente preparándonos para cerrar un ciclo más conforme revisamos en nuestro pasado, y damos gracias por lo que hemos vivido. Es momento también de reflexión, de contemplación, de tomar votos y resoluciones. La luz de la conciencia enfoca su rayo hacia el fin de la recolección del otoño y el inicio del sueño de invierno.

Sagitario es el tercer signo de fuego, es de cualidad mutable y representa por lo tanto gran flujo de actividad y movimiento, sobre todo a nivel interno. Está representado por el Centauro Quirón, mitad hombre mitad caballo y aquellos nacidos bajo sus rayos, están dotados con los más creativos y elevados atributos humanos, así como del poder físico del caballo para crear y construir las nuevas ideas con las que se construirá el futuro de la realidad humana. El período evolutivo representado por Sagitario muestra la batalla interna entre las fuerzas creativas y destructivas que operan en el hombre: el conflicto entre los más nobles atributos y sus más bestiales hábitos carnales. Batalla que cada uno de nosotros necesita librar para despojarnos de la personalidad y así poder movernos a una realidad más expansiva y espiritual.


Sagitario es el primero de los signos del zodíaco que representan el desarrollo de la conciencia social, aquí las fuerzas que se combinaron en Escorpio salen a la vida activamente generando el estado de preparación a través del cual surge una nueva visión de nosotros mismos, de nosotros ante el mundo. Es aquí donde adquirimos conciencia de que no estamos solos, que compartimos con otros seres humanos la batalla personal y que estamos aquí en una tarea conjunta. El símbolo mitad hombre, mitad caballo, nos muestra que como seres encarnados no podemos negar nuestra naturaleza instintiva, egoísta y animal, no podemos negar nuestro cuerpo con sus necesidades y deseos. Y nos enseña que el deseo es el motor de la vida, es lo que nos mueve a buscar, arriesgar y dejar lo conocido. Pero debe ser dirigido a fines más elevados, para canalizar la fuerza del deseo es necesario buscar la maestría de la mente sobre el instinto, es la personalidad la que debe servir a la mente elevada y no al revés. Finalmente nuestro cuerpo y nuestra personalidad son el vehículo de la manifestación en la tierra de nuestro ser espiritual, y la maestría de Sagitario nos enseña que aunque tenemos un vehículo para estar aquí en la tierra, deberíamos ser capaces de darnos cuenta que no somos eso.
El reto de Sagitario es dar un sentido a nuestra vida, tomar una dirección consciente de manera firme y consistente hacia metas más elevadas, incluir en nuestro quehacer diario un momento para la meditación, la oración o el contacto con el orden universal o divino. La pregunta que surge desde esta conciencia es: ¿cuál es el propósito de mi vida y mi existencia? La maestría y el trabajo que muestra sagitario, nos enseña que hay que ganar el derecho a obtener la respuesta a estas preguntas, cuando comenzamos a trabajar por un entendimiento más amplio y profundo de nuestra vida y somos nosotros quienes proponemos dirección a nuestra vida, al intentar construir una relación más elevada con el propósito de nuestra existencia entonces la vida nos da respuestas y nos muestra el camino.


Las flechas de Sagitario representan, los rayos de conciencia de la mente elevada y aquellos dotados de su influencia son verdaderos maestros, son guías que han aprendido no solo a través del entendimiento sino de la experiencia. Los sagitarianos aprenden por experiencia, es el signo de la asimilación vivencial del conocimiento. Pero como maestros y transmisores de sabiduría, deben trabajar en refinar su intuición del lugar y el momento adecuado de lanzar sus flechas de conocimiento para que sus enseñanzas no sean en vano y caigan en terreno fértil, es el signo del profeta. Sagitario tiene que trabajar mucho con la paciencia y la tolerancia para poder transmitir todo aquello que tiene por enseñar.

Sagitario, es por lo tanto la mente del teólogo, el filósofo, o el sociólogo que busca valores que sean apropiados y eternos y en este sentido puede ser dogmático, ya que solamente cree en su juicio personal respecto a las cuestiones del mundo. Los nacidos bajo sus rayos tienen la habilidad de hacer conexiones. Para ellos lo importante no es, la religión mística que corresponde más a Escorpio, o la fe ciega que mueve a Piscis. Su función en el mundo es la de unir, Iglesia y Estado.


Para los nacidos bajo este signo lo importante es el viaje y no la meta, les gusta aprender las cosas por experiencia propia, es por eso que son buscadores incansables. Para ellos la vida es un juego de oportunidades, que pueden llevarlos a más aventuras por venir, les encantaría poder vivirlo todo lo cual los lleva fácilmente a desviarse de su objetivo original. Necesitan mantenerse en movimiento, constantemente en la búsqueda de su ideal, de algo nuevo y emocionante. Les cuesta trabajo el compromiso cuando implica de alguna manera coartar su libertad, y no les gusta la rutina por lo que frecuentemente buscan profesiones que les den también libertad de pensamiento como la ciencia, la escritura, la filosofía y los viajes.

Es innegable ese halo de fortuna que parece rodear a los sagitarianos, relacionado con el regente del signo, Júpiter, el benéfico mayor. Pareciera que siempre aparecen en el lugar adecuado en el momento adecuado, siempre se enteran en el momento justo de las oportunidades y su optimismo les permite siempre tener el corazón y el ímpetu para tomar nuevas oportunidades generalmente prometedoras. Son muy intuitivos y capaces de correr riesgos en situaciones que para otros parecerían poco concretas o demasiado especulativas y que generalmente resultan afortunadas. Se encuentran a menudo en la disyuntiva de vivir en la ciudad y pertenecer a la “sociedad” y seguir la moda que aunque de una manera personal siempre les jala, o vivir “libres” en el campo fuera de las responsabilidades del mundo moderno.

 Sagitario, la mente superior

EL SAGITARIO ADORMECIDO
El Sagitario adormecido puede actuar indiscriminadamente, verse atraído a excesos y ser dogmático y criticón. La energía, mental está totalmente bajo la dirección del deseo emocional, sus impulsos y deseos controlan su mente. Y no es consciente de que esto es así porque su naturaleza instintiva y energías mentales no están integradas.
El Sagitario adormecido a menudo está ocupado de forma impulsiva, dado que el fuego de su mente siempre está activamente creando deseos para ser satisfechos, cosas por hacer, objetivos que perseguir. Sus energías emocionales están alocadas, usando y consumiendo sus fuerzas vitales.

 

El caballo es salvaje. Sus aventuras se ven iniciadas por una necesidad inconsciente e impulsiva de actividad y satisfacción sin dirección ni objetivos. El fuego arde en cualquier dirección que le lleve el deseo, Usa su fiera mente para crear ideales poco realistas para justificar y racionalizar sus imprácticas actividades y su egocentrismo. El Sagitario adormecido tiene impulso y motivación, pero es irresponsable e indisciplinado. La necesidad de experimentar sin tener una estructura o guía interna la llevan a malgastar su energía en actividades frívolas y poco realistas, sobre todo si es que hay alguna damisela en el camino. Desde este lugar Sagitario está totalmente identificado con el caballo y no con el conductor del carruaje.

EL SAGITARIO QUE ESTÁ DESPERTANDO
El Sagitario que está despertando se hace conciente de que debe domar e integrar sus energías mentales e instintivas. Se da cuenta de que para que sus aventuras exteriores traigan significado a su vida, debe hacer su viaje interno la primera prioridad, debe adquirir autodisciplina para lograr en el mundo práctico lo que es capaz de ver. Su verdad interior debe guiar sus actividades y definir su misión en el mundo físico. El Sagitario que está despertando debe aprender cómo enfocar su energía vital. La tarea del arquero no es la de dominar su caballo, sino la de aprender a co-crear con el, de dejarle que le guíe hacia adelante en su misión. Para hacer esto debe respetar su naturaleza animal, tratarla bien, entablar amistad con ella y de hecho amarla. Esto es una necesidad absoluta, ya que la fiera naturaleza instintiva del animal es a la vez el carburante de su vida y la mayor parte de su intuición. Sólo cuando su caballo llega a ser un aspecto estable e integrado de sí mismo será capaz de mantener una actitud sólida, mantener una mano firme, y mordaz y concentradamente visualizar y certeramente apuntar su flecha hacia su objetivo.


La razón de ser de Sagitario es (1) la definición de su propósito, (2) la orientación consciente hacia su objetivo, y (3) la adquisición de la disciplina y el arraigo necesario para lograr alcanzar sus objetivos en el mundo material. Sagitario es guiado por su visión. El deseo más ardiente del Sagitario que está despertando es el de definir su visión, establecer su propósito en la vida y decididamente apuntar su flecha hacia el sendero de su destino. El despliegue de la realidad de Sagitario es el Sendero que le lleva hacia su objetivo.

EL SAGITARIO DESPIERTO
El destino es el deseo del Sagitario despierto. Cuando la presencia del Alma comienza a ser consciente el control del deseo por la mente se transforma en la Luz de la intuición, la cual guía su camino con claridad. La naturaleza humana y su dualidad inherente dejan de atraer incluso las facetas más altruistas del carácter sagitariano, en vez de esto, el Sagitario despierto se identifica con su Alma emergiendo a su mente superior, a través de su exigencia de servir a la humanidad. Esto significa disociándose del placer y las frustraciones del dualismo humano, conforme se enfoca en el plano astral. La polarización mental y la maestría de la mente son las claves de la vida. Esto no es lo mismo que la capacidad intelectual, el Sagitario despierto domina la mente y su conocimiento, y este conocimiento junto con la experiencia se convierte en Sabiduría. Sagitario el estudiante emerge como Sagitario el maestro/ sanador/ amante de la humanidad. Se ha convertido en el visionario y el profeta. Sagitario el maestro eleva a otros y les motiva a seguir su sendero y el Plan. El visionario inspira a ciudadanos Planetarios a comprometerse con objetivos humanitarios. El profeta lleva el mundo hacia un propósito universal, despertando la humanidad a una sensación expandida del Ser y el colectivo. Sagitario es lo suficientemente sabio para saber que no puede iniciar a otros, pero es lo suficientemente carismático y dedicado llevar a sus estudiantes a las Puertas de su propio sendero y destino.

 

 CAPRICORNIO

En Diciembre tiene lugar el Solsticio de Invierno, momento en el que el Sol entra al signo de Capricornio y está en su punto máximo de inclinación sur, aquí el Sol es más débil y la tierra está en su fase más oscura, los días son fríos y las noches largas, lo que nos invita al recogimiento y la introspección. Es tiempo de venerar al elemento Tierra y el final de las cosas, es tiempo de cierre, el Solsticio de Invierno maraca el inicio del último cuarto del año, el final del ciclo. En la naturaleza, la energía de vida comienza a concentrarse y moverse dentro de la tierra, es el sueño de invierno, los árboles terminan de perder sus hojas, la tierra aparece tranquila en lo exterior, la vida se encuentra ahora en lo interior, aguardando su nueva manifestación, lo que ya no sirve es desechado para ser transformado en algo nuevo en el próximo ciclo.


Para el hombre el mundo de afuera se calma, la atención regresa a nosotros mismos y nos damos un tiempo de reflexión de lo realizado, de contacto con nosotros y nuestras necesidades de cierre y revisión y de propósitos para una oportunidad de cambio en el próximo año. Es época también de contacto con nuestra familia, de compartir y festejar con nuestra gente querida. A partir de este momento, los días comenzarán a alargarse despacio, mientras la vida en todos los reinos emerge del sueño de invierno.
Capricornio es uno de los signos mas profundos del Zodíaco, representado por el dios Amaltea - la cabra marina - una cabra con cola de pez, símbolo de la sabiduría profunda, la sabiduría del instinto y los secretos de la tierra, representa la parte de nosotros que busca vivir conforme a las leyes de la naturaleza, el instinto, el elemento de conservación de la naturaleza que además de tener la sabiduría para permitirnos sobrevivir como individuos, está al mismo tiempo al servicio de la sobrevivencia del todo. Amaltea surge del mar - el inconsciente colectivo - donde se movía libremente y - sacrificando esa libertad de movimiento - viene a la Tierra, para descubrir y reunir sus riquezas, lograr la maestría en ellas y construir. Crear estructuras sobre las cuales se construirá el mundo tangible, en donde los seres podrán prosperar y crecer. Es el encargado de dar forma a lo intangible, es servidor del hombre, sabe que el poder y la riqueza verdaderos, radican más allá del reino del Yo y de los logros mundanos. Posee la sabiduría interna para usar la riqueza en favor de las masas.


Capricornio a nivel mundano, es el carnero de montaña, el materializador del zodíaco, se encarga de construir, ya sean edificios, corporaciones, rutinas o cualidades humanas, les gusta y son capaces de aprender las leyes de las energías que gobiernan la tierra, y entienden muy bien el desarrollo de las cosas materiales, el manejo adecuado de los recursos de la tierra, en donde todo es para todos, profundizan en lo que hacen, son excelentes organizadores y jefes. Están a menudo a la cabeza de alguna empresa o como directores en instituciones gubernamentales o en el mundo político, y son también buenos médicos y en cualquiera que sea el campo en el que se muevan, buscarán llegar más alto, paso a paso, ya que creen en las jerarquías.

El iniciado.
En su nivel más elevado Capricornio es la energía que conecta lo más sutil y lo más denso, la fuerza de vida pura y el mundo de las formas, el mundo mineral. Es el resultado del aprendizaje obtenido en Sagitario, en la batalla interna entre las fuerzas destructivas y constructivas que operan en el hombre y que al ser librada nos permite ir más allá del Ego y aprender a trabajar al servicio del todo, es el signo en el que tomamos conciencia de que la Tierra y nosotros somos uno y cuando trabajamos con ella como aliada logramos un alto poder y eficacia, cuando no es así entramos en el dolor y la enfermedad. Aquí también son importantes las jerarquías, pero en diferente sentido, en su nivel más elevado el discípulo – el buscador -, ya sabe que es siempre importante dejarse guiar y servir a favor de las jerarquías superiores, por el bien del Todo, y venerar y apoyarse en las jerarquías inferiores.

 

Es el signo de la iniciación, representa el momento en el cual el discípulo estando en el lugar mas elevado como ser individual, decide rendirse a una jerarquía superior, y morir como individuo, es el momento en el cual toma conciencia de que toda la humanidad es una unidad de un ser viviente mayor, la Tierra - Gaia -. Ese es el símbolo de Cristo nacido bajo el signo de Capricornio, quien estando en la cima, se sacrifica como individuo por el bien de la humanidad como única manera de renovar el espíritu. Para lograr el nivel elevado de Capricornio es necesario conquistar los deseos del mundo y cambiarlos por el amor, y no es necesario el celibato sino hacer de la sexualidad y del deseo un acto consciente. Al rendir nuestros deseos individuales, los talentos personales que son únicos, sirven a un plan mayor y el discípulo encuentra su lugar en el mundo ya que esta conectado con el colectivo y con el universo. Es el signo del mago.

Los Capricornio, parecen regirse por sus propios tiempos, parecen distraídos sin embargo están siempre pendientes de los detalles y es que están constantemente queriendo descubrir el origen de todo, preguntándose y buscando el porqué de las cosas hasta la raíz, les gusta descubrir y descifrar el mundo desde si mismos, llegar a el entendimiento personal de lo que viven y son incansables en eso.

En la mayoría de los casos, detrás de los nativos de este signo encontramos la historia de un niño que tuvo que crecer demasiado rápido, asumiendo desde pequeño responsabilidades del mundo, debido a la falta prematura del padre o a una educación severa o con restricciones, por esta misma razón son metódicos y autosuficientes también desde pequeños y veremos en sus ojos una especie de seriedad profunda, como si estuvieran en algo importante. Son estrategas, astutos y diplomáticos, les es importante la independencia y las cuentas claras, no les gusta sentirse en deuda con nadie, tienen sus tiempos para hacer las cosas y no les gusta sentirse presionados aunque a menudo lo están por la gran carga de responsabilidades que asumen, son idealistas y quieren perfeccionar el mundo, constantemente corrigen a otros en su manera de hacer las cosas.

 

Por otro lado les cuesta trabajo recibir y pedir lo que quieren, ya que en Capricornio existe a creencia de que lo que realmente vale la pena debe de costar trabajo y por lo tanto en ocasiones no pueden apreciar aquello que les es dado, por la vida o por otros. A pesar de ser muy sensibles les es difícil lidiar con las emociones, les es difícil reconocerlas y mucho más mostrarlas ya que no les gusta nada que no puedan controlar y entender, sin embargo en su lado profundo a menudo esta un soñador idealista, o romántico que no logra descifrar porque el mundo es tan duro. Son de naturaleza práctica les gusta ponerse objetivos y cumplirlos, pueden ser muy autoexigentes y a menudo exigen a los demás lo mismo que se exigen a sí mismos.

Capricornio, el ascenso a la montaña

LA SIMBOLOGÍA DE CAPRICORNIO
Capricornio es representado por tres símbolos, los cuales corresponden a tres niveles de conciencia. 1. La Cabra-Montañesa está espiritualmente adormecida 2. La Cabra-Marina está despertándose. 3. La Cabra despierta emerge como el Unicornio.

CABRA ADORMECIDA
El Capricornio adormecido está tenazmente apegado al mundo físico, posesiones, y estatus. Está obsesionado por la idea de amasar objetos y propiedad. Su obsesión por crear un mundo de apariencias es un intento de cubrir una profunda inseguridad interior y un profundo miedo de no ver sus necesidades satisfechas.


Su visión de lo que es posible y deseable está definida por costumbres sociales, condicionamiento familiar y a menudo una mentalidad de "mantenerse al nivel del vecino". Cuando está adormecido, el Capricornio de pies en el suelo niega la base espiritual de la vida sencillamente porque no percibe nada aparte de lo que ve con sus sentidos físicos. Esta visión limitada de la realidad y un ciego apego a la forma física es el problema-raíz de las difíciles lecciones que el Capricornio adormecido debe aprender. Se le debe golpear en la cabeza para hacerle despertar a una visión expandida de la realidad. Su miope visión crea y recrea problemas de forma continua, los cuales con el paso del tiempo finalmente sirven para arrancarle de su sueño a ronquidos, a menudo semejante a un pesadilla.


Aparentemente los problemas del Capricornio adormecido son de naturaleza material. Es aprensivo sobre el no tener suficiente, perder lo que tiene y no conseguir lo que quiere. La preocupada Cabra siempre parece estar librando una batalla imposible. Miedo es el pegamento que mantiene su limitada visión del mundo, su perspectiva traumática y su excesiva carga emocional atada a su espalda. Tanto como si este equipaje proviene de vidas pasadas o vidas previas, ciertamente es kármico visto desde el punto de vista de que si la Cabra no se deshace de su carga de miedos e inseguridades, continuará recreando las mismas historias y escenarios de siempre a lo largo de su vida. A menos que abra los ojos suficientemente como para hacer más sabias decisiones, el peso de su propio miedo creará algún tipo de desastre, que a su vez servirá de alarma y cumplirá su objetivo.


El Capricornio adormecido pasa la mayoría de su tiempo golpeándose la cabeza contra la pared y persiguiendo causas perdidas. Cuando esté listo para dar fin a su dolor y encontrar una resolución integrando herramientas de los otros elementos de su caja de herramientas, comenzará a aliviar su sufrimiento auto-infringido. A medida que abandona su necesidad de programar y controlar todos los resultados y va dejando que la vida se despliegue, sus agarrotados instintos empiezan a guiarle hacia el crecimiento, oportunidades y eventualmente reconocimiento y recompensas.


La Cabra adormecida va con pies de plomo por la vida. A menudo se deprime por las poco esperanzadoras perspectivas de éxito. La Cabra adormecida a menudo parece andar un paso hacia delante y dos hacia detrás. ¡No es de extrañar que debe aprender a ser paciente! Esto cobra sentido cuando examinamos la simbología. El ancla de la cabra es su cola-marina, la cual le conecta con sus emociones y le ancla al vórtice energético de la Tierra. La energía emocional ignorada apartará a cualquiera de lo que un ego ambicioso percibe como un camino hacia la gloria. La Cabra se pierde en un intento de conectar con los mensajes de su Alma tal como le son expresados a través de sus emociones. Una vez que honra su ser por completo y escucha de buena gana a su guía interna e intuición, deja de sabotear su propio recorrido.

LA CABRA QUE ESTÁ DESPERTANDO

El Capricornio que está despertando empieza a apreciar el valor espiritual de las lecciones terrestres que ha atraído hacia sí mismo. La vida empieza a dejar de ser una carga y empieza a ser un centro de enseñanza. Formas materiales se convierten en medios para alcanzar objetivos. El dinero se convierte en un medio para alcanzar objetivos deseados, no un objetivo en sí.


Uno de los mayores momentos de cambio en su vida es cuando la Cabra reorienta su deseo de alcanzar reconocimiento y status mundano y empieza a realizar su singular contribución al mundo. Capricornio siempre estará motivado y lleno de ambición. La pregunta es, ¿qué es lo que le motiva? Cuando sus objetivos están definidos en término de servicio al mundo, Capricornio se siente menos agobiado. Su motivación interior se convierte en recurso viable y de valor para alcanzar sus objetivos. No hay nadie más trabajador que el Capricornio que está determinado a alcanzar sus objetivos. La paciencia, la fortaleza, la honestidad y la seriedad del propósito de la Cabra le vigorizarán cada paso del camino.


El elemento clave para la Cabra-Marina es el estar desapegado a la gloria e incluso el éxito de sus proyectos. DESAPEGO es el objetivo evolutivo que determina la libertad y el éxito finales de Capricornio. Esto es porque el objetivo real de Capricornio no es el objetivo en sí, sino la apreciación del Sendero y el disfrute del momento.


Es la Cabra-Marina la que nos brinda la oportunidad de comenzar un nuevo ciclo en el recorrido de nuestra Alma y dar un nuevo giro en la espiral de la evolución. La cola de la Cabra-Marina le permite establecer contacto con los apegos emocionales que están impidiendo su ascenso a la cima. Cuando chapotea su cola en el profundo mar, se libera de su carga emocional y aligera su equipaje para así poder llegar a la cima.
A pesar de que Capricornio es un signo de Tierra, la Cabra-Marina encarna tanto el elemento Agua como el elemento Tierra. Su cola-marina le permite absorber energía espiritual contenida en los minerales cristalizados en la Tierra a medida que se hunde en el profundo mar subterráneo. Es esta profunda conexión con sus raíces emocionales lo que le da a la Cabra-Marina la estabilidad y paciencia necesarias para poder escalar la montaña de la vida. Es el reconocimiento de sus emociones como la expresión de su Alma lo que le llevará a descubrir el sendero de su destino. Es la profundidad de la integración con la Tierra, su madre, lo que alimenta su sentido de seguridad. Es la experiencia de Unidad con la Tierra lo que ancla su valentía para poder hacer el ascenso a la cúspide de integridad personal y ofrecer su singular contribución al mundo.


A medida que la Cabra-Marina desarrolla el concepto de Ser como su ancla, progresivamente establece contacto con sus obsequios y talentos creativos. A medida que lleva su atención hacia dentro, establece una profunda conexión con los fluidos ritmos que vibran y fluyen a través de toda forma de vida incluyendo su propio cuerpo y la Tierra. El despertamiento de esta profunda atención en su conciencia abre su visión interna. Los dos cuerpos que simbolizan cuerpo y Espíritu, o la dualidad de la mente, se funden y el Unicornio, con tan solo un cuerno, emerge.

UNICORNIO DESPIERTO
Los dos cuernos de la Cabra-Montañesa simboliza la percepción dual de Espíritu y materia presenta en las fases no-despiertas de la conciencia. Capricornio resuelve esta dualidad cuando percibe el camuflado significado espiritual de la ambición y la esencia espiritual en toda manifestación física. El único cuerno del Unicornio simboliza una Mente, que percibe la unidad de la Materia y el Espíritu. Cuando esta unidad de Tierra y Cielo es una experiencia conciente, el Unicornio puede perseguir el Sendero de su Destino con una resolución concentrada e intencionada, con acción disciplinada y con un compromiso dedicado.
El Capricornio despierto cultiva una presencia magnética estando energéticamente presente en su cuerpo. "Estar en el aquí y ahora" es su poder y base. El flujo continuo de creatividad de Capricornio es resultado de su habilidad de experimentar la integridad y unidad de su ser. El unicornio sintoniza con el Plan Divino y alinea su voluntad con la Voluntad Divina. Su inteligencia evolucionada es capaz de sintetizar e integrar múltiples objetivos del Plan. Son acciones son resolutas y realizadas con intenciones claras. Su habla es directa. Sus intenciones son puras.


El Unicornio apunta su cuerno al Corazón de la Humanidad con el objetivo de abrir nuestros corazones y que de esta manera la Luz de cada Alma pueda relucir. La solidez de su esencia terrestre y su concentración en la realidad material hacen del Unicornio uno de los sirvientes más eficientes de Dios para la manifestación del Cielo en la Tierra.
El Unicornio vigoriza su cuerno con su ambición para abrir la puerta del Destino. Capricornio se ha liberado a sí mismo de su apego a la forma e ilusiones materiales. Es libre para servir a la humanidad y ser recompensado por su habilidad para ver y manifestar realidad espiritual aquí en la Tierra.


 ACUARIO

En Enero el Sol (la luz de la conciencia), entra en el signo de Acuario. Termina la época de retiro y comienza la volatilidad y movimiento del aire acuariano. Hay todavía vientos fríos que inician el movimiento, el cielo está limpio y el sol radiante, aunque su calor es todavía tenue. Comienza a sentirse el cambio y movimiento que antecede a la primavera, se vislumbra la mejoría del clima, la energía latente concentrada, pronto comenzará a mostrarse en brotes verdes claros de hojas nuevas, conforme el Sol vaya subiendo en su declinación y eleve la temperatura en la tierra. A nivel humano, también comenzamos a salir del letargo, poco a poco retomamos ritmo con nuestras actividades, buscando dar inicio a deseos, esperanzas y planes que han surgido de lo aprendido en el ciclo que termina. El sol de Acuario es la luz que brilla desde la oscuridad, limpiando y sanado todo aquello que debe de ser purificado y transformado para un nuevo comienzo y renovación de la energía vital.

 Acuario es el signo del Ser Humano, representa la parte más elevada del pensamiento, la mente sutil y se manifiesta en la intuición, el más alto potencial del ser humano ya que el próximo signo, Piscis, representa ya la aspiración espiritual del Ser, al poder divino que está más allá de lo humano. En su estado más elevado, Acuario representa la comprensión del Logos, principio y fundamento del mundo mental y el poder de la palabra, el “Verbo”. Y representa el momento en el cual el iniciado, representado en signo anterior, Capricornio, es capaz de transmutar los valores personales y los deseos físicos, mentales y emocionales para la expresión del Ser Superior, en este estado, el iniciado ha incorporado la conciencia de que estamos al servicio de un orden superior, que no estamos separados del todo y la consciencia de que la tierra, Gaia, es un ser consciente, un organismo vivo del cual formamos parte y para el cual trabajamos, concepto que aunque puede entenderse con el intelecto solo puede ser experimentado a través de la intuición.


Acuario como tercer signo de Aire encarna el poder de la mente intuitiva y del amor desapegado e impersonal, que aparece como amor por la vida, por la tierra y sus seres, y la maravilla de nuestra existencia. Representa la conciencia de grupo, la consciencia de pertenecer a la humanidad entera que busca desarrollar el respeto y la civilidad entre todos los seres que habitamos el planeta. Encarna la idea cristiana que pide no hacer a otros lo que no queremos que nos hagan a nosotros incluyendo en este principio a todos los seres vivos, a toda la creación. Podemos ver la energía de acuario en el revolucionario, el visionario inspirador, que en su nivel más elevado habla de un hombre que se ha perfeccionado por su comprensión de la unidad de la especie humana, y finalmente de todos los seres animados o inanimados que hacen posible la manifestación en este planeta, es el signo más civilizado de todos, y se fundamente en el respeto y la igualdad.


Su símbolo es, la diosa alada Iris, una de las deidades más bellas de la mitología, quien, con su naturaleza amable y amorosa, vierte agua una y otra vez, entre una copa de plata y otra de oro, representando así la búsqueda de la templanza y la ecuanimidad, en un constante vaivén entre la luz de la conciencia y los impulsos del inconsciente. Iris en mitología es la contraparte femenina de Hermes el mensajero de los dioses y representa la parte mas elevada de la comunicación y el don de la telepatía y la mente visionaria, concedido a todos aquellos que hablan con la verdad y tienen un pensamiento y un manejo de la palabra claro y veraz. Al mismo tiempo el signo es regido por Urano, señor del cielo y los movimientos celestes, que rige sobre el ritmo del universo y domina sobre las leyes universales o principios herméticos.

 A nivel mundano, el signo de Acuario rige sobre los impulsos eléctricos y los medios de comunicación por aire como, telégrafo, teléfono, radio y televisión, internet y comunicación vía satélite. Se asocia también con viajes por avión, viajes espaciales, cibernética y computación y todo tipo de procesamiento de datos y medios electrónicos. Se atribuyen a este signo la telepatía, los viajes astrales o desprendimientos y los fenómenos y códigos de percepción extrasensorial.

A algún nivel todos los nacidos bajo este signo son inventores y reformadores, y buscan traer un nuevo conocimiento al mundo. Tienen mentes brillantes, con las que dominan y comprenden a profundidad los temas que les interesan, a menudo tienen más de una pasión intelectual y es sorprendente la cantidad de información a la que tienen acceso cuando un tema les interesa. Por esta razón a menudo son solitarios y apasionados, muy estudiosos, autodidactas y tienen un sentido común muy agudo. Debido a su profundidad no les es fácil transmitir sus ideas a otros, ya que manejan una visión y lenguaje elevado y perciben y viven en mundos a los que no todos tenemos acceso o podemos comprender y por lo mismo aunque tienen un gran corazón y son sensibles, pueden ser intolerantes con los límites humanos. Para Acuario son muy importantes el respeto y la equidad, sin embargo les es difícil entender los móviles de personas menos evolucionadas y pueden ser muy estrictos y a veces implacables en su afán de imponer estos principios. El acuario en su manifestación menos evolucionada puede ser un verdadero fanático.

Generalmente son amables, carismáticos, excelentes conversadores, cuando se sienten en libertad para hacer lo que les gusta y tienen éxito en las empresas que llevan a cabo – lo cual sucede a menudo -, son muy generosos y les gusta compartir con los demás y frecuentemente aunque no lo buscan, tienen admiradores y lo disfrutan. Tienen la más elevada conciencia de grupo del zodíaco y les gusta trabajar para el progreso de la humanidad, ya sea desde la ciencia, la reforma política, el humanismo, la ideología, la música o el arte. Sin embargo son celosos de su espacio y necesitan trabajar solos, generalmente en algún proyecto personal. Necesitan mucha libertad, son originales y tienen un sentido del humor profundo y particular que surge de su visión amplia de todos los temas y les encanta desconcertar a la gente, cosa que hacen con gran naturalidad y desenfado.


Les es difícil lidiar con el mundo emocional y no les gusta, no lo entienden y lo consideran “bajo” por lo que pueden dar una imagen algo fría o distante y en algunos casos parecer soberbios o sentirse por encima de los demás, con cierta justificación ya que su percepción podría considerarse por encima de lo ordinario. Son pensativos, poseen cierta gracia, delicadeza y suavidad en sus movimientos, amabilidad en la voz y una tendencia a sonreír y a hablar mucho. Son fácilmente excitables, tienen un sistema nervioso muy sensible. A menudo se sienten exhaustos debido a sus divagaciones mentales, están constantemente pensando o hablando sobre lo que ocurre en sus efervescentes cabezas.

 

Trabajan tan duro creando formas de pensamiento e imágenes mentales, que pierden la perspectiva de sus limitaciones terrenas. Necesitan un centro firme, un hogar o un espacio propio a donde puedan regresar para descansar y refrescarse ya que a pesar de ser un signo de gran actividad y movimiento, su constitución no es fuerte. Para tener la capacidad de llevar a cabo aquello que visualiza en sus pensamientos, el acuariano tiene que volverse uno con el torrente que hay en su mente, esto significa que tendrá que encontrar el modo de observar lo que piensa y no pretender ser sus pensamientos y la meditación, aunque puede ser una actividad especialmente difícil para su rapidez mental, es una disciplina que podría ayudarles a este propósito y centrar su radiante mente.

ACUARIO ADORMECIDO

El Acuario adormecido no tiene una sensación anclada del ser. Dado que no tiene un centro magnético auto-conciente y coherente, atraerá a sí mismo una miríada de situaciones que no tiene nada que ver con él y le son de poco valor. Es incapaz de diferenciar, discriminar, establecer prioridad y elegir no participar en aquellos encuentros que no sirven sus mejores intereses. Lo que más tarde se convertirá en desapego ahora se manifiesta en una actitud hacia la vida vacía, superficial e incluso frívola.

El Acuario adormecido no es nada práctico, difunde su atención y malgasta su vitalidad en un enredo de confusión, lo cual a menudo produce complicaciones innecesarias en las interacciones humanas. El doloroso fin del ciclo de indiscriminadamente hacer y perder "amigos" es parte de la llamada al despertar de Acuario. Acuario debe aprender la lección de las buenas relaciones antes de poder establecer verdadera ecuanimidad en sus relaciones. Agotar sus energías en el proceso de intentar "serlo todo" para todo el mundo es parte de su proceso educativo.

Acuario es intensamente consiente de otros y sensible a los procesosde grupo. A pesar de ello, sin una firme sensación de su propio ser, puede verse impulsado a unirse a sectas o cultos donde la individualización es sustituida por la identificación con el grupo. A Acuario le gusta representar a algo más que a él mismo y poder alzarse a favor de valores colectivos. El Acuario adormecido intentará satisfacer estas necesidades fundiéndose con una masa inconsciente y dándole importancia al orden y ceremonia de grupos encabezados por carismáticos líderes.

El Acuario inconsciente personifica el intelecto científico y objetivo en su definición más limitada y estéril. En este caso, al elemento aire no le es permitida una plena circulación o interacción con los pensamientos e información universales. Es resultados es una limitada visión e interpretación del mundo, no una síntesis de compleja información.
El Acuario adormecido tiene una sensación del ser muy superficial. Constantemente busca la atención a través de acciones escandalosas e impredecibles, vestimenta poco convencional y comportamiento provocativo. Se proyecta a sí mismo en la sociedad de forma difusa y confusa. No hay una explicación lógica para sus acciones porque no usa las cualidades constructivas de la mente racional. Esta personalidad egocéntrica, incluso socio-patológica necesita auto-disciplina y dirección.

El Acuario adormecido intenta cubrir sus miedo a ser inadecuado intentando "embellecer" su singularidad. Su orgullo le motiva a demostrar que su "ser diferente" es una virtud, no una deficiencia. Es inconsciente del hecho de que tiene opciones más significativas que el intentar ser superior o no tener iguales.

El Acuario adormecido puede convertirse en una mariposa social llenando su vida de actividades sociales que no le dejan con tiempo para estar a solas, y por ello irónicamente despojándole de la oportunidad de establecer contacto con su singularidad. Intenta demostrar su ansia a pertenecer, uniéndose a numerosos grupos, identificándose con y adhiriéndose a las ideas del grupo en vez de a la suyas propias (las cuales a lo mejor ni siquiera conoce). Una de las mayores tragedias de Acuario es que puede terminar persiguiendo los sueños de otros en vez del convertirse en el líder que estaba destinado a ser.

ACUARIO QUE ESTÁ DESPERTANDO

El Acuario que está despertando a menudo es visto como un "lobo solitario" que no forma parte del grupo. Es reservado y está aislado, no por falta de interés en otros, sino porque amistades casuales y interacciones sociales superficiales no congenian con su personalidad. Puede sentir y comportarse como alguien que está fuera del grupo porque su sentido de la separación es genuino. Acuario no se adapta al comportamiento socialmente aceptado, no porque desee ser diferente, sino porque ES diferente. La inhabilidad de Acuario para desempeñar su papel en situaciones sociales de amabilidad artificial reflejan su incapacidad para ser deshonesto consigo mismo y con otros. Acuario se siente a gusto solamente en grupos que comparten un lazo más profundo, donde la unión es de naturaleza interior, no exterior. El Acuario que está despertando puede ocultar una profunda soledad ya que ansía desempeñar un papel significativo en la sociedad.

El objetivo de Acuario es el de evolucionar desde el sentirse solo en una multitud al experimentar una sensación de pertenencia incluso estando a solas. El Acuario que está despertando a menudo se ve solo, no sólo porque piensa que no será aceptado, sino porque está intentando establecer una conexión interna que verdaderamente le alinie con la conciencia de grupo. No es el carisma social (a pesar de que esta personalidad ecléctica puede tener mucho), sino una profunda conexión interior a la humanidad lo que magnetiza profundas y duraderas amistades con Acuario.

Acuario busca un intercambio profundo y significativo, el cual sólo es posible alcanzar después de haber realizado un viaje interior por uno mismo. Es la búsqueda interior, en uno mismo, lo que lleva a que uno pueda conectar con los corazones de otros y unirse juntos en un sitio donde podamos experimentar la unidad que respira a través de los milagros de nuestra singularidad.

Acuario nunca superará su percibido aislamiento dentro de la prisión de una mente estrecha. El desafío de Acuario es la de abrir su mente para así poder realizar, experimentar y encarnar Totalidad. Es a través de esta iluminación interna que el Plan Divino se transformará de una mera visión teórica a una realidad que guía sus acciones.


El Acuario que está despertando debe aprender a sentirse seguro en su propia personalidad anclándose a sí mismo en su propio centro. Desde este punto central puede moverse hacia fuera y desarrollar una atención consciente hacia el juego dinámico y las dinámicas de las energías humanas y universales. Acuario debe entrenarse "para permanecer consciente del todo en relación a su propio nivel de participación" mientras se expresa a sí mismo a través de sus esfuerzos creativos. Es parte de su proceso de despertar el tomar parte de todas las variadas corrientes de la vida humana y traer estas expresiones de creatividad de vuelta al interior de él mismo. Durante este proceso profundiza su propia concienciación interior y cultiva su propia plenitud. Después de reunir y sintetizar en su propio corazón, vuelve a compartir el nuevo nivel de información asimilada.

 El Acuario que está despertando debe reorientar su vida para pasar de ser alguien que usa a la sociedad para el beneficio personal a alguien que dedica su vida al servicio de otros. El Acuario que está despertando se hace consciente de su necesidad y de hecho capacidad para unir puntos de vista dispares tu alinearlos para el bien común.

 

ACUARIO DESPIERTO

La vida del Acuario despierto se despliega a través de una profunda conexión universal al Plan y a la Verdad. Cuando esta conexión es real, se manifiesta como un interés genuino e inclusivo en la humanidad, compasión por cada ser humano y ansia para trabajar por el bien común. Para que Acuario pueda ser consciente y desplegar su verdadero potencial, su sentido del compromiso y participación en el colectivo debe estar fundado en base a una experiencia real dentro de él mismo. No hay sustitutos para esta experiencia. Los conceptos mentales no pueden sustituir, y de hecho interfieren con, la obtención de la Mente Universal.

El Acuario despierto usa sus dones naturales para relacionarse socialmente, para alinear a los individuos de un grupo alrededor de un objetivo unificador. A través de sus esfuerzos creativos, Acuario dejará su marca en el mundo. "El flujo de su auto-expresión creativa" sintetiza la personalidad y el Alma en una unidad cohesiva.

Acuario une el cuerpo, la mente y las emociones en una única y singular expresión del Alma.

Reformadores sociales, revolucionarios, inventores se ven impulsados por la necesidad Acuariana para trabajar en busca de la libertad y la igualdad
El Acuario despierto es el Sabio. Nos enseña a confiar en el proceso de la vida. El Acarreador de Agua demuestra que la razón de nuestra existencia es la de crecer y sobrepasar nuestras percibidas limitaciones y expandirnos más allá de nuestras ilusorias fronteras.
El Acuario despierto es el observador, el testigo objetivo que permite el flujo de todos los pensamientos, emociones e impulsos. Es el proceso que permite que el cambio suceda y la libertad resulte. Dado que el Acuario despierto está desapegado, es capaz de percibir la Verdad en cada situación y permitir que la evolución suceda justo en el momento oportuno de la Planificación Divina.

Acuario nos enseña que cuanto más estemos en contacto con el Ser, más estamos en contacto con lo Universal. La conciencia individualizada se convierte en conciencia universal. Cuanto mayor sea nuestra conexión con el Ser, mayor será nuestra concienciación del Uno que es el Ser. Una conciencia expandida inevitablemente hace que uno desee servir a la humanidad.

Acuario nos enseña que el único modo de cambiar al mundo es cambiándonos a nosotros mismos. La revolución empieza dentro de uno mismo y es conseguida cuando el Alma de cada individuo brilla para que todos lo vean. La realización de Acuario consiste en despertar y permanecer despiertos.

Acuario es el Revolucionario Divino. Es la conexión Aquariana la que siembra en la necesidad de sentirnos parte de algo mayor. Es la individualidad aquariana la que nos impulsa a definir nuestra contribución. Es el espíritu aquariano el que nos une con otros y forma alianzas necesarias para lograr nuestros objetivos en común. Es la energía de Acuario la que nos ayuda a acceder al poder de grupo. Acuario sabe que "Cuando dos o más están reunidos en Su Nombre, hay Amor." Es el impulso de Acuario lo que mantiene la visión y trabaja hacia la creación de un Nuevo Milenio sostenible, igualitario y pacífico.

 

PISCIS

Alrededor del 19 de Febrero el sol entra en el signo de Piscis, el calor se empieza a sentir, los días son más limpios, con algunos vientos y de nubes blancas y con esporádicas lluvias que dan humedad a la tierra que comienza a despertar.

Dejamos la volatilidad, desapego e idealismo del aire de Acuario para entrar en la profunda sutilidad y fluidez del océano de Piscis.

Piscis en el ciclo zodiacal es el último signo y es a su vez el primero; por un lado, representa la muerte del ego, la aspiración espiritual del ser humano y el deseo del regreso a la unión; y por otro, es de este mar primigenio, de este estado de unidad y caos, del que surge toda nueva manifestación. Representa el Océano al que van a dar los ríos de experiencia recogida en el paso por los 11 signos anteriores, el inconsciente colectivo que contiene los arquetipos primarios que encontramos en todas las culturas en todos los tiempos. Muestra el final de un ciclo y el inicio de una aventura que aún no toma forma definida principio que encontramos también en la carta de “el Loco” del Tarot.

Cuando hablamos de Piscis entramos en una realidad inaccesible para la razón y la conciencia ordinaria. Se le representa con dos peces que nadan en dirección contraria y están unidos por un cordón dorado. Uno de los peces representa la conciencia finita del hombre; el otro, la infinita conciencia universal. El cordón es nuestra tierra, en donde el iniciado habrá de reunir lo material y lo espiritual. La batalla final en la que tenemos que negociar entre la necesidad de unirnos a las fuerzas profundas del alma y el deseo de lograr la maestría del mundo material.

Y esta es una de las mayores batallas internas de aquellos nacidos bajo sus rayos; la batalla entre el impulso que surge de Acuario, que es el signo anterior, de sacrificar sus necesidades y deseos personales por los de los demás, y la necesidad tomarse a si mismo a fin de hacer su vida y alcanzar sus objetivos propios, impulso que aparece en Aires, que es el signo posterior. El reto contenido en este signo es la integración interna de la existencia del Ser, en un cuerpo físico con sus limitaciones y su mortalidad, y en el Alma, cuyas fronteras son infinitamente mayores que las del cuerpo y trabaja para la totalidad.
Los piscianos son receptores supersensitivos, en su experiencia sensible se encuentra el espectro total de la condición humana y es importante entender que esta no es una facultad mental sino emocional. En el mundo emocional no hay fronteras, es ahí en donde llevamos registro y podemos acceder a la memoria mas remota del hombre. Piscis es capaz de evocar en si, todos los tipos de respuesta humana, es por esto que son compasivos por naturaleza y excelentes actores, es el signo de mayor resonancia emocional.

Piscis nos lleva al mundo de las emociones sutiles, de la sublimación, la devoción y el amor universal. Pareciera entonces que Piscis es el símbolo más elevado del zodíaco pero no es así, es solamente una fase más en el proceso de evolución y en la mayoría de los casos sus nativos son gente compleja que tiene cierta dificultad para adaptarse al mundo y la vida cotidiana, es por esto que se dice que son los incomprendidos del zodíaco.
Los nacidos bajo este signo son gente esquiva y móvil como el pez, pareciera que cambian fácilmente de opinión o de postura ante la vida pero en realidad tienen una visión mas profunda - a menudo inaccesible para otros - que los lleva a la certeza de que todo da igual, de que todo es lo mismo, ya que cualquier cosa que se haga a conciencia llevará finalmente al mismo lugar. Viven envueltos en un aire de aparente confusión y son lentos para asimilar, parecen saber siempre mucho mas de lo que dicen y así es, en su sensibilidad, tienen acceso al conocimiento universal, su camino es el de la contemplación y son muy observadores. Son sensibles, melancólicos y adaptables a veces hasta llegar al conformismo, al mismo tiempo tienen una gran capacidad de entrega y son apasionados. Son buscadores, en muchos casos en el camino espiritual o en el trabajo social, pero en muchos otros se pierden en la búsqueda de este espacio de fusión y se vuelven dependientes en extremo, es por esta razón que pueden fácilmente caer en el mundo del alcohol, las drogas, los estados alterados de conciencia o la locura. Son románticos y están siempre en espera de un mundo mejor o procurando crearlo, como signo de agua tienen algo de inocencia que a veces raya en la credulidad, son amables y confiados y aunque a menudo se encuentran con suerte y fortuna por su inquebrantable fe, otras veces en su afán de experimentar terminan decepcionados y traicionados por otros debido a su dificultad para ser objetivos o poner límites. Su principal característica es la empatía, se dice que Piscis encarna en esta existencia como última fase del desarrollo del alma, para salvar a otros o para sufrir, en el mejor de los casos es el curandero herido y de gran sabiduría, en el peor es la víctima incomprendida que busca el amor incondicional y la unión con algo inmenso que pueda protegerlo de su vulnerabilidad, busca por cualquiera de lo dos caminos, el retorno al origen, la fusión.

Siendo que Piscis representa el mundo de lo simbólico, es un signo en el cual encontramos artistas, escritores, poetas, idealistas y místicos como: Chopin, Nina Simone, George Washington, Victor Hugo, Miguel Angel, Maurice Ravel, Einstein, Nureyev y Edgar Cayce..

EL PESCADO ADORMECIDO

El Piscis adormecido permite que la basura emocional y mental se amontone en su psique a través de la negación y las fantasías. El problema consiste en que cuando el silencioso poder sin identificar del subconsciente no es reconocido, sabotea subversivamente nuestras intenciones conscientes. En nuestra confusión e ilusión culpamos a fuerzas exteriores por nuestros problemas y circunstancias.

Piscis es sensible a todo y todos. Un Piscis adormecido a menudo es víctima de su propia sensibilidad ya que es incapaz de discernir entre él mismo y las energías de su entorno. Su plexo solar está abierto y sin disciplina, lo cual le lleva a ser vulnerable a las energías del plano astral y a su propio subconsciente. Es fácil impresionarle psíquicamente y todavía no dispone de las herramientas para llevar por buen camino el alto nivel de conexión que experimenta con otros, su entorno y otras dimensiones de realidad. No dispone de las fronteras personales que le permiten separarle de los demás.

El impulso instintivo de Piscis es expresado a través de sus emociones. La conexión con el mundo de los sentimientos de los Peces adormecidos es ilógica y sin estructura. Su necesidad de expandir su repertorio de experiencias no tiene una base práctica. Sus sentimientos altruistas le llevan a abandonarse a sí mismo. Su ansia a fundirse es tan irresistible que se pierde en la fusión con otra persona y su entorno. Esta forma de auto-sacrificio es inconsciente y poco saludable.

La naturaleza expansiva del acuoso Piscis también pueden llevarle a dominar su entorno y relaciones extendiendo indiscriminadamente sus aguas (emociones y deseos) a todo y todos. "El agua se funde con todo, doblando y oscureciendo las líneas de la claridad, nublando toda separación y patrones de estructura. Así, en su afán por extenderse, Piscis tiene al nivel personal la tendencia de querer tomar el control y, a través de un sutil "filtro", a veces logra controlar su entorno de forma asombrosa.

El idealismo soñador de Piscis, inspirado por su necesidad de fundirse con el otro mundo de su mentor Neptuno, le llevan a abusar del alcohol, de las drogas y otras substancias y regocijarse en formas de comportamiento escapistas. El Piscis adormecido se ve atraído a grupos religiosos que demandan una dependencia total y se concentran en el emocionalismo y auto-sacrificio a favor del grupo (o líder del grupo). El Piscis adormecido elegirá el glamour religioso en vez de la disciplina mental que puede deshacerle del velo de la ignorancia.

 El Pescado adormecido se ahoga en un mar creado por él mismo a base de emociones indeseables e indescriptibles. Fluye tanto a favor como en contra de la corriente y es incapaz de discriminar que corriente le llevará a su destino.

El aislamiento y la sumisión son las expresiones inconscientes de lo que a un nivel más despierto de conciencia serán soledad conscientemente elegida y rendición. A menudo le negamos la expresión normal a los impulsos inconscientes. A pesar de ello, no por ello desparecen. De hecho nuestras motivaciones inconscientes, deseos y motivaciones crean nuestra realidad. A menudo son la fuente de nuestra ruina. El Pescado adormecido atrae condiciones internas y externas de impotencia, atadura, aislamiento y encarcelamiento.


Cuando está adormecido, Piscis sufre del confuso miedo de que algo o alguien está intentando controlar o destruirle. Este estado mental de miedo, el cual se convierte en paranoia, puede ser la causa de que intenta aislarse de interacciones con otros, especialmente relaciones íntimas. Pero el aislamiento tan sólo agrava sus sentimientos de soledad y la sensación de impotencia personal.

 

Adormecido, Piscis puede sacrificar su propio desarrollo y ambiciones materiales para otros motivado por una sensación de culpabilidad, obligación o un impulso instintivo de pagar una deuda o karma. El Piscis adormecido interpreta mal lo que es el auto-sacrificio, lo cual es a menudo usado como una excusa para esconder su miedo a enfrentarse a la vida. Detrás del aparente sacrificio se esconde una sensación de impotencia y la inhabilidad de manejarse para realizar los quehaceres diarios de forma práctica. En el peor de los casos, el sacrificio mal dirigido puede convertirse en auto-destrucción y auto-aniquilación. Problemas de falta de atención están relacionados con la energía de Piscis. Esta persona no sabe dónde concentrar su energía y atención. Para Piscis la única respuesta es el amorfo y omnipresente poder de Dios, el cual debe experimentar dentro de él mismo.

EL PEZ QUE ESTA DESPERTANDO

Piscis que está despertando se da cuenta de que debe reparar su dañado mundo interior, el cual está embrujado por miedo al abandono y una sensación de aislamiento. El perdonarse a uno mismo es uno de los factores claves en su búsqueda espiritual de la paz e integridad. El examinar nuestra Alma y la curación de heridas interiores son cosas que requeridas antes de que Piscis pueda dedicar su vida a su sueño de fundir a muchos con el Uno. Para responder a la llamada universal debe cultivar una sensación interior de seguridad. Piscis debe dejar de resistirse y rendirse a la intrigante aventura hacia el mundo interior del Alma. La auto-reflexión y un conocimiento más profundo de su Ser espiritual le permitirán estar a solas sin sentirse solo o abandonado.

La llamada al despertar de Piscis viene en forma de la pérdida de poder personal, viajes al hospital, o tiempo en prisiones literales o figurativas. A través de la experiencia de su propia impotencia, el Pescado se da cuenta de que no es nada sin un lazo de unión al resto de la vida. Tarde o temprano debe sacrificar su limitado ego para poder pasar a formar parte de un todo más amplio y ofrecer su energía y sabiduría en servicio del bien común.


Es a través del sendero del servicio y la rendición de la voluntad individual a favor de la Voluntad Divina como el Pescado encuentra la seguridad y la conexión que busca.
El Pescado debe aprender a nadar en el océano cósmico sin perderse. Los Piscis que están despertando empiezan a orientarse con las corrientes que sirven sus mejores intereses. Empieza a encontrar un sentido de la dirección dentro de su potencial universal. Adquiere un ritmo más consciente de su fluidez, lo cual le ayuda a alcanzar un equilibrio entre sus mareas altas y sus mareas bajas.

En las mareas altas, conecta con el Plan Divino y por ello es capaz de infundir una comprensión cohesiva a los esfuerzos comunes. Su conexión con la fuente le da un aparentemente ilimitado apoyo de recursos internos y externos de los que disponer. A medida que Piscis integra la energía práctica y concentrada de Virgo, es capaz de dar expresión a su enorme potencial.

En las mareas bajas, Piscis debe retirarse, recomponerse. Debe escurrir la esponja de todas las energías que ha absorbido durante la marea alta. Piscis siempre necesita estos momentos para recargarse espiritualmente.

El Piscis que está despertando sintoniza con valores álgidos y realidades espirituales. Aprende a integrar lo real con lo ideal, lo sagrado con lo profano y lo instintivo con lo intuitivo. A medida que empieza a discriminar, afirma su sensibilidad hacia sí mismo, otros y su entorno.

El Pescado debe aprender a establecer fronteras sin ser defensivo. Fronteras creadas a través del retiro del mundo o barreras artificialmente construidas para evitar situaciones u otros seres humanos sólo sirven para crear barreras entre el Pescado y la Fuente y nunca le harán sentirse seguro. Dos de los objetivos de las fronteras son el crear una sensación de seguridad y el formar un sentido de la identidad. Para Piscis, esto es un problema. Por su naturaleza acuosa se funde con todo y con todos. El Pescado dispone de una sola opción. Debe identificarse con la Fuente y obtener su seguridad fundiéndose con la Fuente. Todo lo que no sea identificarse y fundirse con la Luz y Amor Divinos no funcionará al no ser lo suficientemente auténtico para Piscis.

Piscis a menudo aprende sus lecciones a través de experiencias cercanas a la muerte. El mayor miedo humano es la muerte. El miedo a morir es la raíz de todo miedo. Cuando te das cuenta de que tu cuerpo muere pero tu como conciencia sobrevives, el miedo desaparece simplemente porque no es real. El miedo como una emoción que nos comunica avisos e información siempre estará ahí. Pero el miedo aferrador del que hacemos uso para tener una identidad desaparece. Ya no es necesario. Piscis nos enseña que una vez que has encontrado la muerte y experimentas que sigues con vida, la vida se vuelve más relajada y llena de amor.

EL PEZ DESPIERTO

El Pescado despierto se ha dado cuenta de que no existe otro recurso que el rendirse a la conciencia Divina. Los otros signos tienen problemas humanos que pueden distraerles de Dios. Piscis no los tiene. La alternativa de permitir que sus miedos subconscientes dominen su vida ya no es una opción. El Piscis despierto ya no puede esconderse. El Pescado se siente seguro y a salvo en Dios. Ha encontrado a su Amado. El estar enamorado se ha convertido en un estilo de vida.

 El Piscis despierto pasa del "seguir" impulsos de Piscis adormecido a "llevar" impulsos del Piscis que está despertando al "flujo" natural del verdadero sirviente de Dios. Lo desconocido que una vez fue una amenaza para el Pescado adormecido es ahora un alivio y un consuelo para el Pescado despierto.

A través de su intuición, el Piscis despierto conoce el Plan Divino. Ahora es capaz de elegir el auto-sacrificio de forma conciente y apropiada, y dedicar su vida al servicio universal sin perderse, ser víctima de abusos o ataques. Tal y como la tremenda energía de las olas del océano, la fuerza espiritual del Piscis despierto no conoce barreras y es una fuerza irresistible.

Piscis nos enseña que hay fuerzas mayores trabajando por encima de los complicados escenarios e intrigas de la mente. Piscis nos enseña a sintonizar y estar preparados y después relajarnos y seguir el flujo. Piscis nos avisa de escuchar la llamada, pero no a quedarse sentado e intentar influir cuando esa llamada vendrá. La Planificación Divina está al control. No podemos determinar la Gracia, pero podemos estar preparados para reconocer y recibirla.

El Piscis despierto es el portal a la dimensión Divina de la realidad. Una vez que se ha fundido confortablemente con el Amor Divino, puede ayudar a otros a hacer lo mismo. Piscis es capaz de oír el silencioso sonido del universo. Piscis responde a la llamada silenciosa del silencio. La herramienta de Piscis es el guante de seda, no el bate de béisbol. A Piscis sólo le hace falta gritar "Buuuuu!" y las paredes de Maya se derrumban. Piscis nos viene a contar que la fiesta ya ha empezado, "ven a celebrar la Verdad eterna que siempre ha sido, es en este momento y siempre será". Piscis nos da a conocer que ya estamos en casa. Simplemente debemos despertar para darnos cuenta este hecho.

El Piscis despierto es un dispuesto instrumento de la Gracia de Dios, una luz auto-consciente que emite la Luz de la conciencia Divina. El Piscis despierto no se doblega ante ningún dogma o sistema de creencia. (Ni siquiera existen allí donde Piscis reside.) Piscis simplemente se regocija en lo que ES.

Flotando en su nube celestial, el Piscis despierto nos recuerda "cuan sublime es el no hacer nada y descansar después."

El Piscis despierto nos ayuda a entender como acceder a soluciones para cada desafío. Nuestra mente es parte de la Mente Universal, la cual se extiende a través de la totalidad del universo. Cuando abrimos nuestra mente consciente a la Mente Universal, la sincronización abre caminos que nos guían a través de cualquier problema. A través de la Mente Universal experimentamos al universo entero como algo generoso, precioso y exento de todo lo que no es un acto de Amor.

 
Fuente: http://www.alanoken.com/

"Soul-Centered Astrology", Alan Oken